Por José Welschinger Lascano

Luego de su acto inaugural, la Central General de los Poetas se expandió para incorporar también a los autores de narrativa, un grupo que está ganando terreno dentro de la escena de los escritores platenses. Con motivo de su refundación como Central General de Poetas y Escritores, el espacio decidió convocar para su segunda actividad al Laboratorio de Ideas y Textos Inteligentes Narrativos (LITIN) de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, que presentó en la sede de la Editorial de la Universidad de La Plata el fruto de sus dos últimos años de trabajo. Al respecto de esta mutación y del evento, el director de Edulp, Facundo Ábalo, comentó a Contexto: “En este momento histórico, que todos los trabajadores de la palabra puedan nuclearse en un mismo espacio nos parece más importante que nunca. En ese sentido fue que sentimos la necesidad de invitar a jóvenes narradores, y comenzamos por el LITIN, porque para nosotros es la experiencia más interesante de la ciudad de La Plata”.

El director de Edulp resaltó las características que destacan al LITIN como un proyecto original desde el cual se está trabajando con la palabra: “En ese espacio se condensan muchas de las cuestiones más interesantes en términos de la experiencia histórica. Por un lado, este asunto de la escritura colectiva que se despega de la idea del autor como genio individual, y muchas veces la carrera de la escritura es comprendida como una carrera aislada, que se hace con prestigios individuales”. Para Ábalo, la experiencia del LITIN apunta a lo contrario, a una producción no solo colectiva, sino además joven. “De hecho, este evento lo anunciamos como una presentación de escritores sub treinta, ya que se trata de un grupo dinámico de jóvenes que han encontrado un espacio para enriquecer sus producciones, no sólo por la lectura, sino también por la intervención activa del otro”. Este modo nuevo de pensar la lectura y la escritura como una instancia colectiva es uno de los principales factores que despiertan el interés por lo que se hace en el LITIN. “Entonces, la incorporación de los escritores a la CGP comenzó con la invitación a este grupo, que es el grupo de la experimentación en el que se condensa la joven narrativa platense”.

A su vez, el director de la editorial universitaria señaló que la ciudad se encuentra transitando por un proceso de expansión del ámbito de la producción literaria, y que el LITIN es un espacio que atestigua ese crecimiento: “Una característica muy destacada de este momento es justamente que aparecen muchos estudiantes interesados por formarse en la escritura; y, para nosotros, haber identificado a esa experiencia que surgió del marco de una cátedra, desde nuestra Facultad, implicaba brindarles nuestro espacio y trabajar para que ellos tengan un lugar. Yo siempre insisto en que los lectores no nacen, sino que hay que hacerlos, formarlos; y estas experiencias avanzan en dirección de ampliar los horizontes de la lectura, y de pensar que también desde nuestra Universidad podemos producir este tipo de textos, porque hay lectores para ello”.

Complementando las palabras de Ábalo, la directora y coordinadora del LITIN Marina Arias señaló a Contexto cómo la impronta de la CGPE se encuentra en consonancia con las ideas que subyacen a la producción del Laboratorio: “Este espacio es muy interesante, ya que parte de entender a la palabra como un espacio de trabajo. Reivindicarse como trabajadores, y no como creativos bohemios, implica estar poniendo el cuerpo en el intercambio y el trato con el otro. Lo colectivo tiene que ver con la construcción de un horizonte en común; y, en términos de escritura colectiva, pensarnos como trabajadores nos ayuda a trabajar mejor, a tener una nueva mirada que rompa con las nociones iluministas de la escritura, a entenderla como una praxis e incorporarla a la vida cotidiana como cualquier otro trabajo”.

