Por Roberto Álvarez Mur

La respuesta a las medidas de ajuste del macrismo llegó desde los trabajadores de la educación universitaria con una marcha masiva que copó la zona céntrica de la Capital Federal. Los organismos Conadu, Conadu Histórica, UDA, CTERA, FAGDUT y FEDUM se unieron en el reclamo y marcharon juntos luego de quince años. En el marco de 48 horas de paro y tras el fracaso de la sexta reunión por paritarias, se apostaron frente al Ministerio de Educación de la Nación.

Eduardo López, secretario general de CTERA, dijo a Contexto: “Este achique de presupuesto tiene un marco y una coherencia. Macri había dicho en su momento que habían surgido o que pululaban muchas Universidades. Muchas de ellas en el conturbano. Eso lo manifiesta en sus acciones. Estas Universidades generan un acceso inmediato a la educación sin tener que venir a la Capital Federal. Incluso faltarían más Universidades. Hoy vengo a abrazar esta marcha. A decirles a los compañeros de la comunidad universitaria, docente y estudiantes, que CTERA quiere que sigan existiendo las Universidades públicas, que sigan creciendo”.

Por su parte, el secretario general de CONADU, Pedro Sanllorenti, dijo a Contexto: “La problemática del tarifazo en las Universidades es uno de tantos temas que repercute y hace que tengamos que salir a manifestarnos y defender la educación pública. Estamos pidiendo un mejor trato. Entendemos que la desatención que está teniendo el Gobierno con este sector tiene la idea de un ajuste que no sólo afecta a nuestro sector, sino al conjunto de la población de nuestro país”. En el marco de la multitudinaria convocatoria, el referente de CONADU agregó: “Entendemos que esta inacción del Gobierno es algo deseado, algo buscado. Eso significa que lo que están buscando es que el conjunto de trabajadores tenga, a lo largo del año, un menor poder adquisitivo. Y es un deseo que tienen también los empresarios. Los CEO de las empresas que están representadas en el Gobierno, evidentemente, están ahí por algo”.

Las columnas de diversos sectores del abanico político dentro del ámbito educativo confluyeron entre las calles Córdoba y Callao para dirigirse a la sede ministerial en reclamo de los conflictos financieros que el sector está atravesando desde la asunción del nuevo Gobierno. Banderas y estandartes de diversas instituciones de todo el territorio nacional se distinguieron, como la Universidad Nacional de La Plata, la Universidad de Avellaneda, la Universidad Nacional Arturo Jauretche, la Universidad de Lujan, entre otras.

“Para nosotros es un logro que estemos todos juntos marchando, así como lo hicimos con el boleto estudiantil y en otras ocasiones. Lo que sentimos es que, más allá de una discusión sobre presupuesto, lo que se juega acá es una mirada respecto de la educación pública que no es ajena a una mirada del país y la región. Entendemos que es un emergente más de discusiones que tenemos que dar sobre el Estado y lo público. En ese sentido, nos toca defender nuestro derecho a la educación pública y cómo han crecido y cómo se han desarrollado las Universidades en los últimos años”, dijo a Contexto la decana de la Facultad de Trabajo Social de la UNLP, María Alejandra Wagner.

“Competimos respecto de la idea de inclusión. Se escucha muy poco hablar de la educación pública como un derecho y las políticas tomadas han desviado el rumbo de lo que se ha hecho hasta ahora”, agregó Wagner.

Entre referentes del campo sindical y docente se hizo presente el periodista y ex participante del programa televisivo 678, Edgardo Mocca. El reconocido panelista de TV habló con Contexto: “Me parece que es un acontecimiento importantísimo en tiempos muy difíciles. Desgraciadamente, todo lo que se avanzó estos años en materia de conectar la Universidad con la sociedad, abrir nuevas Universidades que se encuentren más con la realidad sociolaboral, son todas conquistas históricas. Y toda esta gente que está acá está diciendo claramente que no vamos a aflojar. No solamente por un problema que podríamos decir corporativo, de profesores, estudiantes, sino también respecto del tipo de país que queremos. No queremos que la educación sea un privilegio, queremos que a educación sea la savia que hace crecer todo”.

Mocca agregó: “Lo que este Gobierno haga va a ser lo que le dejemos hacer. Todos ellos tienen una idea de país meritocrático –como le llaman a quienes se roban la plata del país para llevarla a los offshores–.Tienen una idea de país donde todo sea mercancía, acumulación de negocios en el polo más concentrado. Frente a ellos vamos a estar los que estuvimos siempre y muchos más, porque hoy tenemos la experiencia de formación de profesionales en familias que jamás habían tenido un solo universitario en su historia”.

La concentración de las diversas columnas comenzó a tomar forma hacia el mediodía de ayer y se extendió hasta las primeras horas de la noche.

“Me parece evidente la magnitud. Es obvia la insuficiencia de las muy pobres respuestas que el Gobierno está dando a los reclamos salariales, que son de una justicia ostensible. La respuesta que viene dando el Gobierno es penosa. En un sentido general, las declaraciones que está mostrando la actual gobernación respecto de la cuestión universitaria son preocupantes por la desatención que está teniendo y la falta de compromiso”, expresó a Contexto el filósofo y ex decano de la Universidad de General Sarmiento, Eduardo Rinesi. El catedrático agregó: “Creo que esta reunión de los gremios universitarios es muy positiva y alentadora; es fácil prever un escenario de agudización de protesta y luchas en la medida en que el Gobierno no dé respuesta. De manera que habrá que seguir el avance de los acontecimientos y acompañarlos. Es un momento importante para las luchas universitarias”.

La marcha, que convocó a decenas de miles de participantes durante la tarde, se sumó a la lista de expresiones gremiales en contra de las medidas del macrismo que tuvieron lugar en los primeros meses de 2016.