Un encuentro para enfrentar la parálisis de las políticas en derechos humanos

Un encuentro para enfrentar la parálisis de las políticas en derechos humanos

Militantes de 43 municipios de la provincia se reunieron el sábado en el Espacio de Memoria El Infierno, en Avellaneda. Preocupación por la falta de impulso estatal a políticas de género, diversidad, contra la violencia institucional y de memoria, verdad y justicia.

1409
0

Por Contexto

Más de doscientas personas participaron ayer del primer Encuentro Provincial de Derechos Humanos que se realizó en el Espacio de Memoria construido donde funcionó el ex centro clandestino de detención El Infierno, en Avellaneda. Fue una jornada de reflexión, discusión y propuestas para continuar y profundizar las políticas conquistadas durante el Gobierno anterior. Fue un encuentro de militantes de organismos de derechos humanos, de comisiones y direcciones de derechos humanos de 43 distritos de la provincia, en que se establecieron las bases para una red de trabajo que abarque todo el territorio bonaerense.

Las principales preocupaciones se centraron en la denuncia de una desaceleración del apoyo de los Gobiernos provincial y nacional a leyes reparatorias y el impulso de los juicios por crímenes de lesa humanidad; por el aumento de la violencia institucional y el abandono de las políticas de diversidad y género. También se pidió por la libertad de Milagro Sala y Pitu Salvatierra, y el cese a la persecución de Cristina Fernández de Kirchner. “En el país hay una emergencia en derechos humanos”, convinieron durante el plenario de cierre. El próximo encuentro se realizará el segundo fin de semana de septiembre.

Desde las diez de la mañana, los participantes discutieron en las comisiones de Lesa Humanidad (sobre Juicios y Leyes Reparatorias, Sitios y Espacios de Memoria e Investigación), de Violencia de Género/Genero y Diversidad Sexual, y de Violencia Institucional. En el cierre participaron el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi; el secretario de Derechos Humanos de Santa Cruz y nieto restituido, Horacio Pietragalla; la nieta restituida Victoria Montenegro; el H.I.J.O. y ex director nacional de formación en Derechos Humanos, Matías Moreno; la ex directora nacional de Sitios, Judith Said; y la ex directora provincial de políticas reparatorias, Marina Vega, entre otros.

“Este encuentro muestra la convicción con que la militancia trabaja en el territorio, muestra la necesidad de la continuidad de las políticas de estos últimos doce años”, analizó Vega en el cierre del encuentro.

En la misma línea, Victoria Montenegro resaltó la importancia del encuentro. “Antes del 10 de diciembre era fácil hacer estos encuentros”, dijo. Y apuntó que tanto Mauricio Macri como María Eugenia Vidal, en la nación y en la provincia, “vienen por todas nuestras conquistas y quieren que los derechos humanos se caigan de la agenda de la gente”. Pero aclaró: “No van a poder hacerlo, no porque haya sido magia, sino porque fueron doce años de abrazar esta causa y el pueblo no se olvida”.

Ferraresi, por su parte, arengó: “Hay que tener claro que ese tiempo no es para flojos ni para doblarse ni dudar. Es tiempo para los militantes que luchan toda la vida, los imprescindibles. La historia comenzó hace doscientos años y hemos tenido avances y retrocesos, y tenemos que comprender el proceso político que estamos viviendo: vienen por un nuevo exterminio. Vienen por nosotros. Vienen por la política, para mostrar que la política es lo peor que hay y por lo tanto a la Argentina la tienen que conducir los CEO de empresas”.

“Salir por arriba de los problemas”

El Encuentro Provincial fue un espacio de discusión entre militantes territoriales de los derechos humanos de 43 municipios de la provincia, algunos donde la política de derechos humanos sigue en la agenda de los Ejecutivos, otros donde comenzó a ser una preocupación desde el 10 de diciembre pasado, y también de otros donde dejó de serlo desde la misma fecha.

Llegaron desde Tandil, Bahía Blanca, Punta Alta, Villa Gesell, Berisso, Ensenada, La Plata, San Martín, Luján, Moreno, Campana, Ramallo, Tigre, La Matanza, Pergamino, San Nicolás, Malvinas, Moreno, y Avellaneda, entre otros municipios, militantes que en los últimos doce años estrecharon un vínculo de trabajo y acción colectiva en las políticas de Memoria, Verdad y Justicia en el territorio bonaerense.

En las comisiones de trabajo se manifestó la preocupación con el nuevo escenario político y el cambio de Gobierno. Y se propuso “salir por arriba de los problemas, para evitar depender de las migajas que quieran darnos la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia”, remarcaron en el plenario de cierre de la jornada.

Allí expusieron algunas conclusiones que se centraron en la preocupación por el estancamiento de las políticas de derechos humanos en la provincia. Desde la preocupación por los juicios por los crímenes de la dictadura y por las leyes reparatorias para ex detenidos desaparecidos, como la criminalización del colectivo LTGBI y el desamparo ante la violencia institucional y la violencia de género, entre otras problemáticas. Todos remarcaron cómo el Gobierno de Cambiemos instaló un contexto de vulneración de derechos.

En el plenario se puso de manifiesto el consenso principal: la construcción de una red provincial de derechos humanos que permita articular acciones, propuestas y prácticas. También se le puso fecha al próximo encuentro provincial, que será en septiembre.


 

COMPARTE