Por Roberto Álvarez Mur

T es el singular nombre con que Juan Tauil decidió bautizar el documental sobre la experiencia militante del colectivo trans en Argentina, y que tendrá su estreno hoy en el Centro Cultural Daniel Omar Favero de la ciudad de La Plata. En la línea de registros audiovisuales como Rosa patria o Putos Peronistas, cumbia de un sentimiento, el film busca, en una hora de duración, poner el foco sobre la experiencia de lucha por los derechos de este sector de la comunidad LGBTI, marcado por la discriminación, la violencia policial y la marginalidad social sistemática.

A través de variados registros de cámara en mano, la película se mezcla desde calles y barrios hasta camarines y marchas para narrar en primera persona las historias de personajes clave como Marlene Wayar, Lohana Berkins o la chilena Malva. Según su realizador, T se presenta como “un collage de archivos fílmicos que da cuenta de la militancia artística y territorial de un grupo de militantes travestis durante los años previos a la sanción de la ley de género en la República Argentina”.

“El proyecto me encantó por su carácter de democracia en acción. Registrar las voces y actividades, sin ser ficcionadas, y darnos la posibilidad de tener la cámara en nuestras manos y poder registrar lo que nosotras vivíamos”, dijo a Contexto la activista trans y psicóloga social Marlene Wayar, respecto de su experiencia como parte de las diferentes voces y rostros que componen la película que conllevó cerca de tres años de registro audiovisual misturado con relatos en off, recitados de poemas y canciones en vivo.

Ahora estamos frente a una gestión que, promediando los cien días, vemos que la policía posee sectores especializados con aval para tener armas largas, con indumentaria casi militar, para recorrer las zonas rojas.

Wayar reflexionó sobre la importancia de haber logrado este producto cinematográfico dedicado a uno de los sectores más vulnerados de la sociedad, sobre los logros alcanzados en los últimos años y la perspectiva de los tiempos venideros en un escenario de avance de la derecha neoliberal.

“Se ha vuelto mucho más atrás. La gestión K abrió la puerta e impulsó una discusión social a punto de ingresar en la visibilidad social. La película marca una foto temporal donde se están pidiendo acceso a vivienda, educación y trabajo en ese contexto. Ahora estamos frente a una gestión que, promediando los cien días, vemos que la Policía posee sectores especializados con aval para tener armas largas, con indumentaria casi militar, para recorrer las zonas rojas. Hay un recrudecimiento de esas ideas clasistas y moralizantes de las ciudades que barren todo bajo la alfombra. El Estado ya no está dando derechos, y eso se ve muy claro en lugares como la Capital Federal o La Plata.”

Además del recorrido por decenas de voces de trans y travestis, el desarrollo de la película se ve atravesado, sin duda, de manera directa por la presencia de las activistas ya fallecidas Lohana Berkins y Diana Sacayán, esta última asesinada a fines del año pasado. “La huella de ellas marcan nuestro piso; marcan la posibilidad de que construyamos esa otra historia que se hace y que es silenciada”, aseveró Wayar.

La directora de Futuro Transgenérico habló sobre el desafío que significó la producción de este documental realizado a pulmón y la lucha por instalarlo en el siempre intrincado circuito cinematográfico nacional. “El trabajo no es full HD, está compuesto por material de unos años atrás, cuando no estaba esa herramienta tan instalada, solía ser relegada como si fuera un producto menor, y no se juzgaba por su contenido. Cuando fue el festival Asterisco hubo que pelear el lugar para que la película esté, incluso pasó bastante periférico”, explicó.

En tanto, T tendrá su estreno en La Plata esta tarde, para mostrar una página más de los derechos conquistados con militancia y –como declamaba Lohana Berkins– con furia travesti.