Por Roberto Álvarez Mur

La última sesión del Concejo Deliberante de La Plata fue escenario de reclamos y llamados de atención a la actual administración macrista de la ciudad. Pedidos de control sobre la República de los Niños, inversión en infraestructura y críticas sobre el efecto de los tarifazos en la comunidad fueron algunos de los principales ejes que dominaron la discusión en el recinto.

“Se está hablando de grandes obras y lo que se está planteando son apenas veredas y baches. Por supuesto son obras importantísimas, pero es algo que en cuatro meses debería estar hecho”, expresó la concejal del Frente para la Victoria Florencia Saintout, respecto del debate en torno a la falta de inversión en mantenimiento del espacio público y los caminos.

A ello se sumó el concejal del PJ Fabián Lugli: “A nosotros se nos pidió firmar una declaración de emergencia económica. ¿Dónde están los fondos entonces?”. Desde el bloque oficialista se había argumentado no tener la suficiente solvencia para afrontar los gastos de inversión.

Asimismo, el concejal del FpV Gabriel Bruera puso en discusión la gestión de la República de los Niños. “Hoy volvemos a traer el tema de la República, y lo que voy a contar no es un cuento, es real, ya que hay actos de gobierno que se toman con displicencia, ya que queremos saber quién es el director de ese espacio emblemático de La Plata, ya que según las publicaciones oficiales no hay director para el lugar”, expresó Bruera.

Según informó al plenario el edil, es la “primera vez en 32 años que no cuenta el lugar con un parlamento infantil, ni con los talleres que estaban previstos para que se lleven adelante en el predio”.

Comedores, merenderos y copas de leche fueron elementos que también entraron en el reclamo realizado a la administración pública por el bloque: “Estamos teniendo información sobre que cada vez más se necesita más, y no se están pudiendo abastecer esas necesidades”, dijo la decana Saintout.

En esta línea, la intervención del concejal Guillermo Cara volvió a evocar la crítica sobre los tarifazos en la administración pública a nivel local y nacional: “Ya que en este recinto estamos defendiendo la calidad de vida de los vecinos, deberíamos tener en cuenta el efecto que están teniendo las subas de precios en servicios. En principio decidieron llamarlo sinceramiento, pero ahora están reconociendo que es un tarifazo”. Cara habló con respecto a las subas en la electricidad y el gas, que en el último mes puso en crisis el financiamiento de las Universidades públicas.

Por otro lado, la concejal y decana de Periodismo y Comunicación Social presentó en la sesión del Concejo Deliberante un pedido de informe al Poder Ejecutivo sobre el funcionamiento del Programa de Fortalecimiento de la Atención de la Violencia Intrafamiliar (PROFAVI), que depende de la Secretaría de Salud y Medicina Social de la Municipalidad. A través de la presentación, solicitó información específica acerca de las actividades que realiza actualmente el programa, las campañas de difusión del mismo y el funcionamiento de la línea de atención las 24hs para casos de urgencias.

“No está funcionando la línea donde se atienden las denuncias de violencia intrafamiliar”, expresó Saintout. “Este programa dependía de una Secretaría de Género que fue bajada en su categoría y ahora está en manos de dos direcciones”.

La violencia intrafamiliar es una problemática que requiere un abordaje complejo y activo, tanto en las actividades que plantea el programa como así también en la atención continua por vía telefónica, principalmente para aquellos casos de extrema gravedad y urgencia. En ese sentido, según un dato arrojado por la Comisaría de la Mujer, a lo largo del año 2015 se registraron en nuestra ciudad más de 15 mil denuncias de mujeres en situaciones de violencia. “Hemos constatado que la línea de atención telefónica para casos de urgencia del FROFAVI no está funcionando correctamente y nos parece fundamental que se resuelva cuanto antes”, dijo Saintout.