Por Contexto

“Vidal quiere tapar el sol con las manos”, se titula el documento que denuncia anuncios aislados e insuficientes para frenar la crisis y que firman los representantes del Frente para la Victoria Región Capital, en el que exigen a las autoridades provinciales y nacionales que frenen con el ajuste, el tarifazo y el desmantelamiento del Estado, y lleven adelante un modelo que genere inclusión social, nuevos puestos de trabajos, defensa de la producción y la industria nacional, y fortalecimiento del mercado interno de consumo.

Luego de conocerse el sábado pasado un “paquete de medidas sociales”, publicadas en la web oficial de la Presidencia, entre las que se mencionan “las asignaciones para monotributistas”, “reforzar los ingresos de quienes más lo necesitan, como la devolución del IVA para jubilados y beneficiarios de asignaciones”, medidas que según explican “serán destinadas a cuidar a los trabajadores, como la convocatoria al Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil”, el colectivo representante del FpV en la Región Capital afirma que “son mínimas respuestas frente a la pérdida del poder adquisitivo y el ascenso de la pobreza que han generado las políticas de ajuste del Presidente Mauricio Macri”.

En ese marco, y luego de responsabilizar también a la Gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que realizó el jueves pasado por primera vez anuncios vinculados a atender la emergencia social y económica de los trabajadores y los jubilados insuficientes, al tiempo que aseguran que “históricamente hemos defendido y respetado medidas que beneficien a las mayorías, pero el anuncio de un aumento del 15% para los jubilados no alcanza, frente a una mega devaluación de más del 50% y el tarifazo que supera el 200%”.

“son mínimas respuestas frente a la pérdida del poder adquisitivo y el ascenso de la pobreza que han generado las políticas de ajuste del Presidente Mauricio Macri.”

El documento continúa explicando que, si a esas medidas insuficientes se le suma la escalada de la inflación y el desempleo provocado por los despidos masivos en el sector público y privado, “no es momento de anuncios aislados que se pierden en un contexto de crisis creciente, sino de un cambio de rumbo urgente de las política sociales y económicas de los Gobiernos de la Alianza Cambiemos”.

El impacto de la crisis en la región

A nivel regional, afirman que toda la provincia de Buenos Aires y el país sufren los efectos de las medidas del Gobierno nacional, que generaron un freno abrupto de la demanda interna, con las tremendas consecuencias para el sector productivo y los comerciantes. Además, continúan, “el panorama se oscurece si tenemos en cuenta que la gestión pública está conducida por CEOs de empresas transnacionales saqueadoras de los trabajadores y por los mismos funcionarios que generaron la quiebra del país en los años 90”.

“no es momento de anuncios aislados que se pierden en un contexto de crisis creciente, sino de un cambio de rumbo urgente de las política sociales y económicas de los gobiernos de la Alianza Cambiemos.”

En concreto, y ya con un análisis desde la realidad, sostienen que “las medidas aisladas no pueden frenar el impacto del modelo económico implementado por Macri, que tiene efectos contundentes tanto en la concentración del ingreso en favor de los más poderosos, como en el retroceso de los sectores más vulnerables”.

Frente ciudadano en marcha

Luego del regreso multitudinario de Cristina Fernández de Kirchner hace una semana, y de varias reuniones políticas y con la sociedad que ha mantenido la ex mandataria, que continúa con la preocupación de estar del lado de la gente, el FpV Región Capital afirma que “el planteo político y estratégico hecho por Cristina vuelve a proponernos un sueño y un desafío: construir un frente ciudadano que defienda los derechos sociales, la soberanía y el bolsillo del pueblo argentino”.

Al finalizar, el documento concluye: “Cristina marcó el rumbo cuando le habló al 51% que eligió otro camino y aclaró que el problema es que les mintieron, que les prometieron que iban a vivir cada día un poco mejor. Pero claro, el problema no está en quienes creyeron, sino en quienes mintieron”.