Por Alejandro Palladino

Cuando las Madres de Plaza de Mayo llegaron ayer a Plaza de Mayo, como lo hacen sin interrupción desde hace casi cuarenta años, se toparon con efectivos de la Policía Federal que impidieron su ingreso. Eran policías sin orden ni placa de identificación. “No es novedad”, dijo a Contexto Juan Manuel Morente, abogado de las Madres. “Es la tercera vez que ocurre algo similar en los últimos dos meses”.

Ayer, la Policía Federal prohibió el acceso a la plaza en todo su perímetro. Incluso estaba vallada, posiblemente por las movilizaciones de organizaciones sociales del día anterior en reclamo por la liberación de la dirigente Milagro Sala. Cuando los jóvenes que trabajan con las Madres descendieron de la camioneta para armar el gazebo que hace a la organización de las jornadas, la Policía les puso el freno. “Los trataron tomándoles el pelo, preguntándoles la edad y sin dejarlos entrar con la excusa  de que había que esperar al comisario, que nunca llegó”, informaron a Contexto desde prensa de las Madres.

[pull_quote_left]“Nos provoca indignación el maltrato policial teniendo en cuenta que son las Madres, con sus cuarenta años de marchas en la plaza. Es gravísimo”. Juan Manuel Morente, abogado de Madres de Plaza de Mayo.[/pull_quote_left] Ante el atropello policial, el abogado Morente intervino en el lugar exigiendo una orden y preguntando quién era el comisario a cargo, sin obtener respuestas. “No tenían argumento para imposibilitar el acceso al espacio público”. “No pedimos autorización porque no correspondía; entramos como cualquier persona que viene a la plaza a manifestarse”. Y agregó: “Nos provoca indignación el maltrato policial teniendo en cuenta que son las Madres, con sus cuarenta años de marchas en la plaza. Es gravísimo”, aseveró.

La de ayer fue una demostración más de cómo entiende el macrismo la participación ciudadana en el espacio público y su trato con los organismos de derechos humanos. Vale recordar que el presidente Mauricio Macri no recibió a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. En enero, las rechazó por “cuestiones de agenda” y fueron atendidas por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien escuchó la preocupación de los organismos ante el silencio del Gobierno en lo que hace a las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, y ante los despidos en la Secretaría de Derechos Humanos.

[pull_quote_right]El presidente Mauricio Macri no recibió a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. En enero, las rechazó por “cuestiones de agenda” y fueron atendidas por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.[/pull_quote_right] Por el lado de la protesta social, el macrismo también marcó la cancha: Protocolo de Seguridad para dejar en manos de las fuerzas de seguridad la decisión de reprimir, sin orden, y represión de la Gendarmería a los trabajadores de Cresta Roja y a los integrantes de la murga en el Bajo Flores.

Ayer, para frenar un avasallamiento más y poder garantizar la libertad de expresión en el espacio público, acudieron a la plaza diputados y senadores provinciales y nacionales del FpV, periodistas y militantes, para dar su apoyo a las Madres y realizar con ellas la clásica marcha alrededor de la pirámide, que luego de los altercados se realizó por la falta de razones de la Policía.