Por Contexto

“A cuarenta años del inicio de la Dictadura Cívico Militar y tomando como ejemplo y guía imprescindible a ese gran periodista militante que fue Rodolfo Walsh, nos dirigimos a ustedes, los miembros de este nuevo Gobierno, en el que comenzamos a reconocer algunas prácticas y objetivos similares a los de aquella terrible dictadura”, abre la carta en su primer párrafo, a la vez que demuestra un claro compromiso del partido con la sociedad por medio de este documento político, un testimonio comprometido en el que expresan varias denuncias y serias críticas sobre distintos accionares y políticas llevadas adelante por el Gobierno de Cambiemos en sus tres primeros meses de gestión.

Aclaran: “Lo hacemos con la certeza de que no nos escucharán, con la convicción de que continuarán y profundizarán las políticas excluyentes, represivas, elitistas y anti-latinoamericanistas. Pero nos sentimos en la obligación de ser claros y dar cuenta de lo que está ocurriendo -continúa-, lo hacemos en el convencimiento de que la mentira, el ocultamiento y la manipulación no pueden ser permanentes”.

En tiempos de balances mediáticos y números redondos –100 días del “nuevo” gobierno, 40 años de la última dictadura- la Carta Abierta a Cambiemos PRO es una clara muestra de que la oposición con el FPV a la cabeza está despierta.

Al cumplirse “cuarenta años del inicio de esa oscura noche de nuestra Patria donde se instaló el terrorismo de Estado”, permanece en carne viva el recuerdo de que esa fue la antesala “para desguazar las políticas públicas, liberalizar la economía y favorecer a los grandes monopolios económicos nacionales y extranjeros heredándonos una deuda impagable que sólo pudo domesticarse en los últimos doce años”, continúa la Carta Abierta.

De este modo, el Frente para la Victoria La Plata expresa que -a tres meses de la llegada de Cambiemos al gobierno-, “a través de un medio legítimo, el voto popular, libre y limpio, garantizado por el Gobierno saliente, al que acusaron en reiteradas oportunidades y sin fundamento alguno de cometer fraude”, es una legitimidad inicial, que como toda legitimidad democrática, “se sostiene y se construye día a día respetando las instituciones de la Nación, respetando las leyes y, sobre todo, respetando al pueblo y a las y los trabajadores”.

Luego una síntesis contundente: “En apenas tres meses, han demostrado que la democracia sólo es, para ustedes, una excusa para justificar el revanchismo político, el odio de clase hacia los/as trabajadoras/es, la represión y el desarrollo de una política económica regresiva y dedicada sólo a favorecer al capital en detrimento del pueblo todo”.

[pull_quote_center]En apenas tres meses, han demostrado que la democracia sólo es, para ustedes, una excusa para justificar el revanchismo político, el odio de clase hacia los/as trabajadoras/es, la represión y el desarrollo de una política económica regresiva y dedicada sólo a favorecer al capital en detrimento del pueblo todo.[/pull_quote_center]

En la carta sobran argumentos para tal conclusión, cuando refiere a que “en apenas quince días, el pueblo argentino aprendió que el Estado Nacional se gobernaba con hombres y mujeres provenientes de la Shell, Chase Manhattan Bank, Monsanto, Citibank, HSBC, Roggio y Asociados, Grupo Clarín, General Motors, entre otros. ¡Los/as CEOS (en criollo gerentes) de las grandes empresas extranjeras están a cargo de los organismos de control de las mismas!”, a la vez que agrega: “No ha habido una estafa de los intereses nacionales tan profunda desde la década infame. Ustedes no gobiernan para las empresas, le han dado el Gobierno a las empresas directamente. Una burla flagrante al mandato popular que elige gobernantes y no gerentes”. 

Cuando pensar distinto te cuesta el trabajo

Sobre la persecución política y los despidos sin causa alguna que ya son de público conocimiento y que ya no pueden negar ni los grupos mediáticos más afines al gobierno, aclaran que “cientos de miles de trabajadores/as del Estado Nacional y de los Estados Provinciales gobernados por ustedes han perdido sus trabajos por el ‘delito’ de pensar distinto, miles de familias quedan en la calle porque son peronistas, kirchneristas o simplemente ingresaron a trabajar al Estado durante los últimos doce años”.

