Por Héctor Bernardo

Ante la trascendencia de una investigación periodística que señala que funcionarios del actual Gobierno y empresarios vinculados al presidente Mauricio Macri compraron lo que se denominó “dólar futuro”, y que luego se beneficiaron con la devaluación que, una vez asumido, ordenó Macri, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner publicó una carta abierta en su cuenta de Facebook en la que desenmascara a los beneficiados con la devaluación del gobierno de Cambiemos y que ayuda a entender el trasfondo de la causa por la cual el juez Claudio Bonadio la citó a declarar.

“¿Quiénes se beneficiaron con la devaluación? ¿Quién les autorizó el pago de esos millonarios contratos a futuro? ¿Qué harán los denunciantes respecto de los ‘inescrupulosos’ de su mismo espacio político?”, se pregunta presidenta, que habló sobre el rol de los denunciantes, los diputados del PRO Mario Negri y Federico Pinedo, sobre juez Claudio Bonadio, los medios hegemónicos Clarín y La Nación, los amigos del poder como Nicolás Caputo, y hasta de la propia familia Macri.

La breve pero precisa carta de la ex presidenta es un documento que es necesario leer de principio a fin para comprender claramente quién es quién en la causa dólar futuro. Dice la carta abierta de CFK:

“Sobre la causa dólar futuro. Según la denuncia efectuada por los legisladores oficialistas Negri y Pinedo, concretamente se habla de la existencia de un grupo de funcionarios que, de manera organizada, sistemática y concertada, llevamos a cabo acciones de carácter político, técnico y administrativo con supuestos propósitos delictivos. Se habla en la denuncia de Negri y Pinedo de ‘beneficios indebidos para terceros inescrupulosos’. Textual.”

“Hasta ayer, nada sabíamos sobre los ‘terceros inescrupulosos enriquecidos ilegítimamente’ por la operatoria del dólar futuro, porque Bonadío no los individualizó, ni mucho menos los citó, como sí fuimos citados el ex Ministro de Economía, Axel Kicillof, el ex Presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, sus directores y quien suscribe. Al respecto, en la presentación judicial he manifestado en forma textual: ‘¿Será tal vez que puedan encontrarse con algún conocido que quieren mantener alejado de esta investigación y no seguir sufriendo nuevos traspiés políticos?’”

“Ayer han trascendido algunos nombres de los ‘inescrupulosos compradores de dólar futuro’. ¿Ustedes dicen que son todos K? Miren: la empresa Caputo S.A. compró en el Mercado a Término de Rosario 3.56 millones de dólares entre el 8 y el 27 de octubre de 2016. ¿Sabés quién es Caputo? Para los amigos: Nicky. Hombre de estrecha confianza de Macri –no solo fue el testigo de su casamiento sino que participa de las reuniones del Presidente con su JGM–.”

“¿Sabés quién aparece también? La familia Macri, que mediante la empresa Socma-Chery compró 8 millones de dólares a precio futuro que luego se multiplicó, no como panes y peces, sino por la devaluación decidida entre otros por el Presidente del BCRA, el procesado Sturzenegger, quien pagó a pesar de haber sido su partido el iniciador de la causa.”

“La familia Macri, que mediante la empresa Socma-Chery compró 8 millones de dólares a precio futuro que luego se multiplicó, no como panes y peces, sino por la devaluación decidida, entre otros, por el Presidente del BCRA, el procesado Sturzenegger, quien pagó a pesar de haber sido su partido el iniciador de la causa.”

“Hay más ‘inescrupulosos’: el jefe de asesores del Presidente y apoderado del PRO a nivel nacional, José María Torello, el 27 de octubre compró 800 mil dólares en contratos de dólar futuro, que fueron cobrados en febrero. El Secretario de Coordinación Interministerial y ex CEO de Farmacity Mario Quintana, uno de los ilustres negociadores del pago a los buitres, compró casi un millón y medio de dólares a mediados de septiembre pasado, a través de su fondo Pegasus.”

