“En políticas soberanas no se puede dar ni un paso atrás”

“En políticas soberanas no se puede dar ni un paso atrás”

Entrevista a Mario Volpe. Por Manuel Melograno

299
0
PHOTO / DANIEL GARCIA

Por Manuel López Melograno

A 34 años del desembarco de la dictadura cívico militar en las islas Malvinas, el titular del Centro de Excombatientes de Malvinas (CECIM), y en medio de una agenda cargada de actividades recordando a los combatientes, Mario Volpe, dialogó con Contexto sobre la importancia de mantener viva la memoria y los reclamos por los que siguen luchando. “Para este 2 de abril nos encontramos ante una fecha que nos conmueve siempre, pero Malvinas es de una lucha de todos los días”.

¿Cuáles siguen siendo las deudas del Estado argentino para con ellos y sus familiares?

Actualmente continuamos con dos reclamos. Por un lado buscamos resolver la deuda que tenemos con los soldados de Malvinas que es darle la identidad a los 123 combatientes que están aún en el cementerio de Darwin y figuran como NN. Por otro, trabajamos para pedirle a la justicia por los soldados que fueron estaqueados o torturados por parte de los oficiales o suboficiales.

La guerra de Malvinas tiene esa cuestión donde de golpe hay un conjunto de sensaciones que tienen que ver con el dolor, y con el orgullo de haber combatido al imperio y el orgullo de tratar de que Argentina ejerza su soberanía de las islas que le pertenecen; y también el dolor por todo esto que sigue sin hacerse justicia en la cual seguimos trabajando en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aportando pruebas sobre los abusos, incluso es necesario trabajar para que todas las causas que están en la justicia se resuelvan. Nosotros impulsamos que se investigue.

¿Cuáles son los retrocesos en el marco de los aspectos históricos?

Claramente un retroceso a nivel del Estado es bajar el rango de la Secretaría dedicada a los asuntos de las Islas Malvinas a Subsecretaria o una dirección, porque significa un retroceso en cuanto a la consideración del tema Malvinas. Estas cosas hay que decirlas y creo que el tema de la plataforma que ha tomado impulso en los medios y la agenda por estos días pone en consideración que lo que se debe hacerse con el reclamo de las Islas Malvinas es sostenerlo con políticas firmes, por eso todo lo que tenga que ver con políticas soberanas y culturales no se puede dar ni un paso atrás.

¿Cómo es la situación de los veteranos hoy? 

Todavía peleamos por la esperada sanción de una ley en el Congreso que establezca un régimen especial de jubilación anticipada, que ya cuenta con media sanción de Diputados, porque realmente es una población vulnerable. Para ver esto no hay más que recurrir en los muertos por distintas circunstancias de tipo suicidios o inducción a la muerte, o ver los problemas de salud que han tenido los ex combatientes que los hace vulnerables, por lo tanto es justo que se pueda dar una jubilación anticipada por lo menos para que en este período tengan, de alguna forma, un merecido premio por lo que han dado al país.

¿Cómo es el contexto de la Lucha Malvinas en América Latina?

Lo que hay que entender es que sin dudas hubo países de América Latina que fueron los que ofrecieron ayuda o nos dieron ayuda. Entonces estas cuestiones han servido para poner en claro quiénes eran nuestros amigos y nos hace reflexionar como sociedad quiénes somos. Y ahora debemos entender que América Latina está en peligro como el caso de Brasil o del petróleo que tiene Venezuela. O lo que está sucediendo acá en Argentina, con una base militar en Malvinas, que no solamente es la base militar que es la más grande de Sudamérica sino que está interconectadas con otras bases en el Atlántico Sur, y que controla los recursos naturales que tiene América Latina y los países ribereños africanos, que son también poseedores de recursos.

Nosotros decimos que la única manera de defender esto es con el conocimiento y con una unión latinoamericana y con otros países africanos que también están tratando de defender sus recursos, y seguir buscando  estos apoyos porque este giro en América Latina nos va a significar un retroceso y realmente la militarización como anunciaron el otro día en lo que ellos denominan el mar harbour significa poder ampliar inversiones para que entren en el puerto de Malvinas Barcos de mayor tamaño, eso también pone en riesgo a toda la región.

La base militar que ellos tienen más el puerto que ellos denominan mar harbour, que ellos están tratando de ampliar para también tener mayor capacidad de barcos con mayor calado, y generalmente son barcos de guerra, pone en riesgo a toda América latina y pone en riesgo a toda una zona importante, y por supuesto pone en riesgo lo que es el Atlántico Sur, que también por las resoluciones y declaraciones de las naciones Unidas, el Atlántico Norte también debe ser un lugar de paz y no militarizarlo, con bases militares extranjeras. Esa bases no están ahí solo para  controlar dos mil habitantes de Malvinas. Ellos controlan el pase del petróleo y aseguran el petróleo que va a Houston.

¿En qué estado está el sentimiento actual de la sociedad por la causa Malvinas y sus protagonistas?

Se ha avanzado mucho y realmente la gente a los ex combatientes, a todos los colimbas sobretodo de Malvinas y a aquellos que han tenido la digna presencia de Malvinas, los reconoce; pero tenemos que enmarcar a Malvinas ahora desde una visión democrática y pensar en esa sociedad que una parte también en el `82 acompañó esta cuestión de que la dictadura militar decidió una guerra y hubo una sociedad que acompañó y que debe reflexionar con esa actitud, que en parte también fue una sociedad violenta en ese momento que mandó a sus jóvenes a la guerra.

Toda la sociedad argentina tiene que conocer todo lo que pasó en Malvinas, la militarización y la expansión de la plataforma continental para que todos tomen conciencia que ese Atlántico Sur es el futuro de las nuevas Generaciones.

No hay que ponerle puntos a ver de qué gobierno se trata, sino seguir haciendo lo que se hizo bien, y en la medida de lo posible profundizarlo, porque en realidad es de todos los argentinos, y no de un gobierno, conocer que la argentina no termina en el continente sino que es muy importante que conozcan toda esa Argentina que muchos tienen olvidada, en toda esa parte del mar que nos pertenece.

COMPARTE