Por Leandro Gianello

La Orquesta Municipal platense se financiaba, hasta fines del año pasado, mediante un subsidio anual que la ciudad entregaba desde 1994 a una fundación intermediaria y que no se renovó luego del cambio de gestión. Tras una serie de reclamos públicos por parte de los músicos, desde la intendencia aseguraron que el aporte financiero retornaría una vez se tratara la problemática en el ámbito del Concejo Deliberante.

Pero ese debate se atrasó, por lo que los propios músicos decidieron avanzar con un anteproyecto, presentado hace 45 días, centrado en el pase a planta permanente de los trabajadores como empleados municipales.

Mientras se prolonga el inédito parate de seis meses, el más extenso en sus 52 años de historia, los integrantes de la orquesta esperan que el proyecto para incluirlos como trabajadores estables avance en el laberinto de la Subsecretaría Legal y Técnica, la comisión de Cultura y el área de Personal.

“Hasta el año 1994 éramos parte del municipio, luego dependimos de un subsidio que se cortó a fines del año pasado y que apenas alcanzaba para cubrir algunos costos”, dijo a Contexto Sergio Poli, delegado y violinista de la orquesta desde hace 32 años.

En un principio, los músicos estaban de acuerdo con que ese sustento continuara, “pero sobre la marcha decidimos cambiar el eje del reclamo para que se contemple el pase a planta, cuestión que ahora esperamos que se resuelva, ya que el expediente no se movió lo suficiente”, indicó Poli.

Al día de hoy, “la Orquesta hace seis meses que no toca y tampoco cobra. Es preocupante y muy grave que después de 52 años ininterrumpidos suceda esto, y hay veinte familias que dependen del ingreso, aunque sea mínimo, que les da este trabajo”, aseguró el violinista.

“Los tiempos legislativos no son los mismos que los de los músicos”, reflexionó Poli, pero aunque el expediente del anteproyecto continúe empantanado en los escritorios y mientras tanto surjan novedades, los músicos llevarán a cabo un concierto en julio, sólo “para volver a tener contacto con el público”, agregó el delegado.

En abril de este año, y luego de algunos conciertos de protesta frente al edificio del municipio, referentes de la orquesta lograron ser recibidos por el intendente Garro, quien se había comprometido a darle impulso a un proyecto de ordenanza en el Deliberante local que asegurara la continuidad del subsidio, tal y como venía siendo desde hace más de veinte años.

La idea era que ese proyecto se votara inmediatamente después de la primera sesión del Concejo para que la actividad programada para la temporada diera comienzo lo más pronto posible, pero la propuesta nunca avanzó y los músicos decidieron entonces luchar para que la Orquesta vuelva a ser parte componente del municipio como trabajadores de planta.