Banco Provincia: “Por primera vez en 194 años, el sector privado ocupa...

Banco Provincia: “Por primera vez en 194 años, el sector privado ocupa la gerencia”

El gremio de bancarios realizó un paro de actividades en repudio de la designación de un ex gerente del Banco Francés. Denunciaron que la gobernadora María Eugenia Vidal planea cerrar 42 sucursales.

2019
0

Por Roberto Álvarez Mur

En un mes marcado por despidos, incertidumbre sobre la estabilidad laboral y contractual y disconformidad con los salarios, trabajadores del Banco Provincia (Bapro) realizaron un paro ayer en repudio de la designación para la gerencia general del ex director del Banco Francés Jorge Allen, nombrado desde la asunción del actual presidente de la entidad, Juan Curutchet.

“La parte política nombra al presidente de directores cada cuatro años, de acuerdo con el gobierno de turno. Pero la designación de la gerencia general se decide dentro de la carrera bancaria. El que entraba de ordenanza o de chofer tenía la chance a lo largo de la vida de ocupar el puesto de gerente general, hoy ocupado por un gerenciamiento proveniente del sector privado”, dijo a Contexto Federico Bach, titular de la seccional platense de La Bancaria.

El delegado gremial consideró la decisión de Curutchet como “delicada”, porque la interna bancaria es la que, eventualmente, debe poner límites “a la parte política”. En esa línea, el senador provincial del bloque PJ, Patricio García, presentó un proyecto de declaración para manifestar rechazo a la decisión de “cercenar la carrera bancaria a nivel de la gerencia general, con la finalidad de poner a la entidad bajo gestión privada”.

Paro y 42 sucursales en peligro

La parálisis de actividades en el Banco Provincia se enmarcan también en un clima de tensión provocado por conflictos que el gremio mantiene con la gestión provincial, que incluyen discusiones paritarias, despido de personal y achicamiento de recursos.

“Desde hace un tiempo atrás, venimos viendo algunas cuestiones muy complicadas desde el cambio de gestión, sobre todo frente a un rumor inicial, que luego fue tomando más fuerza, del cierre de 42 sucursales del banco en la provincia. Esto incluye también las delegaciones, ya que no todas tienen el rango de sucursales: algunas son más chicas o más grandes. Pero 42 bocas del Banco Provincia, en definitiva”, detalló Bach.

“VENIMOS VIENDO ALGUNAS CUESTIONES MUY COMPLICADAS DESDE EL CAMBIO DE GESTIÓN, SOBRE TODO FRENTE A UN RUMOR INICIAL, QUE LUEGO FUE TOMANDO MÁS FUERZA, DEL CIERRE DE 42 SUCURSALES”. Federico Bach, La Bancaria.

Además, señaló que, según el directorio del banco, los cierres se darían por causas de “rentabilidad y productividad”, lo cual es observado por el sector gremial como un claro achique de la banca pública. “Muchas de estas sucursales están en pueblos chicos donde la salida del banco público termina estancando el crecimiento del pueblo. El primer ejemplo fue Blaquier, pueblo cercano a La Pampa. Se llamó al personal para ‘reubicarlo’. Una sucursal que tiene más de treinta años, en un pueblo pequeño. A nivel de recursos humanos, significa casi el cierre del pueblo”, explicó Bach.

Si bien el cierre de las 42 sucursales no está confirmado, el gremio se encuentra en alerta.

En el último mes se cumplió la fecha jubilatoria de la gerencia vigente. En ese lapso no se designó a un gerente previsional dentro de la esfera bancaria, sino que se decidió designar al ex director del Banco Francés y antiguo jugador de rugby de Los Pumas, Jorge Allen.

“EL BANCO PROVINCIA ES EL SEGUNDO BANCO DEL SISTEMA FINANCIERO NACIONAL, Y NO QUEREMOS QUE SE ACHIQUE. ESTE AÑO TUVIMOS MÁS DESPIDOS EN LA BANCA PÚBLICA QUE EN LA PRIVADA.”

Por lo pronto, La Bancaria anunció un paro nacional para el 14 de abril donde pondrán de manifiesto los reclamos vigentes desde el último mes.

En un comunicado, la agrupación que nuclea a los trabajadores bancarios anunció: “Curutchet, no vamos a permitir que en 100 días quiera quitar 194 años de historia”.

Y remata: “Ahora se entiende con claridad por qué públicamente arremete con la amenaza de cierre de sucursales, congela la planta funcional, terceriza áreas y embiste contra nuestros derechos jubilatorios”.