De acuerdo con una carta enviada a los establecimientos educativos del partido, el intendente de Morón y ex esposo de Vidal, Ramiro Tagliaferro, anunció que el acto de promesa a la bandera del próximo 22 de junio se realizará en la Base de la Fuerza Aérea que funcionó como centro clandestino de detención entre los años 1977 y 1979.

El hecho es grave, ya que, si bien no existe un señalamiento específico, “no existe ninguna duda de que la Base Aérea de Morón fue un centro clandestino”, explicaron en un proyecto de repudio presentado por la Asociación Seré por la Memoria y la Vida, por H.I.J.O.S. La Matanza y el bloque de concejales del Frente para la Victoria del distrito.

“Consideramos inapropiado que la promesa a la bandera que realizan los niños en su cuarto grado de escuela se realice en una institución militar”, agrega el proyecto firmado por María Cristina Rodríguez y Hernán Sabbatella, en el que también piden a Tagliaferro que “revea” la localización de ese acto.

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de SUTEBA Morón, Hugo Rosá, dijo a Contexto que se enteraron de la decisión de Tagliaferro cuando la semana pasada una maestra “se acercó para expresar su preocupación por el cambio de lugar de la jura”.

“Consideramos inapropiado que la promesa a la bandera que realizan los niños en su cuarto grado de escuela se realice en una institución militar.”

“La Base Aérea de Morón fue un centro de operaciones de la Subzona 16” durante la dictadura, y el hecho de que se realice semejante acto simbólico en ese lugar choca con todo el trabajo en capacitación sobre derechos humanos que se ha realizado con docentes y alumnos del distrito, indicó Rosá.

“Venimos trabajando desde hace tiempo con el tema, incluso preparando a alumnos para que asistan a juicios de lesa humanidad, y empezamos a investigar porque hubo mucha desconfianza desde nuestro sector por el lugar elegido”, agregó el referente del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires en el partido de Morón. Por otra parte, el gobierno de Cambiemos “ya expresó que los derechos humanos son un curro, y esto tiene consonacia con su punto de vista. Tienen una visión lineal”, agregó.

De la misma forma se expresó Rodrigo Miguel, secretario general del Sindicato Argentino de Docentes Particulares, SADOP, quien consultado por este medio expresó una “clara posición contraria ante esta decisión” que sugiere una profunda “falta de respeto a las familias de las personas que pasaron por allí”.

“Este tipo de elección (del Gobierno de Cambiemos) demuestra que ignoran lo que sucedió ahí. Desconocen la historia”, expresó Miguel, que además informó que la intención del gremio de los establecimientos privados es “emitir un comunicado de repudio conjunto y a la vez tratar de que sea revisada la decisión de hacer el acto ahí”.

“Hay que pensar lugares apropiados para realizar estos actos y no un sitio con semejante carga simbólica”, como lo es la Base Aérea de Morón, concluyó el secretario general de SADOP.

Existe “una clara respuesta de repudio tanto de mi parte como de los familiares”, dijo a Contexto Hermann Von Schmeling, hijo y hermano de militantes desaparecidos e integrante de la Casa por la Memoria y la Vida del Espacio Mansión Seré.

“Si bien sabemos que la Base se ha usado para otros fines civiles, nunca fue escenario de una jura a la bandera. Es un lugar sensible en el que se detuvo, secuestró y torturó” a personas, indicó.

“Todavía hay juicios por delitos de Lesa Humanidad y nos produce total rechazo que un acto de este tipo se realice ahí. Muchos lo han visto como una provocación.”

“Molesta muchísimo a las ONG y a quienes trabajaron para lograr un reconocimiento de memoria, verdad y justicia” en este sitio, sede de la Séptima Brigada Aérea de Morón que, junto con la Mansión Seré, la Primera Brigada Aérea de Palomar, las comisarías de Castelar, Haedo y Morón, conformaron una zona liberada para el terrorismo de Estado en la zona oeste.

El circuito represivo registrado en la Subzona 16, conformada por los Partidos de Merlo, Moreno y Morón, fue asolado por la Fuerza Aérea durante la dictadura y forma parte de las investigaciones en la megacausa relacionada con el Primer Cuerpo del Ejército, en la cual se responsabiliza a diez represores por secuestro y torturas de cientos de personas.

“Todavía hay juicios por delitos de lesa humanidad y nos produce total rechazo que un acto de este tipo se realice ahí. Muchos lo han visto como una provocación, y aunque no haya sido señalizado como un sitio en el que hubo torturas y detenciones, tenemos probado que sí lo fue”, advirtió Von Schmeling.

[quote_recuadro]

El comunicado de H.I.J.O.S.

Con el título “La promesa a la bandera es la promesa a la democracia”, referentes de H.I.J.O.S. publicaron el siguiente comunicado:

Las y los integrantes de H.I.J.O.S. Provincia de Buenos Aires expresamos nuestro estupor ante la decisión del municipio de Morón a cargo de Ramiro Tagliaferro de que las niñas y niños de la zona el próximo 22 de junio realicen en la Base Aérea Militar de Morón la promesa a la bandera.

El lugar elegido también por la gobernadora María Eugenia Vidal para vivienda fue cabecera de la subzona 16 que nucleaba la represión del oeste bonaerense. Múltiples testimonios lo confirman como Centro Clandestino de Detención desde 1984 ante la CONADEP.

Nos duele que el horror del terrorismo de Estado se asocie a los colores de la bandera argentina que representan a la Patria. Nuestras madres y nuestros padres, y sus compañeras y compañeros sufrieron en lugares como estos el secuestro, la tortura, la violencia extrema y fueron asesinadas y asesinados.

Nuestro país es emblema en el mundo por el juzgamiento a los crímenes de lesa humanidad, por las políticas de Memoria, Verdad y Justicia que las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo han construido en casi 40 años de lucha y que desde H.I.J.O.S. acompañamos hace 21 años junto a otras organizaciones y personas que con orgullo toman esas banderas en sus manos.

No vamos a permitir que las chicas y los chicos tengan que ingresar a un lugar manchado con sangre de las y los 30.000. No vamos a permitir que se banalice el genocidio. No vamos a permitir que se utilice ese espacio sin señalización como un lugar sin historia.

Las niñas y los niños tienen derecho a prometer su compromiso con la bandera en un ámbito que exprese los valores democráticos y la defensa de los Derechos Humanos.

[/quote_recuadro]