Así es que tanto dentro como fuera del Estado “Opinar cuesta la pérdida del empleo y, en algunos casos, la cárcel”, mientras que aflora en todo el territorio “el miedo a expresar libremente las ideas se ha enseñoreado como nunca antes desde el regreso de la democracia: miles de ciudadanos críticos del Gobierno de ustedes han dado de baja sus cuentas en las redes sociales, o han cambiado sus nombre o han sido señalados y/o censurados  por los funcionarios de Cambiemos por sus opiniones”, avanza el escrito, y da como ejemplos los cientos de artistas – por mencionar solo un rubro- que se quedaron sin empleo.

[pull_quote_center]El miedo a expresar libremente las ideas se ha enseñoreado como nunca antes desde el regreso de la democracia: miles de ciudadanos críticos del Gobierno de ustedes han dado de baja sus cuentas en las redes sociales, o han cambiado sus nombre o han sido señalados y/o censurados  por los funcionarios de Cambiemos por sus opiniones.[/pull_quote_center]

Protocolo antipiquetes y represión de la protesta social

“En apenas tres meses de Gobierno, ustedes han reprimido más que en los últimos doce años. Las movilizaciones y protestas de trabajadoras/es que se quedaron sin empleo o ven peligrar los suyos, han sido reprimidos brutalmente”, dice la carta, y da claros ejemplos como prueba: “los trabajadores/as de Cresta Roja y los gases y balas de goma de las fuerzas represivas; la represión a los cooperativistas en La Plata con mujeres baleadas a quemarropa”, que fueron vistas por televisión en todo el mundo y en el marco de la “la sanción de un ´Protocolo Represivo´ que pretende cercenar una de las garantías básicas de la vida democrática: la libertad de expresión, de reunión y de reclamar ante las autoridades.”, denuncian.

La carta va más allá al asegurar que “han reinaugurado la existencia de detenidos por razones políticas [ideológicas para no repetir política?]: la militante política y social Milagro Sala lleva más de dos meses detenida sin el debido proceso”.

[pull_quote_center]Han reinaugurado la existencia de detenidos por razones políticas [ideológicas para no repetir política?]: la militante política y social Milagro Sala lleva más de dos meses detenida sin el debido proceso.[/pull_quote_center]

Más adelante la Carta hace referencia al blindaje mediático que posee la actual gestión, protegido por un cerco mediático que le dan “las grandes cadenas de los medios monopólicos nacionales y latinoamericanas” que “desplegaron modos de deslegitimación que rememoran a los Gobiernos “de facto” con una catarata de Decretos de Necesidad y Urgencia (sin llamar a extraordinarias del Congreso Nacional) han atropellado procesos de designación en el Poder Judicial (¡hasta en la Corte Suprema!); desmantelaron áreas completas del Estado Nacional, modificaron leyes profundamente democráticas como la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, acercando peligrosamente al Poder Ejecutivo a la figura de sustitución de los Poderes Legislativo y Judicial”.

El texto no se hace esperar para sentar postura en los aspectos económicos del país, al asegurar que “en apenas tres meses de Gobierno ¡han superado a la última dictadura cívico-militar!: aquella tardó un año (de 1976 a 1977) en reducir un 40% el salario de los trabajadores. Ustedes, en sólo noventa días lo han reducido un 50% vía devaluación abrupta y destrucción de los mecanismos de control de precios”.

Asimismo, el escrito dirigido a Cambiemos agrega:“están llevando a cabo una verdadera revolución ´al revés´, un conjunto de medidas han garantizado un incremento de las súper ganancias del gran capital: han autorizado subas de hasta el 300% en los servicios públicos de agua, electricidad y gas (que estaban subsidiados previamente, precisamente como un modo de preservar el salario); han eliminado las retenciones a la exportación de granos como el trigo y el maíz y reducido el de la soja; han liberalizado completamente la explotación minera, lo que le permite a las grandes empresas extraer recursos no-renovables sin pagar ningún impuesto; se ha dejado de administrar el valor de la moneda nacional en relación a la estadounidense de modo que las empresas con activos y ganancias en dólares han multiplicado por casi el doble sus ganancias” y agregan que hasta “han comenzado a desmantelar aquellas empresas públicas exitosas que compiten con las privadas de capital extranjero como YPF o Aerolíneas Argentinas”.

