Saquean un comedor y dejan a 150 personas sin ayuda

Saquean un comedor y dejan a 150 personas sin ayuda

Un comedor comunitario del barrio San Carlos fue saqueado por desconocidos que se llevaron lo poco que tenían. Los responsables del lugar piden ayuda a la comunidad para reponer las pérdidas y continuar con su tarea social.

625
0
El comedor La Cadenita, en barrio Malvina, donde Mariel cocina para más de un centenar y medio de personas.

Por Leandro Gianello

El comedor “La cadenita”, ubicado en las calles 149 y 36, fue asaltado el fin de semana pasado durante la madrugada por sujetos que se llevaron ollas, platos y cubiertos, elementos con los que se alimentaba a las cientos de personas que todos los días acudían al espacio de contención.

La situación es complicada ya que en el lugar comen más de 150 personas, entre niños y adultos, que deben recurrir inevitablemente debido a la crisis económica y social derivada de las políticas neoliberales impulsadas por el macrismo a nivel nacional, provincial y municipal.

El comedor comunitario está situado en una zona periférica de la ciudad que, como tantas otras, ha recibido el impacto de la crisis de forma contundente, merced del desempleo y el brutal aumento de las tarifas en los servicios públicos esenciales.

“La cadenita” está golpeado por la situación límite en la que viven la gran mayoría de estos espacios de contención social en La Plata, pero a diferencia de muchos otros, prácticamente no recibe ayuda estatal y depende de donaciones de vecinos o privados.

Mariel Chaira Valdés, encargada del sitio, indicó a Contexto que a raíz del hecho “salieron a pedir prestado los elementos de cocina y vajillas para poder seguir dándole de comer a los chicos”.

“No sé si vamos a poder recuperar lo que robaron, pero por ahora y mientras tanto se solucione el inconveniente, le solicitamos a la gente que traiga sus propios platos y cubiertos”, explicó Chaira Valdéz.

A pesar de la situación endeble, quienes trabajan en el lugar se las están arreglando para continuar sirviendo la comida a los cientos de asistentes que se dividen en varios turnos diarios, mientras esperan alguna asistencia municipal o provincial que “aún no ha llegado”, dijo la responsable del comedor.

Si bien el lugar atiende a muchos chicos, expresó Valdéz, “ahora los adultos se han empezado a sumar, pero no tenemos un número exacto de cuántos son por lo que es necesario hacer un relevamiento de la cantidad de personas”.

En este momento la prioridad absoluta son los niños. “Estamos muy apurados porque la semana que viene los chicos entran en vacaciones de invierno y los comedores escolares cierran”, por lo tanto es inminente la llegada de nuevas bocas y la multiplicación de esfuerzos, alertó Valdéz.

“La cadenita” recibe cualquier tipo de donación de elementos de cocina y vajilla, y para realizarla y coordinar su entrega sólo basta con comunicarse con la titular del comedor al número 15-300-0307.


COMPARTE