El hijo de Mariano Grondona en la Administración de Parques Nacionales

El hijo de Mariano Grondona en la Administración de Parques Nacionales

Mediante un nuevo decreto publicado en el Boletín Oficial, se confirmó como vocal de la Administración de Parques Nacionales a Mariano Florencio Grondona Lynch, hijo del famoso periodista Mariano Grondona y su esposa Elena Lynch. 

4759
0

El hijo del matrimonio Grondona-Lynch –una de las familias argentinas de terratenientes más acaudaladas del país– fue beneficiario de negocios inmobiliarios durante los noventas y empleado del estudio jurídico Klein-Mairal que trabajó junto a Martínez de Hoz durante la dictadura.

Hace dos días, el Boletín Oficial publicó el Decreto 303/2016, que expresa: “Desígnase, en el cargo de vocal del directorio de la administración de Parques Nacionales, organismo descentralizado del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, a propuesta del citado Ministerio del Interior, obras públicas y vivienda, al doctor Mariano Florencio Grondona Lynch (d.n.i. n° 12.946.521) por un período de ley”.

Mariano Florencio Grondona
Mariano Florencio Grondona

Grondona hijo, ahora funcionario del nuevo directorio del organismo, no sólo proviene de una de las familias históricas de terratenientes más reconocidas de la Argentina, sino también fue uno de tantos beneficiarios de ventas de terrenos a precios rebajados a decenas de propietarios de Barrio Parque, a través de un negociado encabezado por el hermano de Mauricio Macri, Gianfranco Macri.

fue uno de tantos beneficiarios de ventas de terrenos a precios rebajados a decenas de propietarios de Barrio Parque, a través de un negociado encabezado por el hermano de Mauricio Macri, Gianfranco Macri.

Así lo verifica una investigación publicada por Horacio Verbitsky, donde evidencia la vinculación de la familia Grondona con un total de cincuenta apellidos que adquirieron terrenos pertenecientes al ferrocarril Mitre y al San Martín a bajo precio.

El texto titulado “El bien común”, publicado en Página/12, dice: “Entre 1994 y 2001 cincuenta propietarios de viviendas en el barrio más cotizado de la Argentina ampliaron sus predios en un porcentaje que va del 45 al 118 por ciento de su superficie, adquiriéndole terrenos al Estado nacional por contratación directa a un precio doce veces inferior al de mercado: 500 dólares por metro cuadrado, en una zona en la que el promedio que informan las inmobiliarias especializadas es de 6000 dólares. Los compradores son hombres y mujeres de negocios industriales, financieros, comerciales, inmobiliarios y agropecuarios, operadores políticos, intelectuales, periodistas, herederos, oficiales de las Fuerzas Armadas que desempeñaron cargos de relieve luego de los golpes militares de 1955, 1966 y 1976 y un eclesiástico”.

Según remarca el texto, entre los mayores incrementos respecto de la propiedad original, con 118% y 80%, corresponden a Gianfranco Macri –hermano del actual presidente–, quien anexó “285 m2 a su vivienda de 241 m2 en Juez Tedín 2709, y Elena Lynch de Grondona, quien agregó 243 m2 a los 303 que ya poseía en Juez Tedín 2995”. Junto a Elena Lynch, resultó beneficiado el actual vocal del directorio de Parques Nacionales, Mariano Florencio Grondona Lynch.

Siguiendo la línea de investigación, la operación se realizó invocando un decreto de la dictadura militar, en particular su artículo referido a las ventajas que se concedieron para este tipo de operaciones a cooperativas de vivienda y entidades de bien público.

No es esta la única vinculación del funcionario macrista con los sectores más acomodados de la historia argentina. Hacia mediados de los setenta, Grondona Lynch era empleado de la firma Klein-Mairal, que jugó un fuerte papel en los planes económicos de la dictadura. “Antes del golpe de Estado de 1976, el estudio jurídico de Guillermo Walter Klein era apoderado en la Argentina de dos bancos extranjeros. El número de clientes creció a más de veinte cuando Klein se convirtió en la mano derecha de José Alfredo Martínez de Hoz en el Ministerio de Economía. Desde ese puesto, tomaba créditos para el país con los mismos bancos a los que representaba”, explica el periodista David Cufré en su artículo “Nacimiento y reproducción de la deuda externa”. Cufré señala que en el estudio de Klein-Mairal “trabajaban los hijos de Mariano Grondona y de Martínez de Hoz, quienes en 1985 se fugaron con valijas repletas de documentación que probaba la ilegitimidad de la deuda”.

Con un pasado de especulaciones inmobiliarias a costillas del Estado y fuertes cercanías con el aparato económico dictatorial que llevó a la Argentina a su más crudo endeudamiento, Grondona Lynch suma un nuevo lugar entre los funcionarios de Cambiemos.


 

COMPARTE