Cortes de luz: la impunidad PRO de EDELAP

Cortes de luz: la impunidad PRO de EDELAP

Crecen las protestas por el deficiente servicio eléctrico que brinda la empresa monopólica en el Gran La Plata, pero a ninguna autoridad macrista parece importarle mucho. Sólo procuran asegurarle una mayor rentabilidad sin inversión alguna.

1086
0

Por Fernando M. López

María Eugenia Vidal fue rápida para autorizar el tarifazo de los servicios públicos en la provincia de Buenos Aires, justificarlos y apelar el fallo del juez Luis Arias que frenó las subas en la luz. En su defensa de los intereses concentrados, la gobernadora incluso intentó desinformar a la población y llamó a pagar las boletas con los aumentos mientras se resuelve la disputa judicial. Lo hizo al mismo tiempo que el Organismo de Control de Energía Eléctrica bonaerense (OCEBA) ordenaba a las empresas distribuidoras (EDELAP, EDES, EDEA y EDEN) y cooperativas eléctricas refacturar de acuerdo a lo resuelto por el magistrado en lo contencioso administrativo platense.

Ahora bien, cuando los afectados son los usuarios de esas empresas, no hay acciones rápidas ni lentas, y el silencio de Vidal es total.

Los platenses, que desde hace un mes vienen sufriendo cortes de luz cada vez más frecuentes, lo saben bien. Las deficiencias en el servicio de EDELAP se profundizan a medida que uno se va alejando del casco urbano. La semana pasada, vecinos de Villa Elisa estuvieron varios días sin luz, al igual que miles en Villa Elvira, Altos de San Lorenzo, Tolosa, Gonnet, City Bell, San Carlos, Melchor Romero, entre otros.

En barrios como Tolosa, Villa Elvira y Altos de San Lorenzo, los usuarios indignados por los apagones y la falta de respuestas –tanto de la distribuidora como del intendente Julio Garro–, decidieron salir durante el fin de semana a cortar calles para visibilizar sus demandas.

“Esto es una constante. La empresa viene arrastrando problemas en el servicio por la falta de inversiones de varios años”, dijo a Contexto Roberto Daud, responsable platense de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), y agregó que “es comprensible que los vecinos salgan a reclamar, sobre todo en un contexto donde también se ven afectados por fuertes aumentos tarifarios”.

“Los problemas más graves ocurren en invierno, generalmente en los lugares alejados del casco urbano, y en verano en toda la ciudad. Si no hay una pronta solución, esto se va a ir agudizando”, advirtió Daud.

Pero lo cierto es que a EDELAP poco le importa mejorar el servicio que presta en La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio. La prueba está en que el tarifazo se impuso sin un solo anuncio de obras.

El objetivo de la empresa siempre fue obtener la mayor rentabilidad posible sin invertir un peso y el macrismo le dio la llave para poder llevarlo a cabo con total impunidad, al poner en el gabinete de Vidal a uno de sus principales representantes, Fabián Perechodnik, quien pasó directamente de dirigir la distribuidora eléctrica a sentarse en el sillón de la Secretaría General de la Gobernación.

EDELAP también logró ubicar como jefa de gabinete de la Secretaría de Medios de la Provincia a la hija de Perechodnik, Sofía, con lo que se asegura además el blindaje de los medios públicos bonaerenses.

Villa Elvira

María Preuss, referente barrial de la Juventud Peronista de Buenos Aires (JPBA), indicó a Contexto que en Villa Elvira “hay cortes continuos desde hace quince días”, pero que las situaciones más preocupantes se viven en asentamientos como Villa Alba, Joelito, El Molino y El Palihüe, donde no llegan los servicios públicos.

“Los vecinos tienen que ‘colgarse’ para acceder a la electricidad, con todos los riesgos que ello implica, y desde EDELAP no se hacen cargo de nada porque los ven como terrenos baldíos. Ni siquiera mejoran la luminaria pública”, remarcó la militante.

Preuss explicó que se trata de extensas barriadas que subsisten a pesar del abandono municipal: “No sólo no hay servicios, no hay proyectos de urbanización y las calles están cada vez peor. Hace poco, el delegado comunal, Federico Molla, recorrió Villa Alba e hizo agua por todos lados. No dio ningún tipo de respuesta a las familias que reclaman acciones concretas”.


 

COMPARTE