Por Roberto Álvarez Mur

Bajo una lluvia intensa, unas trescientas personas participaron de la Jornada de “Pantalla Abierta de la TV Popular” frente al nuevo Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) hace dos días, mientras representantes de los canales comunitarios entregaban por Mesa de Entradas las carpetas técnicas requeridas para poder transmitir por TDA. Desde la asunción del nuevo Gobierno y los decretos que disolvieron la AFSCA y reforman la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, las legislaciones vigentes sobre el mapa de distribución de medios quedaron en un limbo operativo.

“Con todo lo que sucedió con los DNU, los medios se quedaron sin interlocutor en la autoridad de aplicación, y lo más grave es que el espacio que vendrían a ocupar por ley estos medios comunitarios de Capital Federal está ocupado por Canal 13”, dijo a Contexto el representante del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), Pablo Antonini, respecto del reclamo realizado por los canales Pares TV, Barricada TV y Urbana TV.

El reclamo, acompañado por organismos como REDCOM y AMARC, fue desarrollado por estos canales en exigencia de respuestas respecto del total del espectro de medios comunitarios cuya legislación vigente designa un 33% del espacio radioeléctrico, hoy sin rumbo debido a las modificaciones estructurales encabezadas por el macrismo.

“Nosotros estamos cuestionando la existencia del ENACOM, la manera en que se formó. Por un lado, reclamamos la impugnación de ciertos cambios que se hicieron en la Ley de Medios, sobre todo la desaparición de nuestros representantes en el directorio de la ex AFSCA. Por otro lado, la vida de un medio comunitario se desarrolla día a día, por eso estos medios tienen la necesidad inmediata de recibir una respuesta”, agregó Antonini.

Uno de los puntos de discusión claves en la situación actual de la Ley de Medios se centra en la vigencia de los FOMECA (Fondos de Fomento de Medios Comunitarios), cuya normativa legal se encuentra intacta pero sin ningún tipo de aplicación efectiva por parte del actual Gobierno. “Los FOMECA están en el freezer. Los decretos no los eliminaron, pero tampoco se abrieron nuevas convocatorias y ni siquiera se pagaron los que habían sido obtenidos en los concursos anteriores”, dijo Antonini, y agregó: “Además, el FOMECA depende de una asignación específica que es el Impuesto de Servicios de Comunicación Audiovisual, que ya está asignado. No es plata que se puede usar para otra cosa”.

Más de doscientos referentes del sector participaron del reclamo el martes, como también organizaciones sociales, sindicales y políticas, los que acercaron sus adhesiones, entre los que se encuentran el SERPAJ, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Movimiento Ecuménico por los Derechos del Hombre (MEDH), Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, TeleSur, Documentalistas Argentinos (DOCA), Wayruro (Jujuy), Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA), entre muchos otros. De manera solidaria, manifestaron que “la necesaria promoción, protección y defensa de los medios de comunicación sociales y comunitarios, gestionados por y para los sectores populares, reviste una verdadera urgencia en lo que debería ser la agenda gubernamental”, según expresa un comunicado presentado por Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Mirta Baravalle y Beverly Keene.

Barricada TV concursó por el canal digital 33 en la modalidad licenciatario operador para baja potencia dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y deberá trasladar con su multiplex a Urbana TV, que emite desde la Villa 31, en Retiro. Pares TV, canal comunitario de Luján, concursó por el canal digital 19 en la modalidad licenciatario operador. La entrega de la carpeta técnica los habilita a comenzar transmisiones de prueba y ajuste. Sin embargo, para establecer el alcance y evitar interferencias es necesario que el ENACOM haga cumplir la resolución 35/AFSCA/15 de reorganización de la grilla de la TDA, de acuerdo con el Plan Nacional de Servicios de Comunicación Audiovisual Digitales aprobado en 2014. En CABA, esta reorganización establece que los canales 9, 11 y 13, que emiten de manera experimental en prueba, deben mudarse a los canales a los que fueron reasignados. Hoy Canal 13, del Grupo Clarín, debe mudarse a la señal 35 para que el 33 quede libre para la televisión comunitaria.