Por Alejandro Palladino

En enero Vidal obtuvo la aprobación en el Congreso bonaerense de su primer objetivo político: la ley de presupuesto 2016, para contraer una deuda de 60 mil millones de pesos. Uno de los ítems de esa normativa era la implementación efectiva de la Ley 14.735 del boleto estudiantil, promulgada en julio de 2015 y que, según su artículo 9, debería haber entrado en vigencia antes de la finalización del ciclo lectivo vigente al momento de su sanción.

Hasta el lunes anterior, la gobernadora se había llamado a silencio sobre este tema. Ese día, en su visita a Bahía Blanca para anunciar obras de infraestructura en el marco del aniversario de esa ciudad, Vidal fue consultada por el boleto, en buena medida porque uno de los tantos sectores que marchó a la Municipalidad para tener respuestas fue el movimiento estudiantil, además de sindicatos docentes, auxiliares, de salud y estatales. Ante la pregunta, Vidal contestó que “el boleto estudiantil gratuito no es una prioridad”.

Ayer por la tarde, en lo que fue un capítulo más en la lucha por la concreción de la ley, estudiantes secundarios, terciarios, universitarios y de bachilleratos populares, Universidades públicas y sindicatos de la educación, de La Plata pero también de otras partes de la provincia, se congregaron en la Plaza Rocha de La Plata para marchar por avenida 7 hasta la Casa de Gobierno de Vidal para llevar el reclamo a la mandataria.

La movilización estuvo enmarcada en lo que fueron otras protestas de los estudiantes, que en lo que va del año han realizado intervenciones en plazas de toda la provincia con actividades culturales y radios abiertas para mantener el tema en agenda ante el silencio de la gobernadora al respecto.

El otro camino que siguió el movimiento estudiantil para fortalecer el reclamo fue por la vía judicial. La vicepresidencia de la Federación Universitaria de La Plata (FULP) presentó semanas atrás un amparo en primera instancia en el juzgado Civil y Comercial Nº 11 de La Plata, que apeló la medida a la Cámara provincial y el resultado fue que la Cámara favoreció a los estudiantes, por lo tanto, el juzgado local de La Plata es el que deberá fallar en el futuro próximo.

Contra el ajuste y la demora por el boleto

Las consignas se repitieron a lo largo de la marcha, tanto en el reclamo por el boleto como el repudio por el tarifazo en el transporte, que en algunos casos alcanzó hasta el 150%, y también el de los servicios públicos, con aumentos de la luz en un 500% y del gas y el agua de un 300%. Entre las columnas que avanzan por calle 6 en Plaza San Martín, al canto de “No tengo cuenta en Panamá, soy estudiante, boleto gratuito ya”, sobresalía  un cartel alto con forma de tarjeta magnética para viajar en micro que decía: “SUBE todo, boleto gratuito ya”. Colgadas de las rejas negras de la Casa de Gobierno, unas letras grandes sostenían la frase: “No al tarifazo. Sí al boleto educativo”.

“El año pasado, el contexto de país posibilitó las condiciones para que discutamos y consigamos la ley, y hoy Cambiemos no tiene la intencionalidad política de avanzar. No lo toman como una prioridad. Sabemos que las necesidades de la provincia son muchas y los estudiantes no queremos estar por encima de ningún otro sector, pero la realidad es que esta ley hay que cumplirla porque de lo contrario el transporte público se convierte en una variable más de ajuste para el movimiento estudiantil”, sostuvo a Contexto Fermín González Laria, vicepresidente de la FULP.

Los estudiantes también dejaron en claro que, ante las excusas de Vidal de no tener presupuesto, el Gobierno nacional evidenció sus prioridades políticas al favorecer a sectores concentrados de la economía como los agroexportadores y las mineras, con la quieta absoluta de retenciones ni bien asumió .

La ley del boleto estudiantil establece que los estudiantes de instituciones públicas y privadas, primarios y secundarios, cuentan con 50 viajes urbanos e interurbanos mensuales, mientras que los  terciarios y universitarios tendrán 45. Los universitarios también tendrán cuatro viajes anuales de larga distancia de ida y vuelta gratis. Esta ley favorecería a 4 millones de estudiantes de la provincia.