Despidos en Conectar Igualdad

Despidos en Conectar Igualdad

El Ministerio de Educación de La Nación despidió a los 1.100 trabajadores del Programa educativo Conectar Igualdad. Ayer, desde el Ministerio emitieron un comunicado en el que lo desmentían, aunque por la tarde los trabajadores confirmaron que no hubo vuelta atrás con el desmantelamiento de la política pública.

585
0

Por Alejandro Palladino

Los despidos de 1.100 trabajadores del Programa Conectar Igualdad por decisión del Ministerio de Educación de la Nación a cargo de Esteban Bullrich desmantelan la estructura de esta política pública creada en 2010, que tenía como principal objetivo “reducir la brecha digital y mejorar la calidad de la educación pública en la escuela secundaria para promover valores como la integración y la inclusión social”, al tiempo que formaba docentes con capacitaciones para introducirlos también en el mundo digital. Llama la atención de un gobierno que viene con la idea de barrer con papeles y burocracia y “modernizar” el Estado, y más aun teniendo en cuenta que el Programa había sido votado por  unanimidad en el Consejo Federal de Educación.

Los 1.100 despidos corresponden a sesenta trabajadores del sistema central del Programa que funcionaba en el Ministerio de Educación de la Nación. Desde allí se diseñaban las políticas de formación docente y se distribuían las notebooks. Los demás despedidos correspondían a las jurisdicciones de las provincias, que contaban con equipos de trabajo con un perfil técnico y pedagógico, y la tercera pata destruida del Programa es el equipo central, que era el encargado de hacer un acompañamiento situado en las escuelas para desarrollar propuestas de formación para los docentes.

El Ministerio de Educación justificó su medida porque “federaliza” la gestión del Programa al dejarlo a cargo de cada provincia. Sin embargo, esto es falaz porque las jurisdicciones provinciales fueron disueltas al no contar con trabajadores, al tiempo que era desde Nación que se repartía el dinero hacia las provincias para llevar adelante la política pública, y ese equipo central funcionaba en el Ministerio de Educación de la Nación, cuyos trabajadores están desde anteayer sin empleo.

“El ministro, en nombre del federalismo, lo que hace es desarmar las polÍticas públicas nacionales.”

“El ministro, en nombre del federalismo, lo que hace es desarmar las políticas públicas nacionales”, sostuvo Laura Penacca, ex coordinadora del Programa Conectar Igualdad.

Cuando asumió Mauricio Macri, los trabajadores de Conectar Igualdad recibieron la visita de las nuevas autoridades, que recorrieron las oficinas y no dieron mayores precisiones sobre su futuro, dejándolos sin tareas específicas para el resto de diciembre, enero y febrero. De esto último se desprende el motivo que dieron desde el Ministerio para echarlos, al considerar que “era más sano” echarlos porque no tenían tareas designadas. Por si fuera poco, los trabajadores no cobraron aún sus sueldos de enero y febrero.

Estos modos indignantes que utiliza el Gobierno al despedir empleados públicos se repite una y otra vez. Por nombrar algunos ejemplo, los trabajadores del Inadi fueron despedidos la semana pasada mediante el envío de un mail, al tiempo que trabajadores de cooperativas y contratados por la Municipalidad de La Plata se enteraron de su nueva situación cuando los rebotó la obra social. Los 1.100 del Conectar Igualdad, a su vez, se suman a los 25 mil cesanteados estatales desde que Macri está en la Rosada.

El Gobierno salió ayer a desmentir el desmantelamiento del Programa, luego de la exigencia de explicaciones de los trabajadores, mediante un comunicado:  “Actualmente, el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación busca una visión integral a sus acciones en las escuelas, y en esta línea se encuentra trabajando el equipo de Educ.ar (nuevo organismo que regularía el Porgrama, según el Gobierno) en coordinación con las demás áreas del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación y la Anses. Hoy en día trabajan y lo seguirán haciendo 1.500 personas en todo el país en el Programa Conectar Igualdad.”

“el ministro dice que el programa va a continuar, pero yo le digo que los programas se hacen con los empleados que llevan adelante las políticas públicas.”

Ante esto Penacca afirmó que “el ministro dice que el Programa va a continuar, pero yo le digo que los programas se hacen con los empleados que llevan adelante las políticas públicas”.

Por su parte, Javier Castrillo, coordinador de investigación y desarrollo del Programa, afirmó ayer a la tarde desde las puertas del Ministerio de Educación que “la situación sigue exactamente igual”. Junto a representantes de ATE, los trabajadores se juntaron allí para exigir una reunión con Esteban Bullrich, quien no los recibió.

Al recorte de Conectar Igualdad se suma el del Programa Primaria Digital y el del sistema operativo Huayra GNU/Linux, realizado por el Estado nacional. Sobre este punto, informó Javier Castrillo, vale recordar la reunión que tuvo Mauricio Macri con el CEO de Microsoft, Sayta Nadella, en la cumbre neoliberal de Davos, en la que el referente de la compañía trasnacional le prometió regalar al Estado argentino el sistema operativo Windows y sus servicio de almacenamiento virtual para estudiantes, docentes e investigadores del país.

“Un país que apuesta por una soberanía a desarrollarse desde la tecnología lo primero que tienen que hacer es tener programas de educación digital en todo el sistema educativo aseguró Penacca; el nuestro lo están frenando. Que expliquen bien de qué Argentina digital hablan, porque quizás hablan de entregarle todo a las corporaciones y perder la soberanía tecnológica”.

El Programa Conectar Igualdad fue la primera política educativa de esta magnitud reconocida mundialmente. Fue creado en 2010 durante el segundo gobierno de CFK, con el fin de robustecer la educación pública a partir de desarrollar capacitaciones para docentes y distribuir gratuitamente netbooks (3 millones hasta 2013) para los estudiantes secundarios, para alcanzar nuevos horizontes pedagógicos ligados al lenguaje transmedia. El Programa alcanzó a 18 mil docentes y llegó al 50% de la escuelas del país, número que buscaba ser superado por los trabajadores de la política pública.


COMPARTE