Por Alejandro Palladino

Organizaciones políticas, gremiales, sociales y estudiantiles se concentraron ayer por la mañana en las puertas de la Municipalidad de La Plata para repudiar el protocolo antipiquete que impulsa el intendente Julio Garro, que fue el principal motivo de debate en la primera sesión del Concejo Deliberante. El proyecto pasó a comisión y en las próximas semanas será tratado en los bloques de concejales.

Mediante un foro en el que hablaron referentes de organizaciones kirchneristas, de izquierda, de género, de derechos humanos, barriales, contra la violencia institucional y gremiales como la CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y ATE provincia de Buenos Aires, los manifestantes pusieron en común la importancia de rechazar el protocolo, al que consideraron inconstitucional.

Sostuvieron que la norma busca acallar los reclamos de los trabajadores y criminalizar la protesta social en un contexto de despidos masivos del Estado, ajustes e inflación para los bolsillos e “ingreso a la tercera etapa de deuda externa en la historia del país” por el acuerdo pro buitre.

Sostuvieron que la norma busca acallar los reclamos de los trabajadores y criminalizar la protesta social en un contexto de despidos masivos del Estado, ajustes e inflación.

Mientras Garro hablaba con taxistas para justificar el protocolo con promesas de menos inconvenientes de tránsito, frente a la Municipalidad resaltaron que las manifestaciones son para favorecer a “los ciudadanos de a pie defendiendo los derechos de los trabajadores en la calle”.

Foto: Agustin Oliva
Foto: Agustin Oliva

“Cercenar el derecho a la protesta, tanto de un sindicato como de un movimiento estudiantil o barrial, es querer hacer invisible un estado social y político que se está viviendo en Argentina a partir de la implementación de políticas antipopulares”, dijo a Contexto Octavio Miloni, representante en la concentración por la CTA de los Trabajadores y secretario gremial de la Asociación de Docentes de la Universidad de La Plata (Adulp).

“Estas medidas nos acercan a los peores momentos de la historia argentina, cuando se trataba de ocultar todo descontento social. Por todo esto, esta movilización, tan importante, con voluntad de unidad, es para defender los derechos de los trabajadores y del pueblo”, agregó Miloni.

Foto: Agustin Oliva
Foto: Agustin Oliva

Los manifestantes coincidieron en considerar a La Plata como lugar estratégico de las movilizaciones de trabajadores, considerando que en los últimos meses sus avenidas y Ministerios fueron escenario de los numerosos y masivos reclamos. También resaltaron el alto componente estatal y productivo de la ciudad. “La Plata es capital de la protesta social”, dijeron. Y agregaron: “La represión es parte fundamental de la política de Cambiemos”.

El foro, a su vez, presentó un documento firmado por 55 organizaciones en el que fundamentó su crítica al protocolo antipiquete. Allí, además de señalar el carácter represivo que coarta la protesta, apuntaron al “corralito” que prevé para los periodistas, a quienes planea alejar del campo de acción de la noticia, por lo que atenta contra el derecho de acceder a una información fidedigna sobre posibles represiones.

Foto: Agustin Oliva
Foto: Agustin Oliva

“Adoctrinan el reclamo popular. Lo repudiamos y no vamos a acatar ningún protocolo que coarte expresarnos en la calle”, dijo a este medio Agustín García, secretario de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), gremio que entre ayer y hoy realiza un paro nacional en su séptima movilización desde que asumió la gobernadora María Eugenia Vidal.

“Esta concentración frente al municipio es la primera de muchas si siguen avanzando con la intención de criminalizar la protesta. Estigmatizan al trabajador estatal para dejarlo sin trabajo y así vaciar de políticas públicas para quienes más lo necesitan”, afirmó César Baliña, secretario gremial de ATE provincia de Buenos Aires.

El pedido de liberación de Milagro Sala y la relación de su detención con el protocolo antipiquete fueron incluidos en el foro por Estela Díaz, secretaria de género de la CTA e integrante del comité por la liberación de Milagro Sala. “El motivo por el que detuvieron y encarcelaron a Milagro fue por provocar tumulto y hacer acampe por los derechos de su pueblo”, afirmó. “Quieren detener a los referentes populares que piden trabajo, por eso se apuran tanto en ponerlo en práctica”, completó.

Otro actor político presente fue la Federación Universitaria de La Plata, que en los últimos meses estuvo en las calles reclamando la implementación del boleto educativo que se promulgó el año pasado y que todavía Vidal no hizo efectivo.

El carácter inconstitucional del protocolo de Garro

Foto: Agustin Oliva
Foto: Agustin Oliva

Cintia Nucifora, secretaria de Derechos Humanos de ATE Buenos Aires, refirió a la inconstitucionalidad del protocolo. “Antes que nada, es anticonstitucional y demuestra la falta de formación teórico-política por parte de quienes lo diseñaron, y también de nuestra propia Constitución. La protesta es un derecho constitucional no sólo avalada por nuestro texto, sino también por los tratados de derechos humanos que están incorporados a la Constitución desde 1994”, dijo. Y agregó: “Si gobiernan contra los trabajadores, van a tener protestas”.

En la misma línea, el abogado e integrante de la Mesa por los Derechos Humanos de La Plata, Aníbal Hnatiuk, explicó a este medio la inconstitucionalidad del protocolo, que, además de darle mayores facultades a la Policía, otorga a la Municipalidad atribuciones que no le corresponden.

“La Municipalidad le pide a la Policía que vuelva a investigar a los ciudadanos por lo que hacen en sus actividades políticas y sociales, como lo hacía la DIPPBA (Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires), con análisis de la información y archivos sobre lo que hacen los manifestantes. De ninguna manera está en las atribuciones que tiene la Municipalidad o el Concejo Deliberante”.

“La municipalidad le pide a la Policía que vuelva a investigar a los ciudadanos por lo que hacen en sus actividades políticas y sociales, como lo hacía la Dippba. De ninguna manera está en las atribuciones que tiene la municipalidad o el concejo deliberante”. Anibal Hnatiuk, abogado.

Hnatiuk también indicó que la Municipalidad no puede mandar a la Policía a reprimir, porque es atribución de la provincia. “Ellos dicen que la Policía tiene que registrar los nombres de los referentes de la protesta, que tiene que firmar a quienes se manifiestan. Es ilegal que la Policía guarde esas filmaciones e informaciones sobre las movilizaciones”, concluyó.

Foto: Agustin Oliva
Foto: Agustin Oliva

Las organizaciones

En la concentración participaron La Cámpora La Plata, la Juventud Peronista, el Partido Comunista, Patria Grande, el Movimiento Justicia y Libertad, el Movimiento Socialista de los Trabajadores, ATE provincia de Buenos Aires, CTA Autónoma, CTA de los Trabajadores, el Movimiento Evita, Peronismo Militante, el Partido de los Trabajadores Socialistas, el Colectivo de Investigación y Acción Jurídica, Movimiento Octubre, la Comisión de Despedidos-La Plata, Movimiento Revolucionario del Pueblo Quebracho, la Federación Universitaria de La Plata, Libres del Sur.