Por Gabriela Calotti

Decenas de productores frutihortícolas del cordón platense se concentraron una vez más frente a la Municipalidad de La Plata para que el intendente de Cambiemos, Julio Garro, les dé respuesta a los reclamos que vienen planteando desde hace meses: los incrementos en las tarifas de luz imposibles de pagar, en los alquileres de las parcelas y las pérdidas ocasionadas por el reciente temporal que dañó la producción y agravó la penosa situación de los caminos de la zona.

Los trabajadores frutihortícolas mantuvieron cortada durante varias horas la calle 12 entre 51 y 53, frente al edificio comunal, a la espera, en vano, de ser recibidos por Garro, que delegó su tarea en un “un responsable político” del municipio, explicó a Contexto uno de los impulsores de la protesta, Hipólito Madariaga, integrante de la Mesa Regional de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios.

Ese responsable municipal “se comprometió a trasladarse el próximo miércoles a 52 y 208, al límite entre Olmos y Etcheverry”, para participar de una reunión entre delegados municipales y referentes de las cooperativas y entidades campesinas zonales para que vean con sus propios ojos la situación de los pequeños productores, explicó.

Los trabajadores del campo reclaman desde hace tiempo que se mejoren los caminos, se hagan zanjas y se limpien los canales, que hasta ahora fueron mantenidos por los propios vecinos.

“Somos más de 10.000 familias que formamos el cordón frutihortícola más grande del país, con producción intensiva desde donde abastecemos a mercados concentradores”, sostuvo Madariaga.

Las fuertes y persistentes lluvias de los últimos días afectaron sobre todo a las zonas de El Peligro, El Pato, Abasto, Las Banderitas, Colonia Urquiza, Villa Elisa, Parque Pereyra Iraola, Los Porteños y Hudson.

Según la Asociación de Productores Hortícolas de La Plata, el temporal perjudicó al 50% de las plantaciones, lo cual provoca una inevitable subida de los precios y una caída de las ventas, por ejemplo en las ferias que tienen lugar en diversos espacios de la ciudad.

“Queremos discutir el tema de las tarifas de luz y ver cómo vamos a hacer con esta emergencia climática que acabamos de tener”, aseguró Mercedes Taboada, integrante del Movimiento Nacional Campesino Indígena en declaraciones al Informativo Regional que coordinan y difunden cinco radios comunitarias de la región: Futura, Estación Sur, Raíces Rock, Resistencia FM e Integración Boliviana.

“En Abasto tenemos a compañeros con las quintas inundadas por falta de infraestructura y por el mal estado de las calles”, precisó Taboada. Por eso “le planteamos a las autoridades la necesidad de contar con un protocolo de emergencia por las inclemencias del tiempo”.

La dirigente se refirió además al tarifazo en el suministro de luz que golpea fuertemente la economía de los pequeños productores y pone a muchos de ellos al borde del desastre.

“Le planteamos la reducción de tarifas porque prendemos la bomba y los que pagábamos 1.200 pesos ahora pagamos 4.000”, explicó Taboada, que también integra la Mesa Regional. “Hasta ahora no se ha hecho nada”.

Madariaga también apuntó en ese sentido: “El Gobierno tiene que entender que se usan bombas eléctricas para riego y que cuando llegue el verano será tremendo”.

El panorama es desolador porque “muchos están al borde de dejar de producir”, agregó.

Los dueños de la tierra

“¿Cómo hacemos para pagar la luz y el alquiler?”, se preguntó Taboada, antes de puntualizar que otro de los temas prioritarios para los productores de la región es la propiedad de la tierra, que quieren poner en agenda “y no nos dejan”, sostuvo.

“Ni siquiera somos propietarios de la tierra y esta es una de las cuestiones de fondo que hemos planteado como mesa regional”, indicó Taboada, antes de explicar que “acá también aparecen inmobiliarias que venden lotes… y así nos van corriendo de todos lados”.

De hecho, el 90% de los pequeños productores son arrendatarios y pagan alquileres que superan los 5.000 pesos. Más de veinte cooperativas y diversas organizaciones territoriales y campesinas forman parte de la Mesa Regional, que también integra la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO).

“Con la pérdida de la producción, ahora no sabemos cómo nos vamos a levantar, porque somos productores de alimentos y no sé si el país va a vivir a soja, trigo y maíz”, concluyó Mercedes Taboada a la espera de la próxima etapa prevista para el miércoles próximo, confiando en que las autoridades municipales cumplan la palabra que dieron a la Mesa Regional.