Por Gabriela Calotti

Leyendo la tapa del diario Clarín en su versión digital la mayoría de las noticias se referían, el martes, al anuncio de Lionel Messi que dio la vuelta al mundo en cinco minutos. “Ya está. Se terminó para mí la Selección”, anunciaba el 10 la noche del domingo tras la derrota del combinado nacional ante Chile en la Copa América por segundo año consecutivo.

Macri contó que lo llamó y le dio un consejo: “que no le haga caso a las pavadas que se dicen” y que “es un regalo de Dios tener al mejor del mundo en un país tan futbolero como el nuestro”, dicen que dijo el ex presidente de Boca Juniors al pequeño gigante rosarino.

Justo abajo, otro recuadro se titulaba: “Agüero y la intimidad de Messi en el vestuario de la final”. Pero ahí no se acaba. Personalidades públicas y masivas, como el conductor Marcelo Tinelli, también estaban en la portada digital del gran diario argentino con este título. “El pedido de Tinelli a Messi: ‘no nos dejes, no aflojes’”.

Y como si fuera poco, debajo había otro recuadro emotivo: el de una maestra y su conmovedora carta a Messi pidiéndole “que afronte una presión mayor”. Instantáneamente pensé que se trataba de alguna antigua maestra de Messi, aunque la veía muy joven en la foto.

“Por favor no renuncies, no les hagas creer que en este país solo importa ganar y ser primero. No les muestres que por más éxitos que uno coseche en la vida, nunca terminará de conformar a los demás y peor aún, no les hagas sentir que deben vivir para conformar a los otros”, afirmaba la docente en su misiva.

Y de pronto apareció ante mis ojos un recuadro que arrancaba con “Casanello…”. Y pensé con sorpresa: Nooooo, ¿Casanello también habló sobre Messi? No. Casanello no habló sobre Messi. Ni siquiera hablaba el propio Casanello, sino el abogado de Leandro Báez, uno de los hijos de Lázaro Báez, pero la foto era del juez federal.

Por unas horas, Messi se apoderó de la tapa del diario de los Noble, quitándole la exclusividad a la catarata pseudoinformativa anti K de cada día.

Pero duró poco: ya al mediodía aparecía una nueva investigación periodística: “Los K financiaron otra telenovela a Andrea del Boca”.

Claro que a veces es mejor tomarse algunas imbecilidades a la chacota, mientras esperamos que Mirtha Legrand o Susana Giménez inviten a Messi antes de que se vuelva a Barcelona. A punto de ingresar en el segundo semestre de 2016, seguimos atentos, mirando por la ventana, para no perdernos la lluvia de dólares y la caída de la inflación.

Elocuentes son tres títulos de esta semana que la revista Llanto anuncia por una radio porteña: “Marcos Peña asegura que si la economía no repunta van a meter en cana a todos los kirchneristas que sean necesarios… Además, usa barba, es zurdo y pierde finales: las similitudes entre Daniel Filmus y Lionel Messi. Y en la edición especial: Kirchneristas presos. Dictaron prisión preventiva para todos los hombres y mujeres que votaron a Scioli”.