Por Manuel López Melograno

Los trabajadores del Astillero Río Santiago (ARS) de Ensenada, junto a los ex empleados de la empresa TecPlata de Berisso, realizaron una masiva movilización a los Ministerios de Trabajo y Economía provinciales en reclamo de mejores condiciones de salud e higiene laboral y para rechazar la oferta del Gobierno bonaerense del 26% anual.

De este modo, ambas ciudades con puerto en el Río de la Plata, que registran en su historia y actualidad un alto porcentaje de trabajadores industriales y portuarios, se suman a los reclamos de los empleados de YPF que ya publicó este medio, para poder sortear las medidas del ajuste y la inflación y alcanzar un salario acorde con las tareas que realizan en cada uno de los puestos de trabajo, como así también la reincorporación de los despedidos.

Otros actores, como la Cámara portuaria y la administración del puerto de La Plata, ya no pueden desentenderse del tema, como tampoco los organismos del Estado que tienen que ver con el puerto y cuyos edificios fueron el blanco de la marcha el pasado lunes: el Ministerio de la Producción, de quien depende el ARS, y su par de Economía, por la paritaria que se encuentra abierta.

En medio de la marcha en las puertas del Ministerio de Economía bonaerense, Pablo Rojas, secretario adjunto de ATE Ensenada, relató a Contexto que ya tuvieron dos reuniones por la paritaria del Astillero Río Santiago, con un primer ofrecimiento del 25% anual y un segundo del 26%, pero que “ninguno de los dos cubre la expectativa inflacionaria que hubo en este último tiempo, ni siquiera el tarifazo del Gobierno”, aseguró el sindicalista, a la vez que relató que se reunieron con el cuerpo de delegados en una asamblea de sectores el viernes pasado, donde se definió la multitudinaria marcha.

Juan Contrisciani, obrero delegado del sector de Cobrería y miembro de la Agrupación Marrón de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), aseguró que “fue una movilización masiva de toda la fábrica que incluyó a trabajadores, jefes de sector y operarios de todos los sectores, incluso con mucha antigüedad en la industria”, pero que “la negociación está durísima porque le Gobierno plantea, como al resto de los estatales, una paritaria semestral del 16%, o anual del 25, 26%”.

El trabajador adelantó que ayer se definió que harán una asamblea general el próximo jueves, en donde el planteo seguramente sea “ir hacia una lucha salarial unificada de trabajadores judiciales, de la salud y estatales enrolados en la Ley 10.430 – Régimen para el Personal de la Administración Pública de la Provincia de Buenos Aires”, al tiempo que consideró favorable la decisión de la Justicia ante la presentación gremial por la que fue confirmada en segunda instancia que la paritaria debe continuar abierta.

“Si ellos quieren que nuestra recomposición salarial anual sea del 25%, nosotros con la unión de todos los sectores podemos lograr una paritaria mejor”, afirmó Contrisciani, en clara referencia a los aumentos en las paritarias privadas de los bancarios (33%), o los aceiteros, que cerraron un 38%.

De este modo, los trabajadores de ARS van por una “recomposición mayor”, y con la idea de entablar un plan de lucha que “unifique a los sectores estatates”, dijo Contrisciani, a la vez que aseguró que es muy probable que tomen para la semana que viene, junto a los otros gremios estatales, alguna medida en común.

Asimismo, sostuvo como positivo que “se pasó a planta permanente a veinte trabajadores, mientras que 110 quedaron como contratados. A medida que vayan pasando los meses que les corresponden, logramos el compromiso de la empresa para el pase a planta”, al tiempo que reconoció que no se han registrado despidos.

Respuesta oficial

Más allá del conflicto por el salario, al Ministerio de Trabajo bonaerense llevaron el reclamo de más inversión en seguridad, luego de la desinversión que sufre la empresa en los últimos veinticinco años, que tocó fondo con el trágico episodio que se cobró la muerte de Ramón “Chirola” Ramírez, el obrero que murió aplastado mientras realizaba tareas de mantenimiento en el ascensor de la grada 1, a principios de mes.

