Por Alejandro Palladino

Ante el avance en el recorte del Estado por los despidos de trabajadores y la falta de diálogo para reabrir paritarias, ATE realizó ayer su segunda gran movilización en organismos del Estado nacional, CABA y provincias, para buscar respuestas por parte de los gobiernos de Cambiemos. Las marchas fueron por los seiscientos despidos del Hospital Posadas vía decreto 254/2015 –que tiene como fin “revisar los procesos concursales y de selección de personal”–, los setenta en la Inspección de Justicia y los mil ochocientos en las obras de Atucha, sumados a los reclamos de ATE Provincia de Buenos Aires, CICOP, la Asociación de Judiciales Bonaerenses y SOEME, para reabrir paritarias cerradas por Vidal luego de ofrecer un 15% de aumento, en una movilización que marchó del Ministerio de Trabajo a la Casa de Gobierno en ciudad de La Plata.

Desde ATE Provincia de Buenos Aires consideraron como “arbitraria” e “injusta” la decisión de María Eugenia Vidal de dar por terminadas las paritarias sin atender los reclamos que rechazan el 15%. En la misma línea se alistaron CICOP, SOEME y la Asociación de Judiciales Bonaerenses. Resaltaron que tienen la mayor representación de trabajadores provinciales y que Vidal mintió cuando, para justificar el cierre de paritarias, dijo que habían participado 29 organizaciones, cuando en realidad, según informó el secretario adjunto de ATE Provincia de Buenos Aires Carlos Díaz a Contexto, fueron quince los gremios participantes, dejando afuera a estatales, médicos, judiciales y no docentes de la educación.

Por el cierre ilegal de las paritarias, Díaz informó que desde ATE presentaron el reclamo ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo para reabrir la paritaria, lo que motivó que el juez Luis Federico Arias ordene al Poder Ejecutivo provincial que se abstenga a dar por definido el cese de las paritarias.

Díaz también refirió a Contexto sobre los despidos, “que no cesan y son cada vez más preocupantes”, y sobre la continuidad de los 15 mil trabajadores, de los que aún no han tenido noticias, y sobre “el pase a planta permanente de los compañeros”, otra de las consignas defendidas ayer.

“vemos claro un intento del gobierno de María Eugenia Vidal de cerrar la paritaria de forma arbitraria y anormal, porque no hubo reuniones ni propuestas formales, solo propuestas vía mail o cosas similares, y entendemos que eso no es serio.”

En la conferencia de prensa previa a la movilización, Fernando Consiglia, titular de CICOP, señaló: “Vemos claro un intento del gobierno de la gobernadora María Eugenia Vidal de cerrar la paritaria de forma arbitraria y anormal, porque no hubo reuniones ni propuestas formales, solo propuestas vía mail o cosas similares, y entendemos que eso no es serio”.

Por su parte, en el plano nacional, el Hospital Posadas sufrió los primeros despidos vía telegrama, la mayoría contratados del área de limpieza, administrativos, enfermeros y personal de seguridad. El Ministerio de Modernización hizo efectivo el decreto 254/2015 de Mauricio Macri para “revisar” los contratos de los trabajadores del hospital de Morón, que tiene cinco mil puestos de trabajo.

Por último, los seiscientos despidos de Atucha, en Zárate, provocaron que el intendente de la ciudad Osvaldo Cáffaro (socialista en el FpV) intervenga por cuenta propia para reactivar las obras mediante el uso de su propia coparticipación municipal y así paliar el costo social de la medida. A su vez, los trabajadores temen que a fin de mes sean 1.800 los despedidos. “Le estoy volviendo a pedir una audiencia a Aranguren; el Gobierno tiene que hacer un esfuerzo”, sostuvo el intendente en declaraciones con Radio del Plata.