Sin retenciones a la minería: otro paso para el derrame neoliberal

Sin retenciones a la minería: otro paso para el derrame neoliberal

La transferencia de ingresos a favor del gran empresariado impulsada por Macri tuvo ayer otro capítulo. Implica una pérdida de 233 millones de dólares para el Estado.

1114
0

Por Alejandro Palladino

Como un nuevo guiño a los sectores concentrados de la economía, el presidente Mauricio Macri anunció ayer desde la localidad sanjuanina de Barreal la quita total de las retenciones a la minería. Por esta medida, bajo un esquema similar a lo que fue uno de los primeros pasos del macrismo en el gobierno al poner fin a las retenciones al agro en diciembre, el Estado pierde el ingreso de 233 millones de dólares, una resolución que no encaja con la preocupación que muestra constantemente el presidente por bajar la inflación.

Acompañado de representantes de la empresa trasnacional Barrick Gold, de la Cámara de Minería, de la institución sindical empresaria CASEMI y de los gobernadores de la provincias de San Juan y Catamarca, Sergio Uñac y Lucila Corpacci, Macri justificó su accionar para “fomentar el desarrollo” y por “generar empleo de calidad, el único camino para lograr el compromiso de una Argentina con pobreza cero”.

“Esto es parte de la famosa teoria del derrame –sostuvo a Contexto Federico Bernal, director general del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestrucutra para el Desarrollo (OETEC)–, que desregula y deja librado a las corporaciones el funcionamiento y las ganancias del mercado”.

Sobre este tipo de intervención del Estado nacional a favor de las grandes empresas, Bernal afirmó que “estas políticas neoliberales que se basaron en la teoría del derrame fracasaron porque las corporaciones no reinvirtieron; lo que hicieron fue una política depredatoria de saqueo de los recursos en función de la maximización de sus beneficios”.

Bernal: “estas políticas neoliberales que se basaron en la teoría del derrame fracasaron porque las corporaciones no reinvirtieron; lo que hicieron fue una política depredatoria”.

El fin a las retenciones en la exportación minera se enmarca en un contexto de políticas que han delineado el perfil del macrismo: un Estado aliado de los sectores concentrados y cada vez más chico por el despido masivo de empleados estatales, disminución del poder adquisitivo de los trabajadores por la fuerte devaluación del 40%, el alza desmesurada en los precios y el tarifazo en las boletas de electricidad para compensar la eliminación de las retenciones al agro en el caso del maíz, el trigo y la carne en su totalidad, y la reducción de cinco puntos para la soja.

El economista Andrés Asiain, director del Cento de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (C.E.S.O.), se preguntó en su cuenta de Twitter: “Macri, y el déficit fiscal? Ah, licuando AUH y jubilación con la inflación, mientras sacan retenciones a la megaminería”.

Más allá de la supuesta “reinversión” del empresariado minero no especificada por Macri (el  derrame neoliberal), y de las declaraciones de ayer del jefe de Gabinete Marcos Peña, que resaltó una vez más la “delicada situación” del déficit fiscal (mientras se escamotean salarios a los trabajadores en las paritarias), el Estado no contará con los 233 millones de dólares que le ingresaban por las exportaciones de la minería.

bernal: “Esto va en sintonía con las restantes medidas que están tomando, inclinadas a  concentrar riquezas y recursos en pocas manos”.

“No les importa recuperar los millones de las exportaciones”, continuó Bernal. “Esto va en sintonía con las restantes medidas que están tomando, inclinadas a  concentrar riquezas y recursos en pocas manos”, agregó.

“No tienen como objetivo mantener el consumo de los trabajadores de los ultimos años. Al contrario, se manifestaron en varias oportunidades a favor de su caída porque de esa manera controlan la inflación y el ajuste fiscal, pero todo esto redunda en el empeoramiento de las condiciones de vida del pueblo argentino”, concluyó.