Por José Welschinger 

Al igual que sucede con los demás compromisos asumidos, “unir a los argentinos” continúa sin ser más que una promesa de campaña pendiente de Mauricio Macri. Al parecer, “cerrar la grieta” implicaría para el presidente regresar a una versión de la historia obsoleta desde el final de la Guerra fría, y superada en nuestro país desde hace al menos diez años: la teoría de los dos demonios, el relato de una guerra en la que el Ejército argentino se enfrentó estoicamente contra la amenaza del comunismo.

Marcando las prioridades de su agenda en derechos humanos (que en los últimos días incluyó un agasajo al agitador venezolano Henrique Capriles, y declaraciones antiabortistas durante otro acto oficial en Tucumán), Macri le encargó a su secretario nacional de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj, una reedición del célebre Nunca Más en la que se eliminarían los prólogos agregados en 2006. Al respecto, el funcionario off-shore sostuvo en su momento que se trató de “una deuda que teníamos desde la política, desde el Estado”, que era la de mostrar al informe “tal cual fue, sin aditamento ideológico”. La edición a la que se regresa, de 1984, construye sentido desde la base de un enfrentamiento entre fuerzas de magnitudes similares, versión desmentida en los prólogos de 2006, que analizaban y explicaban lo que fue la aplicación del terrorismo de Estado.

Para evitar que el Gobierno avance sobre esa decisión de deshacer los logros mundialmente elogiados que el país alcanzó durante la gestión del kirchnerismo, se impulsó la firma de una solicitada en Repudio a la Nueva Edición del Nunca Más, que ya cuenta con el respaldo de más de tres mil instituciones y personalidades de distintos espacios. Las firmas de Noé Jitrik, Horacio González, Adriana Puiggrós y Victor Hugo Morales se suman a las de artistas como Adriana Varela, Liliana Herrero o Cecilia Roth; además de las múltiples organizaciones institucionales y militantes que acompañan la lucha por los derechos humanos, como H.I.J.O.S. Regional La Plata, JP La Cámpora, OTRANS, Mujeres Platenses Unidas, y gran cantidad de espacios académicos como la Dirección de Derechos Humanos de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP o la Cátedra de Comunicación y Derechos Humanos de la misma Facultad. La solicitada, que se puede firmar desde Internet, permanece abierta para que todos aquellos interesados en respaldar el repudio masivo puedan hacerlo.

Una de las instituciones que convocó a firmar la carta contra la reimpresión dosdemónica del Nunca Más es la Editorial de la Universidad Nacional de La Plata (Edulp), dirigida por Facundo Ábalo. Llamando a distintos espacios universitarios e independientes para participar de esta iniciativa, Edulp se encargó de la difusión de la solicitada. Al respecto, Ábalo comentó a Contexto: “Está claro que se intentan borrar las conquistas de los últimos diez años en derechos humanos; y una editorial de la Universidad pública está obligada a pronunciarse en contra de un hecho tan grande, que no sólo ofende la memoria del pueblo, sino que también arroja serias preocupaciones sobre las intenciones de este Gobierno”.

El director de Edulp destacó una frase del texto en la que se advierte que toda reedición es a la vez una nueva lectura, y que la decisión de cercenar una parte del texto, uno de los aportes más valiosos de la democracia al Nunca Más, es una acción profundamente política, y de corte netamente ideológico.

El texto de la solicitada, íntegro:

Los abajo firmantes repudian la reciente reedición del libro Nunca más, informe de la CONADEP, impulsada por la actual Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación. 

Consideramos que la decisión del gobierno del PRO de eliminar el prólogo escrito en el año 2006, donde se revisaba la llamada “doctrina de los dos demonios” (eje del prólogo original) y se centraba la argumentación en el terrorismo de Estado, es un insulto a la memoria del pueblo argentino. 

Esta acción no puede pensarse de manera aislada. El desmantelamiento de la ex ESMA, las declaraciones del Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Darío Lopérfido, poniendo en duda la cantidad de desaparecidos, el fallo de casación que anula las condenas de Lesa Humanidad y el reciente decreto de autogobierno de las Fuerzas Armadas son la prueba de un modo de entender las políticas de Derechos Humanos más cercano a las rancias derechas y al intento de aniquilar las conquistas de la última década. 

A pesar de que el titular del organismo, Claudio Avruj, diga que se trata de un volumen “sin aditamento ideológico”, sabemos que toda reedición no es otra cosa que una nueva lectura, en este caso de la historia más dolorosa que ha marcado al pueblo argentino. En este sentido, esta decisión, profundamente política, de cercenar una parte del texto VINCULADA A SUS REESCRITURAS DEMOCRÁTICAS, representa una afrenta a la lucha inclaudicable de los organismos y una verdadera amenaza hacia delante. 

Por todo esto, rechazamos enérgicamente la lectura restauradora que hace el gobierno de Cambiemos de este texto icónico sobre la dictadura cívico militar.

Adhieren, entre otros:

Noé Jitrik, Ernestina Pais, Carlos Barragán, Víctor Hugo Morales, Horacio González, Adriana Puigróss, Adriana Varela, Luis Ziembrowski, Rita Cortese, Liliana Herrero, Cristina Banegas, Lola Berthet, Pablo Echarri, Cecilia Roth, Patricio Contreras, Tununa Mercado, Susana Torres Molina, Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, Dirección de DHH de la Facultad de Periodismo y Comuinición Social (UNLP), Asociación Miguel Bru, Agrupación Rodolfo Walsh, Secretaria de DDHH ADULP, Maestría Comunicación y DDHH (UNLP), Cátedra de Comunicación y DDHH Facultad (UNLP), MPR Quebracho, Corriente de Trabajadores Nuestramericana 19 de diciembre, CTA Anibal Verón, Unidos y organizados, Movimiento Estudiantil Liberación, Asociación Nacional de Ex Presos Políticos, Area de DDHH de la Facultad de Trabajo Social (UNLP), JP Cámpora, Kolina, Encuentro Nacional Popular Latinoamericano, Agrupación HIJOS del 55, Espacio Cultural Jauretche, Confluencia 25 de Mayo, Espacio cultural jauretche, Mujeres Platenses Unidas, Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, Asociación Nacional de Ex Presos Políticos, Peronismo Militante, HIJOS Regional La Plata, Hijos Provincia de Buenos Aires, OTRANS, Asociación Miguel Bru, Frente de Mujeres Platenses Unidas, Colectivo de comunicación y cultura medio limón, y siguen las firmas.