Los trabajadores exigen que la muerte del compañero no sea en vano, y que el accidente fatal al menos sirva para cambiar las formas y condiciones de trabajo que tienen.

En ese contexto, durante la jornada pidieron al Ministerio de Trabajo inversión en materia de seguridad y actualización de tecnología en la planta industrial, y aseguraron que las autoridades recibieron al sindicato y se comprometieron a “trabajar en los costos de inversión y hacer los estudios que hagan falta para llevar los costos que implica dicha inversión a una reunión la próxima semana”.

Luego de la reunión en Trabajo, las columnas de trabajadores marcharon por el centro platense y tuvieron una segunda audiencia en la cartera de Economía provincial, donde quedó firme el rechazó al aumento del 26% ofrecido y se pidió otra oferta para hoy miércoles. El pedido fue por una “oferta digna y analizable”, que los trabajadores evaluarán el próximo jueves cuando sea la asamblea general, un día antes de la movilización anunciada por ATE en todo el país.

Mientras tanto, ya están analizando una movilización conjunta para la semana próxima, a la cual se sumaría el resto de los estatales que no cerraron la paritaria, como el caso de los judiciales y los empleados de la salud, que reclaman por un incremento del salario acorde a la realidad de estos tiempos.

Un herido de bala 

Mientras participaba de la marcha, uno de los manifestantes, identificado como Eduardo Lima (45), recibió un disparo en una pierna en la zona de las calles 122 y 43, por el que debió ser trasladado de inmediato al Hospital Cestino de Ensenada. La denuncia, que ya fue presentada ante la Justicia, se encuentra radicada en la UFI 5 de La Plata.

Mientras la marcha se desarrollaba con toda normalidad desde la planta industrial de Ensenada hacia el Ministerio de Trabajo, varios testigos y un video que circula por las redes sociales revelan la identidad del agresor, Agustín Medina, quien intentó abrirse paso a los tiros. En la filmación, que comienza en el instante siguiente al disparo, se puede ver claramente a Lima, vestido con ropa de trabajo azul, y el círculo rojo perfecto en la pierna sangrando a la altura del gemelo ocasionado por el tiro. Luego se ve cómo el agresor sigue amenazando a los trabajadores y se da a la fuga a contramano en su Volkswagen Scirocco, chapa NMW413.

Los trabajadores de ATE repudiaron el hecho y de inmediato debatieron si la acción violenta de Medina tenía atrás alguna puja sindical, ya que el agresor es hijo del secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) de La Plata, Juan Pablo “Pata” Medina, y miembro del gremio.

Pero, según informaron desde ATE, una vez que los dirigentes se comunicación con el “Pata” y el abogado de la UOCRA descartaron un conflicto intersindical, ya que “quedó bien en claro que no era una postura de la organización sindical, sino un hecho lamentable de una persona”.

Al referirse al episodio, Contrisciani explicó que, si bien el agresor no lo piensa así porque dice que arregla todo de esa manera, “lo cierto es que objetivamente en estas movilizaciones no puede haber tránsito para evitar incidentes, porque cuando hay más de dos mil personas resulta imposible transitar”, y aclaró que “el trabajador ya está en su casa y fuera de peligro”.

[quote_recuadro]

Los operarios de TecPlata presentes en la movilización

Otros trabajadores que participaron de la marcha fueron los empleados y ex empleados de la empresa TecPlata, la terminal de contenedores ubicada en la cabecera del puerto de Berisso que cerró sus actividades a poco de nacer, por lo cual ya cien familias quedaron en la calle. Los representantes gremiales aseguran que sólo quieren trabajar, mientras que desde ATE afirman que están junto a ellos desde el cierre del puerto, semana atrás.

Luego de que la Justicia dictara la conciliación obligatoria, se juntan para sobrepasar la situación, con varias movilizaciones y un fondo de lucha en el que juntaron 9 mil pesos para ayudar a las familias y que puedan tener su sustento mientras se resuelve la situación. Los trabajadores de Berisso y Ensenada están unidos más que nunca.

“Nosotros tenemos bien en claro que hoy arrancan por TecPlata, pero si no ofrecemos resistencia van a seguir por otros”, concluyó Constisciani.

[/quote_recuadro]