Por Contexto

A raíz de la seguidilla de polémicas y hechos de corrupción que envuelven a los funcionarios municipales, el intendente Julio Garro se vio obligado a hacer los primeros movimientos en su gabinete. A la renuncia del coordinador de centros comunales, Alejandro Saavedra, y del director interino de la República de los Niños, Sergio Roldán, se le sumó el desplazamiento del director de Economía Social, Jorge Butrón, envuelto en denuncias por pedidos de coimas.

Estos movimientos buscan descomprimir el malestar y los encontronazos cada vez más públicos del gabinete municipal recayendo en las segundas líneas de la gestión. De esta forma se busca proteger y deslindar responsabilidades a los funcionarios más cercanos al intendente, mientras que las segundas líneas son utilizadas como fusibles ante la opinión pública y las internas de Cambiemos.

Las renuncias aportan a la inestabilidad PRO en la ciudad, que sigue trastabillando con el avance en la justica de la causa por la muerte de la estudiante de periodismo Emilia Uscamayta en una fiesta ilegal en año nuevo. Esta causa compromete a funcionarios de primera línea de Cambiemos, ya que el evento se realizó en medio de irregularidades de habilitación y sospechas de cobro de coimas.

Las primeras renuncias

El primero en renunciar fue Alejandro Saavedra, que se desempeñaba al frente de los centros comunales de La Plata cuando su oscuro prontuario delictivo salió a la luz. Es que al ex policía exonerado de la fuerza, las causas que se le imputan y por las que nunca recibió condena van desde el robo calificado a la privación ilegítima de la libertad. Las denuncias, que llevan más de diez años sin avanzar, se le fueron acumulando durante sus años como pirata del asfalto. A pesar de la incompatibilidad para desempeñar cargos públicos debido a su procesamiento, el intendente Garro lo había confirmado a través de un decreto municipal. Sin embargo, acorralado por las denuncias, este viernes presentó su renuncia, aunque increíblemente ayer no había sido aceptada.

[pull_quote_center]El primero en renunciar fue Alejandro Saavedra, que se desempeñaba al frente de los centros comunales de La Plata cuando su prontuario delictivo salió a la luz: al ex policía exonerado de la fuerza, las causas que se le imputan, que llevan más de diez años sin avanzar, se le fueron acumulando durante sus años como pirata del asfalto.[/pull_quote_center]

El desempeño de Saavedra está bajo la órbita del secretario de Gobierno, Nelson Marino, el principal armador territorial que Garro tiene en los barrios y la verdadera cabeza al frente de los diferentes territorios de la ciudad.

También puso a disposición su renuncia Sergio Roldán, director interino de la República de los Niños, luego del descarrilamiento del trencito por el cual tuvieron que ser asistidas dieciséis personas y que de milagro no resultó en tragedia. Roldán, de veintidós años, era cuestionado por su falta de experiencia en cargos de gestión dentro y fuera de la alianza Cambiemos. Su tarea dependía de la Secretaría de Espacios Públicos y Ambiente que lleva adelante Juan Ignacio Martinez Ayerra.

[pull_quote_left]También puso a disposición su renuncia Sergio Roldán, director interino de la República de los Niños, luego del descarrilamiento del trencito por el cual tuvieron que ser asistidas dieciséis personas y que de milagro no resultó en tragedia.[/pull_quote_left]

Ayerra es duramente cuestionado por la ineficiencia en su corto periodo de gestión. Es que a la negligencia de lo ocurrido con el trencito de la República de los Niños hay que sumarle el desastre de los basurales que crecen en la ciudad, el problema con los semáforos, la caída de un árbol en el paseo del bosque a metros del jardín maternal de la UNLP, el despido de miles de cooperativistas del sector de barrido y recolección y un oscuro arreglo con la empresa Esur S.A. de 50 millones de pesos.

Tan grande es el descontento dentro de la gestión Garro con Ayerra que el concejal Julio Irurueta publicó este domingo en su cuenta de Twitter un duro mensaje haciendo referencia a las tareas inconclusas del área de Espacios Públicos: “Ya tendríamos que tener resuelto si o si lo básico: alumbrado, barrido, recolección, semáforos, bacheo. Evidentemente alguien esta fallando”.

Y remata con otro Twitter: “La mejor manera de cuidar a los vecinos, a la gestión @JulioGarro y al proyecto #Cambiemos, es haciendo bien las cosas cada uno en su cargo”.

Coimas e incompatibilidad

El tercer movimiento fue el desplazamiento del director de Economía Social, Jorge Butrón. Este fue duramente cuestionado y denunciado por la cámara de microemprendedores de la ciudad por haberles pedido coimas de hasta 3 mil pesos durante la realización de La Plata Rock, un festival que llevó adelante la Municipalidad en Plaza Moreno con motivo de la visita de los Rolling Stones.

Como si fuera poco, existe una fuerte incompatibilidad con la designación de Butrón porque, además de ser funcionario de Garro, cumple funciones como suboficial de la Marina en la Base Naval de Ensenada, sin haber pedido licencia en la fuerza.

[pull_quote_center]El tercer movimiento fue el desplazamiento del director de Economía Social, Jorge Butrón, duramente cuestionado y denunciado por la cámara de microemprendedores por haberles pedido coimas de hasta 3 mil pesos durante la realización de un festival con motivo de la visita de los Rolling Stones.[/pull_quote_center]

A Butrón le pidió la renuncia el propio intendente Garro, acorralado frente a la catarata de denuncias por los pedidos de coimas.

El funcionario que se desempeñaba bajo la órbita de la Secretaría de Planeamiento que encabeza Gabriel Rouillet tuvo su descargo por la red del pajarito en donde, siguiendo el relato de la “herencia”, se encargó de cuestionar a la gestión anterior pero sin desmentir en ningún momento las denuncias que le achacan. De hecho, el desplazamiento de su cargo promovido por el mismísimo intendente deja entrever la veracidad de las denuncias.