Intendentes del FpV donan parte de su sueldo a las Abuelas

Intendentes del FpV donan parte de su sueldo a las Abuelas

El primer paso lo dio el jefe comunal de Escobar, Ariel Sujarchuk, quien acordó con Estela de Carlotto que sesenta funcionarios donarán voluntariamente un porcentaje de su salario para la búsqueda de los nietos apropiados en dictadura. Se sumaron otros doce distritos.

58248
0

Por Contexto

A los nietos los buscamos entre todos. Con esa idea como Norte, trece municipios bonaerenses se sumaron ayer a la campaña de aportes de Abuelas de Plaza de Mayo para contribuir monetariamente con la búsqueda de los más de cuatrocientos bebes apropiados durante la dictadura cívico-militar que restan encontrar. El primer paso lo dio ayer el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, quien firmó junto a Estela de Carlotto un Acuerdo de Cooperación y Complementación, a través del cual el jefe comunal, funcionarios y concejales donarán parte de su sueldo a la tarea del organismo de derechos humanos.

El acuerdo se firmó en la Casa de la Cultura de esa localidad, en un acto del que participó Sujarchuk y la presidenta del organismo de derechos humanos, con lo que Escobar se convirtió en el primer municipio en colaborar con la campaña “Por más abrazos, por más encuentros”. De esta forma, los intendentes del Frente para la Victoria (FpV) fortalecen el respaldo a la tarea de búsqueda que el Estado nacional disminuyó con el gobierno de Cambiemos.

Del acto también participaron la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y los intendentes de San Martín, Gabriel Katopodis, de Hurlingham, Juan Horacio Zabaleta, de Merlo, Gustavo Menéndez, de Mercedes, Juan Ustarroz, y de Navarro, Santiago Maggiotti, además de representantes de los municipios de Malvinas Argentinas, Almirante Brown y Zárate. Todas esas localidades firmarán en los próximos días el acuerdo.

“Cada funcionario va a hacer una donación mensual a título personal de un porcentaje de su sueldo a las Abuelas, porque acá en Escobar estamos convencidos de que a los nietos los tenemos que buscar entre todos”, explicó la secretaria de Derechos Humanos del Municipio de Escobar, Flavia Batisttiol.

Con el acuerdo, a partir del próximo mes los funcionarios municipales hasta el rango de director donarán un porcentaje de sus salarios. En total serán –incluido el intendente– sesenta personas las que aportarán a la tarea de Abuelas.

“Hay muchas maneras de decir que no y una es el apriete económico, como lo es también el silencio. Son maneras cobardes de decir que no. Ninguno de los intendentes que estamos acá dejamos nuestras convicciones en la puerta de nuestras municipalidades”, dijo Sujarchuk tras firmar el acuerdo. Y apuntó: “Cuando les conté sobre esta idea, se sumaron ellos y muchos más. Porque tenemos claras dos cosas: que no somos buenos intendentes si no caminamos por la calle y que no somos buenos militantes si no miramos a nuestros compañeros a los ojos”.

Por su parte, Estela remarcó que la de ayer fue su primera visita al municipio que supo ser gobernado por el genocida condenado Luis Patti. “Estar en Escobar es para mí el fortalecimiento de la esperanza”, dijo. Y apuntó: “Hoy veo en esta ciudad buenas ideas, sentimientos claros, reivindicaciones basadas en la justicia social, que es lo mismo por lo que pelearon nuestros hijos. Los tiempos no siempre son los mismos, pero estamos fuertes”.