Tanto Facundo Ábalo como Marina Arias expresaron que el encuentro entre sus espacios surgía como una relación natural, una oportuna consecuencia de sus afinidades. “Siempre estamos buscando espacios donde mostrar lo que hacemos, lugares para compartir nuestro trabajo”, comentó al respecto la directora del LITIN. “Y actualmente Edulp está en una etapa en la que le brinda una gran atención a la publicación de ficciones. Ellos nos invitaron y nos abrieron las puertas, así que no podíamos dejar de aprovechar esa oportunidad para favorecernos de un intercambio muy fructífero”. Arias explicó que la clave de ese intercambio provenía también de tener intereses y valores en común: “Somos dos espacios públicos, que comparten intereses y una misma mirada sobre lo social, sobre lo universitario; y no funcionamos según los intereses del mercado o de ningún otro sector. Ello nos facilita la colaboración, ya que al ser el LITIN un espacio de experimentación, nuestros tiempos son muy propios y específicos según lo que estemos haciendo. Nuestras necesidades y urgencias, que no son las del mercado, hacen que sea complicado entrar en las vías de circulación comercial; y por ello tener este espacio para acercar el producto de nuestros dos últimos años de trabajo nos aporta comodidad y tranquilidad”.

Por su parte, Ábalo sostuvo que existe una comunión natural entre los proyectos. “Ellos constantemente generan nuevos materiales, y nosotros todo el tiempo estamos buscando nuevos autores e iniciativas”, sintetizó. “Nos interesó que vinieran a comentarnos cómo construyeron sus textos, cómo fue la experiencia pedagógica detrás de ese proceso, y al mismo tiempo tener el placer de escucharlos. Es algo que nutre nuestro trabajo, que nos impulsa a buscar más proyectos jóvenes”.

Regresando sobre la importancia de contar con un espacio que no se rige por los tiempos del mercado, y explicando las particularidades de la producción en el Laboratorio, Marina Arias explicó: “Nuestro proceso de escritura implica que los textos decanten, y trabajarlos mucho luego de escribirlos, para editarlos meses más tarde con un poco más de frialdad. Ese es un contrapunto interesante con la cuestión de la experimentación, que por lo común es sumamente vertiginosa durante los plazos de las cursadas. Con la perspectiva de esos meses, podemos intercambiar opiniones y miradas que eventualmente decantan en un tipo diferente de correcciones, que son muy útiles; porque si bien consideramos que es imprescindible ser muy libre en la experimentación, también es igual de necesario ser sumamente riguroso a la hora de la corrección, para lograr textos atractivos. Por un lado está el trabajo de construcción de una voz potente, original y significativa, que sea propia y que rompa con sentidos naturalizados; pero no por eso podemos permitir que se vuelva inaccesible para los lectores. Ese proceso demanda un tiempo que pocos espacios admiten, y le agradecemos a Edulp por ser uno de ellos”.

Al tener sus raíces en la institución universitaria, tanto el LITIN como Edulp repararon en el valor formativo de la experiencia que están emprendiendo. Destacando otro de los aportes del LITIN como un espacio originado desde la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Marina Arias señaló: “Además de traer esta impronta de la escritura colectiva y de buscar una ruptura con la noción del autor individual, lo que aporta el LITIN es una idea del escritor periodista. Esa no es una premisa desde la cual partimos, sino algo que siempre estuvo pero que ahora podemos comenzar a notar como central; porque desde nuestra mirada de lo que es la narrativa sentimos que hace mucha falta reivindicar esa articulación”.

[quote_recuadro]

Próximas actividades de la CGPE

El director de Edulp comentó a Contexto los motivos detrás de la adopción de la nueva sigla, y las futuras actividades de la CGPE: “Decidimos ampliar la sigla, que en un principio era la Central General de Poetas, porque recibimos un reclamo cuasi sindical por parte de los escritores; así que ahora somos la Central General de Poetas y Escritores. Luego de este segundo acto refundacional, la CGP tiene programada una tercera actividad encabezada por Martín Kohan y Raquel Robles, también en una lógica de obra en construcción. Se van a invitar a distintos actores para que hablen de las novelas que están escribiendo en este momento, y que puedan compartir aquí parte de lo que escriben. Luego ya tenemos preparado un cuarto acto, para el 7 de julio a las 18, que es la presentación del libro de Fernanda García Lao, Carnívora. La presentación va a estar a cargo de Guillermo Saccomanno, y es un libro muy interesante. Ella es una escritora traducida a muchos idiomas, y obviamente Saccomanno también es una personalidad muy reconocida en el ambiente. Inspirados por el título del libro, decidimos hacer la presentación a los piés del Museo de Ciencias Naturales, allí entre animales embalsamados. Como siempre, la invitación se extiende a toda la comunidad, para que todos puedan acercarse a compartir el trabajo de esos autores”.

[/quote_recuadro]