Por Contexto

“Vivimos un estado policial y de persecución que nos recuerda a las épocas más oscuras de nuestra historia”, resumió Marcela Moon, de la Mesa Contra la Violencia Institucional de Jujuy. Fue durante una conferencia de prensa de organizaciones de derechos humanos, organizaciones sociales y víctimas, en la que denunciaron violencia e irregularidades en la ola de allanamientos que la Policía y la Justicia de esa provincia realizan en el marco de la persecusión político-judicial que el gobernador Gerardo Morales lanzó sobre la diputada del PARLASUR Milagro Sala y la organización barrial Tupac Amaru.

Denunciaron que se realizaron en total veintiún allanamientos simultáneos, se registraron “allanamientos por error” y en horarios nocturnos, con altos niveles de violencia y otras irregularidades.

“No podemos permitir que en nuestra provincia, en un estado de derecho y en democracia, sucedan estos hechos”, reclamó al inicio de la conferencia Inés Peña, de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos en Jujuy. En el encuentro también participaron la Mesa contra la Violencia Institucional, la Mesa Coordinadora contra el Ajuste y la Represión, familiares y víctimas de allanamientos.

En ese camino, la madre de desaparecidos jujeña remarcó que en la provincia “hay un retroceso tremendo en los derechos conquistados. Se siente una cierta inseguridad en las calles. La Policía atropella a los barrios más humildes. Todas estas situaciones las estamos denunciando a nivel nacional e internacional”.

“Es importante el testimonio de las personas que son víctimas de estas violaciones a los más elementales derechos humanos. Creemos que solamente con una Justicia independiente que investigue y sancione a los responsables de estos hechos se podrá detener estos atropellos. Hay que hacer la denuncia. Los familiares y las víctimas no tienen que tener miedo. Es el Estado el que nos tiene que proteger y es el que está violando los derechos humanos”, dijo.

Por su parte, Moon manifestó la preocupación que tienen en el espacio por los hechos que se están desarrollando en la provincia. “No hay antecedentes de que hayan existido alguna vez veintiún allanamientos simultáneos. Como relatan las compañeras, se han manejado de manera irregular, en horarios nocturnos, en casas de familias con niños pequeños, generando miedo. Incluso se han llevado adelante allanamientos por error”, dijo.

Y apuntó: “Esto demuestra que se están manejando de manera irregular, ciegamente. Estamos en un estado de persecución y en un estado policial. Cada hecho abarca además una serie de sucesos en la provincia que es preocupante. Pasa en los despidos con presencia policial, pasa en estas cuestiones de persecución. Se trata de la generación del miedo como mecanismo que nos recuerda a las más oscuras épocas de nuestra historia”.

“Uno vive con miedo”

IMG_1016Luisa Mamaní es la madre de María Molina, una militante de la Tupac Amaru detenida en la causa Ávila Páez sin más prueba que los dichos de la hija de uno de los detenidos. En la conferencia de prensa, Mamaní relató que su casa fue allanada el jueves 28 de abril a las diez de la noche. Lo que relató la mujer fue una acción ilegal e inconstitucional: según lo establece la Constitución de Jujuy y el Código Procesal de la provincia, la Justicia y la Policía deben realizar los allanamientos entre las 7 y las 20hs. Es decir, de día.

“Me encontraba con mis hijas y mis nietas. No sé que buscaban, me tiraron todo, invadieron mi casa y después de una hora y media se llevaron detenida a mi hija. Es una injusticia. No se qué buscaban porque tiraban todo. No encontraron nada. Se llevaron el CPU que es de mi nieta y unos papeles que tenía de mis nietos”, contó Mamaní.

Y agregó: “En la casa en la que vive mi yerno, que está separado de mi hija, también rompieron todo. Entraron un día en el que ellos no estaban porque fueron a Punta Corral y rompieron y tiraron todo. No había testigos. Se llevaron computadoras completas que son de mis nietos. Cuando volvieron se encontraron con un desastre en la casa”.

Felipa Cata Cata tiene 78 años. Es la madre de Patricia Jaldín. Salió del hospital tras estar internada casi un mes. Al día siguiente de ser dada de alta, sus vecinos le avisaron que la Policía estaba dentro de su domicilio.

“Cuando llegué me encontré con todo tirado. Estaban los policías adentro, habían sacado la ropa del placard y dejaron tiradas todas las bolsas de ropa y mercadería”, recordó Cata Cata. Y completó: “No sé qué buscaban. Después pidieron disculpas, pero no valen de nada porque dejaron todo tirado”.

“También dijeron que iban a allanar las casas de mis hijos, que no son integrantes de la Tupac. Uno trabaja en arquitectura y otro tiene un taller mecánico. Uno vive con miedo. Yo vivo pensando que de noche, o a cualquier hora, nos pueden caer de nuevo. Nos dijeron que ellos iban a volver otra vez a pesar de que no encontraron nada. Ellos dicen que van a volver, que nosotros tenemos que saber algo. Tengo una hija que tiene una nena con discapacidad y ella también tiene miedo, porque si en cualquier momento vienen y me golpean las puertas o me patean las puertas, ¿que pasa con mi hija? La chiquita ya tiene once años. Es un atropellamiento lo que hacen”, reclamó.

 

[quote_recuadro]

Por la libertad de Milagro Sala en La Plata

El Comité por la Libertad de Milagro Sala región La Plata, Berisso y Ensenada tendrá mañana viernes 13 de mayo, a las 14hs, su primera reunión en la sede de la CTA Provincial (calle 6 entre 46 y 47).

El objetivo del Comité es generar acciones para la visibilización de la situación de ilegalidad y profunda injusticia que sufre la militante popular Milagro Sala y luchar por su libertad. Con esa finalidad, se conformará este espacio interorganizacional e interpartidario que trabajará en articulación con la estrategia de acción del Comité Nacional.

[/quote_recuadro]