Por el tarifazo, los vecinos de Villa Gesell

Por el tarifazo, los vecinos de Villa Gesell

Aunque menos de la mitad tiene gas natural, los habitantes de la ciudad balnearia recibieron facturas con cifras de hasta 10.000 pesos que desataron una protesta colectiva y presentaciones judiciales contra la empresa BAGSA. La mayoría utiliza gas envasado.

486
0

Por Gabriela Calotti

Los vecinos de Gesell que tienen gas natural son menos de la mitad de los habitantes de la localidad. Sin embargo, la última factura llegó con aumentos de hasta 10.000 pesos, lo que llevó a varias decenas de geselinos a manifestarse frente a las oficinas de BAGSA S.A. (Buenos Aires Gas), subdistribuidora en esa zona, a impulsar una medida cautelar y presentar un recurso de amparo colectivo, negándose a pagar cifras impensables en pleno invierno.

Después de protestar esta semana frente a las puertas de las oficinas de BAGSA en la ciudad, los vecinos, apoyados por ediles y el propio intendente, impulsaron una medida cautelar confirmada por la jueza de paz Dora Jofré y un recurso de amparo para frenar el tarifazo.

En una primera etapa, el intendente Gustavo Barrera, del Frente para la Victoria (FpV), presentó una cautelar para que no se realicen cortes de suministro de gas por falta de pago por sesenta días.

La decisión judicial “favorable en cuanto a lo que peticionamos […] le da un plazo a los geselinos para que Enargas (Ente Regulador de Gas) revise el cuadro tarifario”, agregó Barrera a través de la página web de la Municipalidad.

“Esta suspensión de cortes por sesenta días posibilita que los geselinos no sufran cortes por falta de pago durante la época más fría del año”, afirmó el intendente tras la rebelión vecinal. Esos aumentos, argumentó, son “imposible de pagar” y “ponen en absoluto riesgo a los usuarios”, entre los que hay niños, ancianos y personas con discapacidades.

Como la medida alcanza a todos por igual, aunque no los afecta de la misma manera, concejales de todos los colores políticos, entre estos Atilio Roncoroni, del bloque Unidos x Una Nueva Alternativa (UNA), apellido conocido en la zona por ser el de una de las inmobiliarias más grandes, que se dedica desde hace décadas a la venta y alquiler de casas, cabañas y terrenos, se sumaron al amparo colectivo.

Fuentes de BAGSA, que depende del gasoducto de la costa que controla la distribuidora Camuzzi, indicaron a Contexto que en Villa Gesell cuentan con unos 12.000 usuarios entre todas las categorías, desde particulares, a los que llaman residenciales, hasta pequeñas industrias, fábricas y comercios.

Los vecinos que no tienen gas natural, es decir, más de la mitad, están obligados a usar gas en tubos de 45kg que por estos días cuestan 650 pesos (en febrero valían 500 pesos), o garrafas de 10kg, que ahora valen 150 pesos, cuya duración, en todos los casos, depende del grupo familiar, según consultas efectuadas a vecinos de la zona.

La ciudad de Villa Gesell, cabecera del partido del mismo nombre, fundada hacia 1931 por Carlos Gesell, cuenta con más de 31.700 habitantes, según datos del último censo nacional realizado en 2010.

Desde BAGSA indicaron que el aumento de las tarifas de gas “está limitado a 400% para residenciales y a 500% para industrias, fábricas y comercios, tal como indica la resolución del Ministerio de Energía”.

“Estamos obligados a aplicarla”, afirmó esa fuente de BAGSA, empresa que también está encargada de la ampliación de la red de gas natural a los balnearios aledaños como Mar de las Pampas, Las Gaviotas y Mar Azul. Sin embargo, la red de gas llegó hasta ahora a tan sólo un puñado de vecinos permanentes de Mar de las Pampas desde abril pasado. “Antes del 10 de julio tenemos que recibir la boleta y no tengo ni idea lo que nos puede llegar”, explicó una vecina.

“Cuando vivíamos los cuatro, un tubo nos duraba de veinte a treinta días. Sólo para termotanque y cocina. Aparte, había que comprar leña para calefaccionarnos o gastar en electricidad”, explicó.

La movilización ciudadana contra el tarifazo del gas en pleno mes de junio comenzó el lunes, cuando docentes de la escuela especial 501 empezaron a comentar entre ellos los montos de las facturas que habían recibido y que ascendían a seis mil, siete mil y hasta diez mil pesos, explicó a Página/12 Nicolás Tortarolo, delegado docente.

El paso siguiente fue convocar a una mesa multisectorial, a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) para protestar por el tarifazo y frenar su aplicación.

Con temperaturas invernales que oscilan entre los 4°C (cuando no bajo cero) y los 15°C, y una humedad que en esta época del año no baja del 80%, está claro que el suministro de gas es más que imprescindible. Por eso los vecinos de Villa Gesell piden que no sólo se frene el tarifazo, sino que el municipio sea considerado “zona fría” como Mar del Plata, que está a poco más de 100km de distancia, lo que reduciría considerablemente las tarifas.