Por Contexto

En un encuentro que se realizó el sábado por la noche en La Plata, los referentes del kirchnerismo platense Florencia Saintout, Guillermo Cara, Gastón Castagneto, Martín Alaniz, José Sbatella, Guillermo Guerín, Federico De Marziani, Leandro Quiroga, Ana Herran, Ariel Archanco y Rubén Pascolini conversaron con Máximo Kirchner sobre la situación en la que se encuentra la localidad desde la asunción del intendente Julio Garro.

A lo largo de la reunión, los referentes locales compartieron con el diputado nacional sus apreciaciones acerca de los primeros meses de la gestión de Cambiemos abordando temas centrales como el deficitario funcionamiento del sistema de recolección de residuos, la salud, el transporte, entre otras cuestiones. 

Según difundieron a los medios Máximo Kirchner y Florencia Saintout, en la reunión se alertó sobre el cierre de locales comerciales a raíz de la crisis económica, realidad que se verifica no sólo en La Plata, sino en toda la provincia. Según detallaba un informe que circulaba en el encuentro, cada treinta locales que cierran en el conurbano sólo abre uno. “El número es alarmante porque se pierden puestos de trabajo todos los días y además disminuye la recaudación”, sostuvieron los presentes.

Respecto de la problemática de los clubes de barrio fuertemente castigados por los tarifazos de luz, gas y agua, tal como anunció Contexto días atrás, acordaron que para afrontar esta grave situación se profundizará el trabajo en conjunto entre distintos sectores contra las políticas de ajuste que afectan a los clubes, bibliotecas, cooperativas, asociaciones civiles, entre otros sectores.

“Hay que trabajar al lado de cada problema, con cada sector, acompañando desde nuestro lugar y con la experiencia de gestión que tenemos todos, pero también desde nuestro lugar de vecino”, se decidió entre los presentes.

La concejal Florencia Saintout, consultada por Contexto, expresó que durante la reunión surgió un “interesante análisis político” y “coordinación para la acción, en un momento tan difícil que apunta a ser más duro para la población”.