El jardín maternal Giraluna que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Santiago López Medrano, lleva tres días de retención de tareas sin recibir a los niños y niñas debido a sus problemas de falta de personal, reducción de raciones de comida y la decisión ministerial de suprimir la carpeta por estrés de las veinticuatro trabajadoras.

Ayer por la mañana hicieron público su estado de situación en las puertas del jardín frente al Ministerio (55 entre 6 y 7).

“El director de personal del jardín nos informó el recorte de la semana de estrés, que funcionaba como vacaciones de invierno, de las que no gozamos por pertenecer al Ministerio y no a Educación”, dijo a Contexto Jimena Burgos, trabajadora del jardín. Agregó que desde el Ministerio ofrecieron vacaciones de invierno a distribuir por turnos entre las maestras, para que siga funcionando el jardín, pero recortando la semana de estrés, medida que no aceptaron. “Es una conquista que conseguimos hace dieciocho años”, afirmó Burgos.

Las trabajadoras manifestaron también su preocupación por el menú que reciben para los más chicos, que es el mismo que distribuye el Gobierno provincial en los comedores escolares, y exigieron “mejor calidad y cantidad”.

La queja del jardín se suma a los reclamos contra la gestión de María Eugenia Vidal en cuanto a la condición que atraviesan los comedores. La gobernadora duplicó el valor del cupo de estos –luego de recibir duras críticas por lo pobre que era la nutrición que aportaban–, pero sin embargo las medidas económicas del Gobierno nacional como el tarifazo y la creciente inflación que perjudican a las familias hicieron que aumenten considerablemente la cantidad de chicos que asisten a los comedores, que se ven desbordados.

Tras enterarse que desde el Ministerio les descontarán los días de retención, las maestras decidieron acudir a los gremios que las representan, ATE y SOEME. Entregaron sus reclamos en una nota firmada por los gremios, pero todavía no tuvieron respuestas, por lo que evalúan continuar con las medidas de fuerza.

Otros reclamos al Ministerio de Desarrollo Social

La organización Barrios de Pie, que tiene comedores populares en distintos puntos del conurbano bonaerense, se movilizó ayer a C.A.B.A. para presentar en la Sala Auditorio del Anexo del Senado Nacional proyectos de ley para dar respuesta a la emergencia social y ocupacional.

La presentación implica proyectos para tener Garrafa Social en todos los barrios, Boleto Estudiantil Federal y un aumento en los planes sociales para afrontar la actual crisis económica.

Barrios de Pie realizó diversas medidas de fuerza en el último mes, con ollas populares y movilizaciones, ante la negativa del Gobierno de Vidal de atender a las necesidades de los más de cuatrocientos comedores populares sostenidos por la organización.