Por Alejandro Palladino

La semana pasada, una serie de notas periodísticas dieron cuenta de la compleja situación que viven los comedores escolares y barriales de la provincia de Buenos Aires, problemática a la que hicieron oídos sordos los medios oficialistas. El ajuste que llevó a cabo la gobernadora María Eugenia Vidal consistió en una reducción de entre el 20 y el 40% de los cupos de los comedores y un nuevo “menú de emergencia” a base de arroz y fideos que suprimió carne, pollo, verduras y frutas. Una medida que, sumada al tarifazo y la inflación, que en diciembre será de un 6% y de un 40% anual, aplastó aun más la condición económica de los sectores más postergados.

Ante el revuelo mediático que provocó la noticia, funcionarios del Gobierno bonaerense hicieron circular la información desmintiendo el ajuste y asegurando que desde el Ministerio de Desarrollo Social provincial aumentarían el valor de cada cupo de 6,5 a 12 pesos. El anuncio formal llegó recién ayer desde Bahía Blanca, donde la gobernadora participó del aniversario de la ciudad y debió enfrentarse a una multitud de manifestantes. Sin embargo, referentes de Suteba y ATE dijeron a Contexto que hasta ayer por la tarde no habían tenido respuestas desde el Estado provincial y que el abandono que sufren los comedores es notorio.

La secretaria de Educación y Cultura de Suteba, Silvia Almazán,  ratificó el estado de crisis de los comedores. “La semana pasada Mar del Plata tuvo un faltante de 3 mil cupos, y en Villa Gesell y el Partido de la Costa entre 300 y 500 cupos”,  informó. Y agregó: “Recorremos la provincia y los compañeros nos plantean que las cosas están de manera muy similar en los distintos distritos”.

“LA SEMANA PASADA MAR DEL PLATA TUVO UN FALTANTE DE 3 MIL CUPOS (EN COMEDORES), Y EN VILLA GESELL Y EL PARTIDO DE LA COSTA ENTRE 300 Y 500 CUPOS. RECORREMOS LA PROVINCIA Y LOS COMPAÑEROS NOS PLANTEAN QUE LAS COSAS ESTÁN DE MANERA MUY SIMILAR EN LOS DISTINTOS DISTRITOS”. SILVIA ALMAZÁN, SUTEBA.

La situación se volvió crítica a causa de la inflación sobre los productos de la canasta básica, la ola de despidos y el tarifazo, que provocan que la cantidad de nenas y nenes de jardín de infantes y escuelas que acuden a los comedores sea cada vez mayor. Es decir, hay menos alimentos y menos cupos, a la vez que más bocas que alimentar.

“Los auxiliares hacen magia para que las pizzetas tengan algo de queso”, dijo Almazán.

La desesperación de los auxiliares es común en toda la provincia, informaron los gremios. De todas maneras, en Lomas de Zamora es aun más preocupante y no hay respuestas de Santiago López Medrano, ministro de Desarrollo Social de la provincia.

“En el distrito de Lomas de Zamora el Estado provincial bajó 18.669 cupos de comedores. Y la calidad empeoró muchísimo con la dieta de emergencia”, dijo a Contexto Nora Quercia, secretaria general de ATE Lomas de Zamora, quien agregó que desde el gremio tampoco tuvieron noticias nuevas por parte del gobierno provincial.

La medida de ajuste de María Eugenia Vidal generó la semana pasada movilizaciones de los consejeros escolares, auxiliares, docentes y padres, tanto en los propios consejos escolares de distintos puntos de la provincia como en la Dirección General de Escuelas en La Plata, para reclamar por la alimentación básica de los más chicos. Las marchas y el repudio de la comunidad educativa ante el presente estado de cosas generó la renuncia de la vicepresidenta del Consejo Escolar de Bahía Blanca e integrante de Cambiemos, Adriana Perdriel, quien la semana pasada dijo que “el que tiene hambre de verdad come cualquier cosa”, luego de ser consultada  por el mal estado de la leche que le daban a los chicos.

La ausencia del Estado implicó que los propios docentes y auxiliares, junto a los padres, organicen colectas solidarias para enfrentar la problemática. “Es un paliativo”, reflexionó Almazán.

“LA ESCASEZ NOS PONÍA A LOS AUXILIARES EN LA SITUACIÓN DE TENER QUE ELEGIR QUIÉNES COMíAN Y QUIÉNES NO, COSA QUE NO HICIMOS. ENTONCES, TENEMOS QUE DARLE MENOS COMIDA A CADA UNO”. NORA QUERCIA, ATE LOMAS DE ZAMORA.

La mayor cantidad de chicos y chicas que asisten a los comedores por el ajuste del Estado pone en serios aprietos a los auxiliares: “La escasez nos ponía a los auxiliares en la situación de tener que elegir quiénes comían y quiénes no, cosa que no hicimos. Entonces, tenemos que darle menos comida a cada uno. Que vengan los funcionarios y den la cara. Nosotros no vamos a dejar a los chicos sin comida y no vamos a ser cómplices del ajuste que están realizando”, sostuvo Quercia.

Consultada sobre cuándo fue el último contacto con autoridades estatales de la provincia, Quercia contestó que fue “hace dos semanas con el director general de escuelas, Alejandro Finocchiaro”. Allí, los sindicatos presentaron una agenda en la que exigieron respuestas para abordar el conflicto.

Un mal trago para Vidal en su visita a Bahía Blanca

La gobernadora visitó ayer Bahía Blanca, ciudad que cuenta con 4.000 cupos menos de comedores, en el marco de su aniversario, que consistió con un acto en el que fue recibida por el intendente Héctor Gay, y donde la mandataria anunció un plan de inversión en obras hidráulicas.

La nota del día fue el recibimiento que tuvo: una numerosa movilización que realizaron los sindicatos de la UOCRA, Suteba, SOEME, ATE y la CTA de los Trabajadores, quienes se expresaron por “trabajo digno” y el “cese de despidos”. Además, también estuvo el movimiento estudiantil en reclamo para que se haga efectiva la ley del Boleto estudiantil, promulgada el año pasado.

Los manifestantes no pudieron acceder a la Plaza Rivadavia por el amplio operativo de seguridad que montó la Policía, con vallas que impedían el ingreso y la utilización de gases lacrimógenos, según publicaron sindicalistas y manifestantes en las redes sociales.

bahía blanca

Solicitud de informes de senadores del FpV a Vidal

En un comunicado, senadores del FpV calificaron de “crítica” la situación de los comedores y pidieron respuestas de la gobernadora. En el texto afirman: “Una cuestión a destacar son los numerosos pedidos y reclamos desde los diferentes consejos escolares, que son quienes gestionan las partidas del SAE (Servicio Alimentario Escolar), solicitando mayores cupos debido al notable aumento de la matrícula escolar. En la gran mayoría de los casos, fueron desoídos”.

“Coincidimos con muchos gremios al considerar la situación descripta como crítica, no sólo porque no se obtienen respuestas desde hace tiempo de parte de las autoridades provinciales, sino porque estamos hablando de la alimentación y la nutrición de niños, niñas y jóvenes, tema en el que no podemos permitir recortes ni racionalizaciones”, cerraron.


Anteriores:

http://perio.unlp.edu.ar/~diariocontexto/2016/04/09/vidal-dejo-a-los-comedores-escolares-a-fideos-y-arroz/