El Instituto contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), a través del envío de correos electrónicos y sin ninguna justificación, expulsó a sesenta de sus cuatrocientos trabajadores, lo que representa el 15% de su personal, de CABA y de distintas provincias del país. Entre ellos, 24 eran convenios con Facultades y 36 de planta permanente. Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) informaron a Contexto que ninguno de ellos tenía menos de cinco años de antigüedad y algunos incluso llegaban a diez años de trabajo. Según los datos del sindicato, se suman a los más de 21 mil despidos estatales desde que Mauricio Macri es presidente.

Los 25 trabajadores de planta permanente recibieron el mail el viernes por la noche, al tiempo que los restantes empleados, aquellos de convenios con las Universidades, fueron echados hoy por la mañana del mismo modo, con mails desde la UBA, mientras estaban reunidos en la sede del Inadi de CABA en Avenida de Mayo al 1400 realizando un paro total como medida de fuerza, desde las 08:30 hasta las 17hs. Esta actividad la repetirán mañana para hacer asambleas y exigir respuestas. Más allá del mail, “no tuvimos ninguna comunicación de las autoridades; de hecho, Javier Buján no fichó el edificio”, dijo a Contexto Hernán Aisenberg, delegado de ATE en el Inadi.

“Este instituto trabaja contra la discriminación y por la inclusión, y eso nos parece que tiene que ser una política de Estado más allá de cualquier gobierno; esas políticas de Estado son las que queremos sostener desde nuestro laburo.”

“Nuestro trabajo de planta y de convenio lo hacemos no sólo por el cobro, sino también por el compromiso que tenemos con el trabajo”, sostuvo Aisenberg. “Este Instituto trabaja contra la discriminación y por la inclusión, y eso nos parece que tiene que ser una política de Estado más allá de cualquier gobierno; esas políticas de Estado son las que queremos sostener desde nuestro laburo”. Y continuó: “Cuando vemos que echan a sesenta, que es el 15% de nuestra planta, lo que entendemos de esto es que lo que hay es un intento de cierre y de bloqueo de políticas de este tipo que se venían llevando adelante”.

Además de CABA, los despidos alcanzan las dependencias del Inadi de las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, San Juan, Córdoba, Misiones, Santa Fe y Río Negro. “En algunas provincias del país los despedidos representan una proporción inmensa de acuerdo con la cantidad de trabajadores que tenían”, dijo Aisenberg. “Lo que hacen es vaciar todas las delegaciones del interior” agregó.

“La Intervención designada por Decreto Nro. 52/2016 ha dispuesto Cancelar su Designación Transitoria en el cargo de la planta permanente a partir del día 1º de Marzo de 2016.”

El escueto mail que recibieron los trabajadores desde Recursos Humanos del Inadi afirmaba: “La Intervención designada por Decreto Nro. 52/2016 ha dispuesto Cancelar su Designación Transitoria en el cargo de la planta permanente a partir del día 1º de Marzo de 2016”.

“Es la primera vez que escuchamos un despido así. Nos parece una aberración. Además, es un destrato total a la persona. Por lo menos que den la cara. Acá no hubo ni siquiera un telegrama ni carta documento”, lanzó Aisenberg.