“Pero ojo, hay más ‘inescrupulosos’: empresas mediáticas. El diario La Nación compró 4 millones de dólares. La empresa de TV por cable del Grupo Clarín, Cablevisión, adquirió 11 millones de dólares que luego se multiplicaron por la devaluación. Sí, Clarín, en estas cosas, siempre está. Y no precisamente por ser un sol…”

“¿Quiénes se beneficiaron con la devaluación? Obviamente, los que decidieron devaluar, que parece ser, no están solamente en el BCRA… ¿Quiénes se perjudicaron con la devaluación? El pueblo argentino, como siempre. PREGUNTA: ¿cuando compraron esos millones de USD, sabían que de ganar las elecciones iban a devaluar, mientras el candidato lo negaba en TV?”

“El diario La Nación compró 4 millones de dólares. La empresa de TV por cable del Grupo Clarín, Cablevisión, adquirió 11 millones de dólares que luego se multiplicaron por la devaluación. ¿Quiénes se beneficiaron con la devaluación? Obviamente, los que decidieron devaluar.”

“Y ¿quién les autorizó el pago de esos millonarios contratos a futuro? Bonadio. ¿Quién si no? ¿Qué hará la Cámara de Apelaciones ahora que han trascendido los nombres de los ‘terceros inescrupulosos enriquecidos ilegalmente’? ¿Le ordenará a Bonadio que los cite para que devuelvan la plata? ¿Y el Parlamento? ¿Y sus denunciadores? ¿Que harán los denunciantes respecto de los ‘inescrupulosos’ de su mismo espacio político?”

“Buscando la ruta del dinero K encontraron la ruta del dinero M en los Panamá Papers y las sociedades offshore de Macri, de sus parientes, de sus socios y de sus funcionarios… Y ahora investigando el dólar futuro se encontraron que los ‘inescrupulosos’ compradores y beneficiados por la devaluación también son PRO.”

“A 4 meses de gobierno queda expuesto un mecanismo de corrupción de quienes, como ‘paladines de la moral’, llegaron a traer ‘transparencia’. Un escándalo sin fin. Una verdadera asociación ilícita que oculta sus negociados con cinismo e hipocresía”, cierra la carta abierta de Cristina Fernández de Kirchner.

“Es una causa con un cien por ciento de contenido político”

El titular del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Hernán Letcher, analizó la carta de la presidenta, la causa por la que Bonadio citó a la ex mandartaria y la investigación que revela que funcionarios del actual Gobierno fueron los principales beneficiarios de la compra de “dólar futuro”.

“el hecho de que los que compraron dólar futuro están vinculados al gobierno de Macri demuestra que no había ninguna operatoria turbia orientada a generar una ganancia con algunos actores, como presume la denuncia y la causa.”

Letcher aseguró que “el hecho de que los que compraron dólar futuro están vinculados al Gobierno de Macri demuestra que no había ninguna operatoria turbia orientada a generar una ganancia con algunos actores, como presume la denuncia y la causa en general impulsada por Bonadio. Las decisiones en materia de política económica no debían ser judiciables. No hay delito en la operatoria del dólar futuro. Eso está claro”.

En relación con la investigación periodística que demostró que funcionarios del actual Gobierno compraron “dólar futuro” y se beneficiaron con la devaluación, el titular del CEPA aseguró: “La única sospecha que hoy se abre, que es distinta de la decisión en materia económica que estaba planteada originalmente, es que las compras de ‘dólar futuro’ de aquellos funcionarios macristas podrían hacer presumir la intensión de forzar luego una devaluación para tener luego un beneficio adicional”.

“las compras de ‘dólar futuro’ de aquellos funcionarios macristas podrían hacer presumir la intensión de forzar luego una devaluación para tener luego un beneficio adicional.”

En particular, sobre la citación a la ex presidenta por parte del juez Claudio Bonadio, Letcher aseguró: “Es una vergüenza. Reafirma lo planteado por algunos dirigentes y por la ex presidenta de que es una causa con un cien por ciento de contenido político. No hay delito de la gestión anterior, ni de la ex presidenta, ni de Axel kicillof ni del directorio del Banco Central. Era una operatoria dentro de los marcos previstos”.

“Hoy quedó demostrado que no sólo no había conocimiento de los compradores, sino que no tenían nada que ver con ese equipo. Es obvio que Bonadio, además, sabía quiénes eran los compradores, con lo cual la citación carece de sentido y, en todo caso, se realizó con una intencionalidad claramente política”, concluyó Letcher.