Por Leandro Gianello

El prólogo del año 2006 revisaba la teoría “de los demonios” que era la base del Nunca Más original publicado por primera vez por la Conadep en 1984, cambiando esa premisa por una argumentación sobre la implementación del terrorismo de Estado.

Ahora, la nueva edición del libro, publicada por la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, que encabeza Claudio Avruj, prescinde del texto que se elaboró en conmemoración de los treinta años del golpe cívico-militar de 1976.

El cambio no es casual y, según indican en una solicitada firmada por diversas personalidades, entidades y organizaciones de derechos humanos y a la que puede adherirse quien lo desee, “es un insulto a la memoria del pueblo argentino” y el resultado de una acción que “no puede pensarse de manera aislada”.

“El desmantelamiento de la ex ESMA, las declaraciones del ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Darío Lopérfido, poniendo en duda la cantidad de desaparecidos, el fallo de casación que anula las condenas de lesa humanidad y el reciente decreto de autogobierno de las Fuerzas Armadas” coinciden en esta línea ideológica y “son la prueba de un modo de entender las políticas de derechos humanos más cercano a las rancias derechas y al intento de aniquilar las conquistas de la última década”, explicaron en el texto.

Con el repudio a la nueva edición se busca generar conciencia sobre esta acción sigilosa del Gobierno macrista, presentada durante la última Feria del Libro en el marco del 40° aniversario del golpe de Estado, pero que no fue difundida a la prensa, al menos de forma directa.

La periodista Alejandra Dandan indicó en una nota publicada el domingo pasado en el matutino porteño Página/12 que durante la presentación del libro, realizada el 8 de mayo pasado, Claudio Avruj explicó que la edición “muestra al Informe ‘tal cual fue’, ‘sin aditamento ideológico’, una deuda que teníamos desde la política, desde el Estado”.

Dandan reveló que Avruj “estuvo acompañado en la mesa por Graciela Fernández Meijide” junto a “Norma Morandini y Alejandro Rozitchner, quien sin ponerse colorado habló de ‘la violencia y falta de respeto de los derechos humanos de los grupos insurgentes’”.

Semejante declaración y velada proclama viene de la mano de la “habilitación de este Estado macrista hacia la memoria de las dos violencias que, a veces con más disimulo y otras con menos, queda reflejado en los relatos de los funcionarios de primera línea”, denunció Dandan.

La solicitada agrega que “a pesar de que el titular del organismo, Claudio Avruj, diga que se trata de un volumen ‘sin aditamento ideológico’, sabemos que toda reedición no es otra cosa que una nueva lectura, en este caso de la historia más dolorosa que ha marcado al pueblo argentino”.

“En este sentido, esta decisión, profundamente política, de cercenar una parte del texto vinculada a sus reescrituras democráticas, representa una afrenta a la lucha inclaudicable de los organismos y una verdadera amenaza hacia delante”, por lo que rechazan “enérgicamente la lectura restauradora que hace el gobierno de Cambiemos” de un escrito icónico sobre la dictadura cívico-militar.

El libro Nunca Más es un producto de nueves meses de trabajo de una comisión de personalidades convocada por el Gobierno de Raúl Alfonsín, que entregó sus conclusiones el 20 de septiembre de 1984 en un informe que demostró, entre otras cosas, el carácter sistemático y masivo de la represión militar que aplicó la dictadura, y que al año siguiente sirvió como base para el Juicio a las Juntas, siendo aún hoy esencial en los procesos legales contra los acusados de violaciones de los derechos humanos en todo el país.

Al cumplirse los treinta años del golpe de Estado, en 2006, el entonces Gobierno de Néstor Kirchner impulsó una reedición del libro en la que se actualizó el anexo donde figuran los nombres de los desaparecidos, cuyos secuestros fueron denunciados ante la Conadep y la Secretaría de Derechos Humanos, y la lista de los centros clandestinos de detención, agregando también una nueva introducción sin reemplazar la anterior.

De acuerdo con la información de la editorial Eudeba, encargada de publicar el texto, esta décima edición, que consta de 3.500 ejemplares, terminó de imprimirse en abril, con la única diferencia que hasta ahora todas las que se hicieron desde 2006 incluyeron el prólogo de los treinta años.


Para adherir a la solicitada ingrese aquí