“Les pido que me acompañen en la búsqueda de justicia”

“Les pido que me acompañen en la búsqueda de justicia”

Fue el pedido que le hizo a los ingresantes de Periodismo el padre de Emilia, la joven que murió en un pileta de una fiesta clandestina de La Plata. "La corrupción mata", repitió su hermano

655
0

Por Alejandro Palladino

En el aula Anfiteatrada de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata, se realizó ayer la última charla del ciclo de ingreso 2016 titulada “Justicia por Emilia”. En el mismo lugar donde años atrás Emilia Uscamayta Curí tuvo su bautismo como estudiante, sus familiares y abogado dieron una charla en la que expusieron el estado de la causa en la que actúan el fiscal Álvaro Garganta y el juez Fernando Mateos. Emilia murió ahogada en una pileta el 1º de enero en una fiesta clandestina. De los cuatro organizadores, actualmente son tres los prófugos.

De cara a los jóvenes ingresantes de las distintas carreras que ofrece la FPyCS, el padre de Emilia, Juan Uscamayta, los invitó a que lo “acompañen a las marchas que vamos realizar por su compañera”, al tiempo que resaltó la militancia de su hija en defensa de los derechos de las mujeres y de los pueblos originarios, de los que él mismo es referente en La Plata por su condición de aymara, posta que tomó Emilia en sus investigaciones periodísticas en la Facultad.

emiliaCristian Uscamayta, hermano de Emilia y uno de los principales promotores de la campaña “La corrupción mata”, que busca justicia por Emilia, la definió como una persona “sencilla” y “comprometida con su militancia”. Además, sostuvo que “hay que luchar por Emilia para que esto no vuelva a ocurrir; esa fiesta no debería haberse hecho, lo permitió la corrupción del Estado por su afinidad con los organizadores”, en referencia a la pasividad de Control Urbano por no suspender la fiesta debido a su ilegalidad por no contar con las mínimas medidas de seguridad. A su vez, el organizador Peque García está prófugo y es un confeso militante PRO, motivo el que familia y abogado exigen que se esclarezca por su vinculación con la intendencia.

Por otra parte, Cristian Uscamayta agradeció al igual que su padre a las autoridades de la Facultad por “estar presentes desde el primer momento”, tanto a la decana Florencia Saintout como a su equipo de trabajo.

La causa

El encargado de detallar el estado de la causa y de informar a los estudiantes sobre la versión de los hechos que llevaron a la muerte de Emilia fue el abogado Adrián Rodríguez, quien enumeró las irregularidades de la fiesta que desencadenaron la muerte y que permiten entender que fue por corrupción e ilegalidad y no por “negligencia”: no había guardavidas ni paramédicos en una pileta de dos metros, en una fiesta colapsada de gente con indiscriminada venta de alcohol.

los inspectores acudieron al lugar sólo por las quejas de los vecinos, que están comprobadas, sin policías ni bomberos para clausurarla, como lo determina una situación de ese tipo.

Rodríguez también hizo referencia a la implicancia del Municipio, representado por Control Urbano aquella noche, por no suspender la fiesta en sus dos visitas a la quinta, cuando labraron las dos actas. “Fue una puesta en escena”, afirmó, por entender que los inspectores acudieron al lugar sólo por las quejas de los vecinos, que están comprobadas, sin policías ni bomberos para clausurarla, como lo determina una situación de ese tipo.

Rodríguez dijo que la fiesta “fue una trampa mortal, porque pudieron haber muerto más personas”, producto de un  “mecanismo de corrupción estatal”.

También advirtió sobre el rol actual de la Municipalidad en el caso, considerando que la semana pasada se presentó como “particular damnificado”, es decir, como víctima. Y remarcó el reclamo del cambio de carátula de Homicidio culposo a Homicidio simple con Dolo eventual, por no entender la muerte como un “accidente” o “negligencia”, sino como una responsabilidad por presentar todas las irregularidades para que haya muerto la joven.

Por último, la decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout, subrayó la responsabilidad de los empresarios organizadores: “en ellos se ven las lógicas del capital de la acumulación”, por los aproximadamente 3 millones de pesos recaudados en una fiesta sin seguridad para sus concurrentes.  Y agregó que “acá no puede no haber culpables ni reclamo de justicia”.


 

COMPARTE