 Ataque al bolsillo: aumentos, inflación y toma de deuda.

En referencia a las políticas económicas y los planes de gobierno para cuidar el bolsillo de los trabajadores y fomentar el consumo interno que tanto éxito habían tenido en la anterior gestión, los miembros del Frente para la Victoria de La Plata denuncian que “ se han desmantelado, reducido o limitado una serie de programas y beneficios destinados precisamente al conjunto de la población y no a las grandes compañías: el Plan Conectar Igualdad, el Plan Ahora 12; el Plan Procrear, la jubilación para los que no habían podido aportar. Los planes y programas destinados a reducir las brechas digitales, del consumo, de vivienda y jubilatoria han sido severamente limitadas”, dejando claramente al descubierto que “no ha habido ni una sola medida de Gobierno a favor de los intereses de las mayorías y, por el contrario, todas las medidas han favorecido y enriquecido más aún a las grandes empresas y la banca nacional y transnacional”.

El regreso a la década del ´90 y de la dictadura cívico-militar

En materia de la política económica, hay otro pasaje de la carta con respecto al rol del ejecutivo con el “acuerdo” con los fondos buitres, al afirmar que se dio un retorno a las prácticas de la dictadura cívico-militar y de la década de los noventa.

La afirmación se respalda con datos. “Hasta diciembre de 2015, la Argentina se había desendeudado al punto de tener la menor tasa de Deuda Externa en relación al PBI de su historia. A la vez, hasta el 2016 las negociaciones con los Fondos Buitre se llevaban a cabo partiendo de los intereses nacionales y de nuestro pueblo. No se había llegado a un acuerdo precisamente por eso,- dice el texto y continúa- ustedes han claudicado con los especuladores buitres sin plantear ninguna objeción. Más aún, les han ofrecido más de lo que ellos mismos reclamaban. Un nuevo horizonte de deuda impagable y de reducción de soberanía económica se nos aparece a los argentinos. El juez Griesa de Nueva York, el negociador norteamericano Pollack y nuestros funcionarios Prat Gay y Sturzzenegger forman así, de hecho, parte del mismo Gobierno, el del capital especulador y chantajista internacional”, concluyen.

[pull_quote_center]Ustedes han claudicado con los especuladores buitres sin plantear ninguna objeción. Más aún, les han ofrecido más de lo que ellos mismos reclamaban. Un nuevo horizonte de deuda impagable y de reducción de soberanía económica se nos aparece a los argentinos.[/pull_quote_center]

Finalmente, en medio de la llegada del presidente estadounidense, Barak Obama, la Carta denuncia la clara política exterior tendiente a inhabilitar la integración latinoamericana, ya que “en apenas tres meses ustedes se han posicionado internacionalmente como torpes y soberbios veedores de procesos nacionales populares de profunda raigambre latinoamericana. Una derecha que llega por primera vez en su historia (sin golpes de estado y sin fraude) al Gobierno, en un ballotage con una diferencia de 2% se permite destratar públicamente a Gobiernos como el de la Revolución Bolivariana (19 votaciones y referendums) y el Gobierno Ecuatoriano de Rafael Correa, cuestionando  sus credenciales democráticas”, expresa el Frente para la Victoria de La Plata, al tiempo que asegura que “ esta política, que ha asombrado aún a los Gobiernos de derechas de América Latina no puede estar destinada sino a contribuir a lesionar los procesos de integración  de los países latinoamericanos” y concluye: “Ustedes son un ariete claro de la política exterior norteamericana en la región, que busca cerrar el hemisferio para tansformarlo -vía Tratado de Libre Comercio- en una dependencia de la economía norteamericana”.

Al finalizar, en clara referencia a los soberanos, el conjunto del pueblo argentino, el texto concluye: “como en otros momentos de nuestra historia, será el pueblo de la Nación el que evalúe lo que ustedes están haciendo desde el Gobierno. El dictamen no será benévolo”.