Por Roberto Álvarez Mur

La Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata volvió a ser escenario del reconocimiento a la labor por los derechos humanos y las conquistas populares a través de la entrega del premio Rodolfo Walsh. En esta ocasión, el homenaje fue dirigido a los fiscales Abel Córdoba, José Nebbia y Miguel Palazzani por su destacada investigación hacia el diario de Bahía Blanca La Nueva Provincia y a su director Vicente Massot, por el rol activo del medio como encubridor y vocero del aparato de exterminio instalado en la región durante la última dictadura cívico-militar.

La familia Julio-Massot, dueña del multimedios, no se limitó a la publicación de editoriales y artículos que encubrían y daban una versión falseada de los crímenes cometidos durante el terrorismo de Estado, sino que existen pruebas recabadas que dan cuenta de la relación que mantenían los miembros de la junta directiva de entonces con la Junta Militar, así como de la persecución contra los dos obreros gráficos del diario, asesinados en junio de 1976, Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola.

“Es profundamente emocionante ver a tanta gente querida en este homenaje. La primera vez que leí Operación Masacre en mi pueblo aprendí a leer un expediente judicial. Creo que he aprendido más de cómo Walsh interpretaba expedientes judiciales que de muchos funcionarios que conocí después”, realtó conmovido el fiscal Abel Córdoba, luego de recibir el premio junto a sus pares Nebbia y Palazzani de manos de la decana de la casa de estudios, Florencia Saintout.

saintout: “Tienen que saber que no están solos. Que esto tiene que estar en la universidad pública, porque nosotros no formamos técnicos, no formamos profesionales para un mercado de medios cada vez más concentrado y en menos manos”.

“Es una mezcla de alegría inmensa, orgullo y honor. A mí me atraviesa por algún costado más porque yo soy egresado de esta Universidad y poder recibir el premio es un orgullo”, dijo a Contexto Miguel Palazzani, otro de los fiscales homenajeados, respecto del galardón.

Palazzani profundizó sobre el alcance de la investigación acerca de la participación de La Nueva Provincia en la dictadura: “Compusimos la imputación en tres planos: la acción psicológica, el encubrimiento con los falsos enfrentamientos y el homicidio de los dos obreros gráficos en la empresa. A partir de allí seguimos con las vicisitudes propias de lo que es Bahía Blanca y lo que es el Poder Judicial bahiense. Esto tiene una vuelta de tuerca especial, porque es la prensa, es un medio de comunicación, y tiene la dificultad extra de comprensión de cómo la palabra termina siendo conducta criminal”, dijo Palazzani.

Asimismo, la decana Saintout se expresó con emoción durante la ceremonia ante la importancia de otorgar reconocimiento a la investigación que involucra, de manera intrínseca, el rol de los medios de comunicación en procesos políticos históricos y su impacto en la sociedad.

“Esos poderes de medios que son antipopulares y antidemocráticos, hoy, en este tiempo histórico, actúan golpeando a los Gobiernos populares en cada uno de los rincones de nuestra región”, dijo la decana, y al referirse a los fiscales expresó: “Tienen que saber que no están solos. Que esto tiene que estar en la Universidad pública, porque nosotros no formamos técnicos, no formamos profesionales para un mercado de medios cada vez más concentrado y en menos manos. Nosotros participamos de la formación colectiva de ciudadanos que luchan por la dignidad, por la libertad y por la justicia”.

A través de un comunicado, enviaron sus felicitaciones los jueces Eugenio Zaffaroni y Carlos Rozanski. Entre las figuras presentes se ubicó la referente de la organización H.I.J.O.S. de Bahía Blanca, Alejandra Santucho, quien dijo a Contexto: “Para nosotros es súper importante la entrega de este premio. Hemos seguido desde hace mucho tiempo el trabajo de estos fiscales y ha sido imprescindible la labor que hicieron. La Justica bahiense ha sido siempre muy difícil, hasta corporativa podríamos decir, donde los genocidas son amigos de los abogados. Massot tiene hoy el mismo poder que tenía en la dictadura. Y esta Justicia, encarada por estos fiscales, es la Justica que necesitamos”.

En esta línea, la jueza federal María Roqueta –quien condenó a Jorge Rafael Videla– también manifestó sus palabras de reflexión en referencia al reconocimiento de los fiscales por parte de la Facultad de Periodismo. Dijo a Contexto: “Es para reflexionar, ya que para las nuevas generaciones no sólo de profesionales sino de estudiantes que aspiran a llegar al periodismo como trabajo marca un punto de reflexión sobre la importancia de ser periodista y comunicador social”.

Alejandra Santucho: “La justica bahiense ha sido siempre muy difícil, hasta corporativa podríamos decir, donde los genocidas son amigos de los abogados. Massot tiene hoy el mismo poder que tenía en la dictadura. Y esta justicia, encarada por estos fiscales, es la justica que necesitamos”.

La ceremonia contó con la presencia, además, de Abuelas de Plaza de Mayo; Eduardo Hidalgo, secretario general de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca; el intendente de Ensenada, Mario Secco; la fiscal nacional Cristina Caamaño; el senador provincial del Frente para la Victoria Federico Susbielles, entre otros.

La entrega del galardón se llevó adelante frente a un auditorio colmado de profesionales y estudiantes, en el aula anfiteatrada de la sede de la casa de estudios ubicada en el bosque platense.

“Nosotros somos la parte visible del trabajo de un grupo que es la Unidad de Asistencia para Causas de Lesa Humanidad de Bahía Blanca, que comenzó con el gran Hugo Cañón”, expresó a Contexto el fiscal José Nebbia respecto del grupo que llevó adelante la investigación que tomó dimensiones de suma importancia por tratarse de un caso insólito por la participación de un medio de comunicación en la dictadura.

“Massot fue dueño del medio durante la dictadura, aparece con el cargo de editorialista durante esa época, aparece en contacto con altos mandos de las cúpulas militares. Hay un montón de pruebas abrumadoras, pero hay resistencias de parte de sectores del Poder Judicial para avanzar en un proceso más completo”, agregó Nebbia.