“Quieren mostrar a los manteros como mafias para legitimar represiones”

“Quieren mostrar a los manteros como mafias para legitimar represiones”

Mientras los vendedores callejeros son perseguidos por el Gobierno nacional y de la ciudad de Buenos Aires, los grandes medios se encargan de instalar el discurso de una “mafia” que evade “impuestos con mercadería ilegal”. El relato de la Justicia y los intereses detrás de la persecución del trabajo callejero.

513
0

Por Roberto Álvarez Mur

Luego de una jornada de represión con balas de goma a manteros que resistieron el secuestro de su mercadería en las inmediaciones de la estación Liniers donde un adolescente recibió un balazo en un dedo la persecución a los trabajadores callejeros ya suma otro antecedente junto con Caballito y Flores desde la asunción del nuevo Gobierno.

En tanto, alineados con el accionar de las fuerzas de Seguridad del macrismo, los principales medios se encargaron de reproducir el relato oficial en torno a la represión, apelando a la lucha contra supuestas organizaciones delictivas. “La fiscalía porteña, en conjunto con las Policías Federal y Metropolitana, lleva adelante un mega operativo en la zona de Liniers para desbaratar a las organizaciones de manteros: allanaron dieciocho comercios y viviendas que funcionan como depósito de mercadería ilegal”, expresó ayer La Nación en sus páginas. En tanto, Clarín, fiel a su estilo, expresó: “Otro golpe a la venta ilegal callejera”, y desarrolló: “la Agencia Gubernamental de Control del Gobierno porteño clausuró tres de los domicilios allanados por la precariedad de las viviendas. Al mismo tiempo, la AFIP y la AGIP tomaron nota del volumen de la actividad para investigar una posible evasión impositiva”.

“Lo que existe, desde hace años hasta hoy, es una gran campaña comunicacional por establecer una estrategia política de demonización de los trabajadores.”

“Lo que existe, desde hace años hasta hoy, es una gran campaña comunicacional por establecer una estrategia política de demonización de los trabajadores”, dijo a Contexto Omar Guaraz, referente del grupo Vendedores Libres, respecto del discurso instalado en torno a la situación de la persecución a los manteros.

“Esta maniobra tiene tres patas: en primer lugar, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires; en segundo lugar, la Cámara de Comercio y la Federación de Comercio e Industria de la ciudad de Buenos Aires (FECOBA); y, en tercer lugar, algunos grandes multimedios. La intención de todo esto es convertir a los trabajadores en una mafia organizada de delincuentes para legitimar futuras represiones, como las que se están dando hasta el momento”, argumentó el referente de Vendedores Libres.

Guaraz explicó además que las fiscalías utilizan su poder para armar causa judiciales con el simple fin de reprimir la actividad laboral callejera donde el relato oficial insiste en justificarse a través de redes delictivas u organizaciones mafiosas alrededor.

“Todas las investigaciones en las que se basa la fiscalía son falsas. Las declaraciones que hizo el fiscal esta semana apuntan a que quieren desmantelar organizaciones que utilizan a los manteros, que son víctimas. Nosotros no somos de ninguna organización mafiosa. De lo que somos víctimas es de la fuerza represiva de la ciudad de Buenos Aires, por medio de la fiscalía. El relato oficial es falso”, dijo Guaraz.

“Esta maniobra tiene tres patas: en primer lugar, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; en segundo lugar, la Cámara de Comercio y  la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA); y, en tercer lugar, algunos grandes multimedios.”

En esta línea, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) acompaña los reclamos de los vendedores callejeros y exige respuestas inmediatas a la gestión macrista. “Con la existencia del Protocolo de Seguridad, se vuelve mucho más fuerte y cruda la situación. En lo que va del año, nos han golpeado por todos lados. Han puesto 2 mil policías para impedir el trabajo de doscientos puesteros en Caballito, durante más de veinte días, mientras a una cuadra de allí le roban a la gente mientras camina. Es una ridiculez. Somos trabajadores y no delincuentes”, explicó a Contexto Gabriela Olguín, miembro de CTEP. Asimismo, agregó: “Desde hace años argumentan que no pagamos impuestos o que somos delincuentes. Nosotros entendemos que tenemos que regular el trabajo en el espacio público, pero ese trabajo no va a desaparecer. Va a haber cuidacoches, vendedores ambulantes, va a haber trabajadores en parques y plazas. Y eso va a suceder porque el sistema económico nos arroja afuera. Nosotros sabemos que hay que tomar medidas legales y legislativas, pero para eso tenemos que ser escuchados como trabajadores y no reprimidos”.

Por su parte, la agrupación a la que responde Omar Guaraz, Vendedores Libres, expresó a través de Facebook: “El gobierno de la ciudad ya no solo impulsa la desaparición del trabajador mantero, sino también una actividad en la cual y dentro de la ley viven centenares y centenares de personas”. Guaraz aseveró que son las acciones del propio Gobierno de la Ciudad las que están provocando la pobreza de la población de manteros.

Mientras tanto, la represión de Cambiemos sigue en avance.