Por Contexto

Saavedra asumió al frente de la Subsecretaría de Centros Comunales de la ciudad gracias al Decreto N° 2331/15 del intendente Julio Garro, a pesar de que los funcionarios que presentan causas judiciales no pueden asumir cargos hasta resolver su situación procesal. Haciendo caso omiso, el intendente del PRO decidió designar al frente de las dieciocho delegaciones municipales del partido a un ex policía exonerado de la fuerza por haber integrado una banda de “piratas del asfalto”. Las causas que se le imputan a Dardo Saavedra van desde el delito de amenazas hasta el robo de automotores. Estas denuncias se encuentran cajoneadas y sin avanzar hace más de doce años en la Fiscalía N° 6 de La Plata, que, casualmente, está a cargo de Marcelo Romero, el mismo fiscal con quien llevó adelante el bochornoso “allanamiento” a la Cooperativa Región Capital, en el marco de la campaña de persecución de Garro contra los trabajadores cooperativistas.

El nombramiento de Saavedra no aparece en la página oficial del municipio. Su cargo está en blanco pese a que sí se puede encontrar el decreto de su designación (N° 2331/15) en el Boletín Oficial Municipal publicado el 27 de enero último. La Subsecretaría de Centros Comunales depende de la Secretaría de Gobierno que está a cargo de Nelson Marino, quien es el encargado del armado territorial de Cambiemos.

En 2003, Saavedra es acusado por robo calificado y la denuncia recae en la Fiscalía de Marcelo Romero. Ese mismo año, a través de la Resolución del Ministerio de Seguridad de la Provincia n° 3291 del 26 de noviembre, se le inicia un sumario administrativo.

Una historia delictiva

En 2003, Saavedra es acusado por robo calificado y la denuncia recae en la Fiscalía de Marcelo Romero. Ese mismo año, a través de la Resolución del Ministerio de Seguridad de la provincia N° 3291 del 26 de noviembre, se le inicia un sumario administrativo.

En junio de 2004, el entonces ministro de Seguridad de la provincia, León Arslanián, a través del Boletín Informativo N° 10 de su Ministerio, anunciaba la prescindibilidad de 201 policías, entre los que se encontraba (en el número 173 de la lista) el funcionario de Cambiemos, quien por entonces prestaba servicios en la Policía Bonaerense con el cargo de Oficial Inspector. En septiembre de 2006 se lo exonera de la Policía de Buenos Aires con sanción firme por medio de la resolución N° 3300.

Saavedra recurre esa decisión, pero un año después, en septiembre de 2007, el Ministerio resuelve a través de la Resolución ministerial N° 5133, no hacer lugar al recurso de consideración. Ese mismo año se le inicia una nueva causa judicial, esta vez por hallazgo de automotor y encubrimiento. La denuncia vuelve a caer en el fiscal Romero.

En 2009 intenta una nueva apelación que es elevada al ministro con el expediente N° 8893, pero este resuelve, en junio de 2011, rechazarla y mantener la exoneración a partir de la resolución N° 2250. Finalmente, en 2013, Saavedra recibe otra denuncia más, esta vez por amenazas.

El abultado prontuario de Saavedra no parece preocupar al intendente Garro, que insiste en sostenerlo en un lugar clave para controlar y perseguir a los cooperativistas que se encuentran reclamando por sus puestos de trabajo.

Saavedra pasó a primer plano por ser quien acompañó al fiscal Marcelo Romero en el allanamiento a la Cooperativa Región Capital, en donde se secuestraron herramientas y luminarias, presuntamente perteneciente al municipio. La causa por el momento permanece congelada, ya que el presidente de la cooperativa, David Torrino, se presentó ante la Justicia con “todos los papeles” que avalan que los materiales pertenecen a los trabajadores. Romero no recibió a Torrino y este terminó denunciando a los funcionarios locales. Los festejos del intendente Garro en su cruzada contra los trabajadores cooperativistas le terminaron jugando en contra.