Por Roberto Álvarez Mur

La decisión de las autoridades de PAMI de achicar la cobertura de unos 160 medicamentos considerados “obsoletos” despertó la preocupación y descontento del sector farmacéutico, cuyas entidades representantes aseguraron no haber sido consultadas por esta propuesta del organismo. En tanto, el titular de la obra social de los jubilados, el macrista Carlos Regazzoni, defendió la iniciativa y sostuvo que la medida es para las drogas “que no tienen utilidad”.

Esta decisión, elaborada puertas adentro de la obra social, despertó la preocupación de trabajadores del sector farmacéutico. “La iniciativa fue de PAMI y nuestro Colegio no ha participado científicamente en la decisión de qué debe cubrirse como gasto y qué no, y entendemos que esto puede llegar a ser muy complicado para los jubilados que quieran concurrir a las farmacias pensando que el medicamento es gratuito y se van a encontrar con que van a tener que abonar el precio en su totalidad”, dijo a Contexto la titular del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, Isabel Reinoso. Asimismo, exhortó al actual titular de PAMI a que desarrolle una estrategia de comunicación hacia los jubilados y pensionados sobre esta nueva medida, para evitar confrontaciones directas con los comerciantes de farmacias.

“Hay algunos medicamentos no crónicos y antibióticos que pasan a tener una cobertura menor al 100% de parte del PAMI”, expresó en diálogo con Radio Continental el referente del Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal, Claudio Ucchino, respecto del recorte implementado por la obra social de jubilados y pensionados. Ucchino agregó: “Hay antibióticos importantes que salieron, como la amoxicilina con ambroxol, un jarabe con butetamato, que son productos que en invierno se usan mucho porque los abuelos tienen bronquitis o ese tipo de patologías”.

En esta línea, Reinoso aseveró: “Nosotros veníamos reclamando mejoras para las farmacias, problemas de pagos de salarios, y nos sorprendió que no sólo no hubo una propuesta de mejora para las farmacias, sino que se recortaron moléculas que tenían cobertura al 100%”.

“entendemos que esto puede llegar a ser muy complicado para los jubilados que quieran concurrir a las farmacias pensando que el medicamento es gratuito y se van a encontrar con que van a tener que abonar el precio en su totalidad.”

En tanto, quien también sumó su voz en contra de la medida tomada por PAMI fue el ex jefe de Gabinete presidencial Aníbal Fernández, quien desde su cuenta de Twitter manifestó: “¿Esta era la propuesta para el PAMI y nuestros jubilados? ¿Eliminar sus prestaciones?”, y agregó: “¿Qué es lo que buscan? ¿Llegar a su promocionada ‘pobreza cero’ eliminando pobres y jubilados?”.

“Acá todos tenemos que pensar en los abuelos. Todos sabemos lo que gana un jubilado”, dijo la presidenta del Colegio Farmacéutico bonaerense. Reinoso explicó que una medida de alivio ante el recorte de medicamentos hubiera sido adecuada con la búsqueda, a través de médicos profesionales, de proveer tratamientos alternativos que sí estén dentro de la cobertura que entrará en vigencia, para evitar los gastos en medicamentos lo más posible.

“El PAMI busca medidas para recortar gastos, pero sería mejor que evalúen medidas desde el lado más humano. Estas son políticas que no dependen de los farmacéuticos. Así como un día se optó por brindar cobertura al 100% de los medicamentos, ahora se optó que no. Otra concepción surgida desde otro gobierno”, dijo Reinoso, y agregó: “Veremos si esto alcanzará para que los asuntos pendientes en PAMI y los farmacéuticos queden saneados. Yo creo que no”.