Por Leandro Gianello

Luego de tener contacto con las autoridades y con el fin de obtener respuestas favorables, los empleados decidieron levantar las medidas de fuerza para facilitar las negociaciones y demostrar su voluntad de diálogo para lograr la reincorporación de los sesenta trabajadores que fueron despedidos por mail.

Mientras esperan una resolución, los referentes continuarán hoy con una asamblea abierta y pública en la sede del organismo, situada sobre Avenida de Mayo, en Buenos Aires, indicaron los responsables en un comunicado.

Gabriela Acosta, delegada de ATE en el INADI, dijo a Contexto que “recién hoy se pudo concretar el encuentro y es el primer acercamiento que tenemos” con Buján, ex subsecretario de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires y designado en el cargo actual por el secretario de Derechos Humanos macrista, Claudio Avruj.

“Votamos con unanimidad suspender la medida de paro” en el marco de las negociaciones, pero el resultado positivo de las mismas “es más una expresión de deseo”, añadió la delegada de ATE.

“Queremos que se abra el diálogo para poder saber por qué se despidió a sesenta trabajadores durante el fin de semana pasado.”

“Queremos que se abra el diálogo para poder saber por qué se despidió a sesenta trabajadores durante el fin de semana pasado”, insistió Acosta, algunos de los cuales empezaron a recibir sus notificaciones en sus direcciones personales de email a las 21hs del viernes 26 de febrero.

La medida se mantendrá “para comunicar las propuestas que surjan de la primera reunión de negociación y decidir entre todos y todas las medidas de acción que tomaremos de ahí en adelante”, advirtieron en el texto difundido ayer.

De la misma manera, convocaron “a todos los organismos, a los múltiples colectivos y a las organizaciones sociales y políticas para que nos acompañen y aprovechar esta instancia para defender” los puestos de trabajo “que se traducen en la implementación de políticas públicas en materia de derechos humanos y contra la discriminación”, agregaron.

“Cabe recordar que desde el viernes 26 de febrero nos hemos notificado por email de sesenta despidos” y desde el lunes pasado a la mañana se encontraban llevando a cabo las medidas señaladas “sin recibir respuesta del interventor, quien desde el inicio del conflicto se ha ausentado del organismo”, expresaron los referentes.

Hasta ahora, todas las medidas de gestión Buján “las tomó unilateralmente, sin consultar con nosotros ni con su gabinete”, denunció Acosta, como por ejemplo la “reducción de la franja horaria que afecta el normal funcionamiento del organismo”, además de una clara intención de establecer mecanismos para “vaciar las delegaciones”.