Científicos contra el ajuste

Científicos contra el ajuste

Referentes del sector manifestaron su preocupación por la falta de respuestas del Gobierno y por cómo repercute el ajuste en la investigación. Entregaron un petitorio al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao.

979
0

Por Alejandro Palladino

Una delegación de investigadores que pertenecen al grupo Ciencia y Técnica Argentina, que nuclea los intereses del campo científico, entregó ayer un petitorio al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, en el que expresaron sus reclamos por “las crecientes dificultades” que atraviesa ese sector con el fin de que “las autoridades actúen inmediatamente para corregirlas y así evitar serios perjuicios a la investigación que se desarrolla en el país”.

El petitorio fue firmado por 3.422 miembros de la organización de científicos que se formó en enero de este año “en el contexto de una profunda preocupación por las medidas tomadas por el gobierno constitucional que asumió el 10/12/2015, presidido por el Ing. Mauricio Macri”, afirman en su página web.

sin luz investigaoresAna María Franchi, directora del Centro de Estudios Farmacológicos y Botánicos del CONICET, dijo a Contexto que tanto su espacio como la comunidad científica en general se encuentran “preocupados” por la suba en el costo de los servicios, que en su caso es seis veces mayor después del tarifazo, mientras que el aumento del presupuesto para este año es mucho menor y estipulado antes de la devaluación.

Franchi sostuvo que las decisiones económicas del macrismo han desfavorecido muchísimo a las Universidades, centros e institutos de investigación.

“La devaluación ha hecho que nuestros subsidios para hacer investigación se hayan devaluado en un 50 o 60%, porque usamos insumos importados, sumado a que los locales también han aumentado terriblemente.”

Franchi también refirió a que la canasta básica de 7 mil pesos que informó el INDEC absorbe el monto de una beca doctoral del CONICET, por lo que los salarios es otra preocupación.

Además de la adversa situación monetaria para la adquisición de equipamientos y los reclamos tanto por la suba de los salarios de los investigadores como por el incremento de los montos destinados a los proyectos de investigación vigentes, otros temas centrales generan intranquilidad en los científicos.

Algunos de ellos son gestionar fondos para cumplir con el Plan Federal de Infraestructura para el Sector Científico y Tecnológico que tiene veinticuatro obras edilicias para Centros e Institutos del CONICET ya seleccionados por el MINCyT hace más de seis meses y que aún continúa sin financiamiento; gestionar los fondos necesarios para que se pueda cumplir con el Plan Federal de Infraestructura para el Sector Científico y Tecnológico; mantener el crecimiento del personal de investigación del CONICET en las próximas convocatorias (investigadores, técnicos y becarios); y la jerarquización Planta Administrativa del CONICET.

Fue en este escenario de alarma que la semana pasada, en el marco de los sucesivos encuentros que la ex presidenta Cristina Kirchner mantuvo con intendentes, diputados, artistas y figuras de la cultura, el colectivo de Ciencia y Técnica Argentina también se reunió con la ex mandataria para comunicarle su preocupación por la situación que vive el sector. Los ejes del intercambio fueron la relación entre la producción científica y el modelo económico que lleva adelante el macrismo, con el ajuste a la cabeza, lo que da como resultado las consecuencias negativas que ayer buscaron matizar con la entrega del petitorio al ministro.

La delegación de científicos e investigadores de ayer estuvo compuesta por Hugo Aimar, Alfredo Cáceres, Sandra Carli, Ana Franchi, Andrea Gamarnik, Jorge Geffner, Noé Jitrik, Alberto Kornblihtt, Juan Pablo Paz y Osvaldo Uchitel.