Por Gabriela Calotti

Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas minoristas cayeron en junio un 9,8% frente al mismo mes del año pasado. Junio fue además el sexto mes consecutivo de caída en las ventas, dato que pone en evidencia las dificultades del sector, en particular de las empresas y comercios que tiene poco margen de liquidez para hacer frente a las subas en los costos de la actividad, frente las subas de toda índole decididas por el gobierno de Mauricio Macri.

Ese índice de la CAME es elaborado en base al consumo en las principales ciudades del país, entre las que figura La Plata, explicó a Contexto Gustavo Vétere, presidente de la Federación Empresaria de La Plata (FELP), que nuclea a 6.000 comercios locales.

Siempre de acuerdo con ese índice conocido días atrás, la mayor caída se registró en la venta de electrodomésticos (-19,2%), seguido por los materiales para la construcción (-13,6%). La venta de indumentaria registró una caída del -10,1% y la de ropa blanca -10,8%, mientras que el sector calzado vio un recorte del -7,8%.

En La Plata, donde la mayoría de los comercios de las calles 8, 9, 10, 11 y calle 12 se dedican a la venta de ropa, calzados y bijouterie, esas cifras también se hicieron sentir. Al igual que en otras grandes ciudades, la demanda de junio se concentró en las semanas previa y posterior al Día del Padre.

“Comentarios sobre las dificultades que atraviesan y sobre la caída de las ventas, se escuchan cada vez más”, afirmó Vétere antes de ser tajante sobre el panorama futuro: “esta coyuntura se va a llevar puestos a muchos negocios que no se van a poder levantar”.

“hay dos o tres locales que bajan la persiana por cuadra. Eso se ve en calle 7, en 8, en 9 y calle 12 se ve menos. En muchos centros comerciales (zonas comerciales) de La Plata va a pasar lo mismo si los índice no cambian”

“Estamos viendo que la coyuntura se está estirando”, dijo al referirse a los dichos del presidente de la Nación Mauricio Macri cuando semanas atrás aseguró que a partir del segundo semestre la economía empezaría a florecer. “El famoso segundo semestre no empezó y no sabemos cuándo va a empezar”, opinó el titular de la FELP.

Según Vétere, “hay dos o tres locales que bajan la persiana por cuadra. Eso se ve en calle 7, en 8, en 9 y calle 12 se ve menos. En muchos centros comerciales (zonas comerciales) de La Plata va a pasar lo mismo si los índice no cambian”, advirtió.

En La Plata hay entre 8 y 10.000 comercios y más de 20.000 empleados. Además de las zonas comerciales ya mencionadas, que son las más conocidas, existen muchos comercios barriales.

“Junio fue malísimo. Ahora con julio veremos porque la gente cobró el medio aguinaldo. Veremos en agosto y septiembre que son dos meses delicados”, explicó Cecilia, que tiene varios locales de ropa femenina y masculina, uno de ellos en calle 9 y otro en City Bell “donde las ventas cayeron mal”, asegura.

¿Y cuál es ahora el comportamiento de la gente? “Usan mucho las tarjetas, pero se nota que ahora no hay variedad de público como había hasta 2015. Había un movimiento continuo, todos los fines de semana y ahora no”.

Entre los aumentos que deben enfrentar los comerciantes también se destaca el costo de la mercadería que “de una temporada a otra aumentó un 30% y de invierno a invierno un 40%”.

Entre los aumentos que deben enfrentar los comerciantes también se destaca el costo de la mercadería que “de una temporada a otra aumentó un 30% y de invierno a invierno un 40%”.

Cecilia tiene dos locales, uno en el centro de La Plata y otro en City Bell y tiene tres más en sociedad en Berisso y Lomas de Zamora. Justamente el hecho de contar con varios locales le permite pilotear la situación actual a diferencia de quienes poseen un solo comercio.

“El asunto es que si no tenés respaldo no lo podés sostener muchos meses más”, asegura, antes de precisar que por el momento “no estoy viendo que echen gente. Todavía lo están bancando pero hay reducción de horarios o suprimen las horas extras”.

La dueña de un local de carteras que tiene más de 40 años en calle 8 asegura que “estamos llegando muy justos. Claro que tenemos una clientela fiel”, aclara. En su caso explica que los proveedores no aumentaron mucho porque saben que si no, no se les compra pero se queja de los impuestos que tienen que pagar.

¿Y los alquileres?

Los comerciantes y empresarios consultados explicaron que además de los impuestos que deben pagar como AFIP, ARBA y las cargas sociales, deben también pagar alquiler.

En el caso de Cecilia, precisó que por su local de Calle 9 paga 45.000 pesos de alquiler mensuales. “Ante esta situación inestable, muchos comercios prefieren alejarse un poco del centro comercial platense”.

Fuentes del sector inmobiliario consultadas por Contexto indicaron que en el centro comercial de La Plata, como mencionamos en las calles 8, 9, 10, 11 desde 47 hasta 51 y en calle 12, desde 54 hasta 64, que en los últimos años del gobierno anterior volvió a recuperar el esplendor de otras épocas, el metro cuadrado de alquiler de un local comercial se ubica en promedio en los 1.500 pesos.

“Un local de 50 m2 está en torno a los 75.000 pesos de alquiler mensual”, precisó esa fuente que admitió que “están quedando muchos locales vacíos. Se están cerrando muchos locales”.

En Argentina, la actividad comercial es la segunda actividad laboral luego del trabajo en el Estado y el deterioro en la misma puede producir un efecto dominó que sin dudas profundizará el índice de desocupación.

En Argentina, la actividad comercial es la segunda actividad laboral luego del trabajo en el Estado y el deterioro en la misma puede producir un efecto dominó que sin dudas profundizará el índice de desocupación.

Según datos de 2015 publicados por El Economista online, la Población Económicamente Activa (PEA) asciende en nuestro país a 17 millones de habitantes. El año pasado la tasa de desocupación se ubicaba en 7,7%, es decir 1.178.000 personas, según esa fuente.

En todo el país hay 1,3 millones de empleados comerciales, de los cuales casi un millón dependen del pequeño y mediano comercio, según datos de la FELP. Esta cifra “pone en evidencia su importancia en el tejido social”, subrayó Vétere.

Para ilustrar la situación en general, vale la pena señalar una encuesta reciente del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) según la cual 7 de cada 10 argentinos recorta gastos para llegar a fin de mes. Un 38,8% se vio obligado a recortar el consumo de alimentos y bebidas y un 27,7% redujo el consumo de luz, gas y combustible”…

“La gente no deja de gastar para ahorrar, no gasta porque no tiene plata”, sentencia el presidente de la Federación Empresaria platense.

“En 2001 yo tenía comercio y por suerte no tuvimos que cerrar, pero te juro que comíamos fideos todos los días”, recuerda Cecilia que no es para nada optimista sobre el futuro. “Esto recién empieza. Recién se está empezando a sufrir. Ahora habrá que ver cómo responde la gente”, reflexiona, pero insiste: “a mí me da miedo volver a lo mismo, y no pienso solamente en mi”.