Por Roberto Álvarez Mur

María Eugenia Vidal volvió a postergar, por segunda vez, la aplicación plena de la ley de paritarias municipales promulgada por Daniel Scioli durante 2015. Luego de comenzar 2016 con el impulso de suspenderla, la gestión de Cambiemos dispuso una serie de prórrogas. La demora que la gobernadora resolvió ayer impone un plazo de 90 días para la implementación definitiva.

“Ya se pospuso muchas veces la vigencia. Sospecho que tiene que ver con pedidos que algunos intendentes le habrán hecho a Vidal”, dijo a Contexto el legislador del Frente para la Victoria (FpV) y referente de los trabajadores municipales de Avellaneda, Hernán Doval. “Es importante que se reglamente, porque hay que recordar que este Gobierno también quiso suspenderla. No obstante, la reglamentación tiene aspectos que no nos parecen buenos”, agregó.

A través del decreto 784, publicado este lunes en el Boletín Oficial, la primera mandataria provincial, María Eugenia Vidal, dispuso que “se extenderá por un plazo de noventa días hábiles” la plena aplicación de la Ley de Paritarias Municipales en los casos de que las partes tengan “en curso el proceso de negociación colectiva” o aquellos en los que hagan las convocatorias en un plazo de diez días hábiles.

En este sentido, Doval señaló: “Hay cuestiones con la reglamentación que habría que rever, porque rozan la autonomía municipal. Hay una intromisión en la autonomía colectiva de las partes, eso tiene que ver con la libertad sindical. Hay que ver qué va a hacer la Federación. Ellos están en desacuerdo con el decreto y la prórroga. Acá hay una ley que se sancionó y todo el mundo parece estar de acuerdo pero que nadie termina de cumplir”.

La normativa, sancionada por la Legislatura el 20 de noviembre de 2014, y promulgada en enero de 2015 por la gestión de Scioli, había ingresado en una polémica luego de que la actual gestión amagara con suspenderla por completo. Luego de varias negociaciones entre los sindicatos y el Gobierno, se postergó por el plazo de 180 días sólo la aplicación del Régimen Supletorio de la Ley 14.656, que, entre otras cosas, contempla la antigüedad, las licencias y los pases a planta permanente.

En las modificaciones realizadas a 27 artículos de la normativa en cuestión, el Ejecutivo dispone una mayor capacidad de acción del Ministerio de Trabajo como autoridad de aplicación, siendo habilitado, tal como lo señala el nuevo artículo 60 de la ley, a “intervenir de oficio a los fines de facilitar la superación de las cuestiones que se susciten durante la negociación, así como brindar asistencia técnica”.

De la misma forma, se detalla que, cuando no hubiese acuerdo entre las partes, el Gobierno provincial “podrá proponer fórmulas conciliatorias, y a tal fin estará autorizado para realizar estudios y recabar la información necesaria que posibilite el más amplio conocimiento de las cuestiones que se traten”.

Mientras tanto, la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO) ya mostró su rechazo a la demora y continúa a la espera de la plena aplicación, donde se reclama el pase a planta permanente del personal mensualizado, la inclusión al Convenio Colectivo de Trabajo y el desarrollo de paritarias.