Como un modo de fortalecer la búsqueda de justicia en el primer día de reinicio de la actividad, luego del período de feria judicial, los familiares y el abogado de Emilia Uscamayta Curi dieron una conferencia de prensa ayer en el Rectorado de la UNLP. Junto a ellos estuvieron amigos y compañeros de militancia de la joven estudiante de la Facultad de Periodismo de La Plata que murió ahogada el 1º de enero en una fiesta clandestina en Melchor Romero.

Los principales puntos abordados fueron la intención por parte del abogado y la familia de Emilia de cambiar la carátula de la investigación judicial (de Homicidio Culposo a Dolo Eventual), la responsabilidad del Gobierno municipal por no clausurar la fiesta, aunque Control Urbano fue sin policías durante la madrugada y labró actas pero la fiesta siguió su curso, todo esto relacionado con las sospechas de sobornos entre los empresarios organizadores y Control Urbano. Por otro lado, los familiares invitaron a participar de la movilización que se dirigirá mañana a las 10hs de Plaza Moreno a la Fiscalía. Por último, el hermano de Emilia llamó a sumar testigos para esclarecer la causa, escribiendo al siguiente mail: justiciaporemilia@gmail.

Además de buscar darle mayor fuerza al reclamo, la conferencia tuvo como fin solicitar a la Justicia, en cuya causa actúan el fiscal Álvaro Garganta y el juez Fernando Mateos, el cambio de carátula de la investigación, y así aumentar a futuro la pena de los cuatro imputados. El motivo de esta decisión en el cambio de carátula, sostuvo el abogado de la familia, Adrián Rodríguez, es que la muerte de Emilia no fue un error de los cuatro organizadores. Por el contrario, todas las condiciones ilegales de la fiesta que ellos armaron condujeron a su muerte: no había médicos, ambulancias ni restricciones para entrar a una pileta de profundidad.

Los cuatro organizadores tuvieron la potestad de cortar la fiesta o clausurar la zona de la pileta, y sin embargo no lo hicieron. Tenían el poder de dominio sobre la situación.

“La imputación actual no corresponde con la realidad de los hechos”, afirmó el abogado Rodríguez, quien hizo un esbozo de la situación actual de la causa penal. “Los cuatros imputados están acusados de homicidio culposo. Sin embargo, en la lectura del expediente surge que muchas personas fueron ayudadas y se salvaron en la pileta. Los cuatro organizadores tuvieron la potestad de cortar la fiesta o clausurar la zona de la pileta, pero no lo hicieron. Tenían el poder de dominio sobre la situación. Hicieron todo lo posible para extremar las medidas que les daban más dinero, obviando los controles de ambulancia y paramédicos. Les interesaba recaudar en un manto de impunidad”, enfatizó el abogado.

Consultado por Contexto sobre las implicancias del Estado en la muerte de Emilia, Rodríguez sostuvo que son “muy groseras las constancias que hay del expediente que ameritan la urgente investigación del pago de sobornos. La presencia de Control Urbano en el lugar de los hechos el día del suceso obedeció al llamado que hicieron los vecinos esa madrugada, por eso estoy en condiciones de afirmar que se trató de una puesta en escena para que la fiesta ilegal a todas luces pudiera continuar”.

Rodríguez también afirmó que los funcionarios que deberían ser investigados son Juan Manuel Martínez Garmendia, subsecretario de Gobierno de Garro, el director de Control Urbano, Roberto Di Grazia, y el jefe policial. “Ellos están nombrados por saber con anterioridad de la realización de la fiesta”.

Los cuatro organizadores de la fiesta son Carlos Bellone, Santiago Piedrabuena, Gastón Haramboure y Raúl “Peque” García. Este último, de conocida relación con referentes políticos de Cambiemos (aparece en fotos con el presidente Mauricio Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y la vicepresidenta Gabriela Michetti), es una pista para investigar la posible connivencia entre el municipio macrista y los empresarios organizadores de la fiesta, aunque hasta el momento esa posibilidad para echar luz en el caso no fue realizada por la Justicia. “Peque” García, hoy prófugo, estuvo presente en el escenario en que Cambiemos festejó el triunfo de Macri.

En la actualidad, sólo está detenido Gastón Haramboure, quien posee una pena anterior de diez años y ocho meses por el asesinato de Juan Andrés Maldonado en un boliche de Berisso en 2009. Fue visto en la fiesta del 1º de enero, a pesar de la pena que tenía de prisión domiciliaria.

Movilización a Plaza Moreno

Mañana a las 10 de la mañana, familiares, amigos y compañeros de Emilia marcharán de Plaza Moreno a la Fiscalía para reclamar por justicia. Sobre esto, la concejala del FpV Nacional y Popular y decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout, invitó a participar. “El miércoles es nuestra primera parada. Convocamos a la plaza para manifestarnos para que nuestros jóvenes no queden en las lógicas del mercado en las fiestas nocturnas”.

Será la segunda movilización por Emilia, luego de la que se realizó en la puerta de la quinta donde se hizo la fiesta en Melchor Romero, el 15 de enero pasado.

Por su parte, el padre de Emilia, Juan Uscamayta, agradeció a las autoridades de la UNLP y de la Facultad de Periodismo, a los compañeros y amigos de la Facultad y de la militancia por acompañar a la familia, al tiempo que se mostró confiado por la cantidad de personas que lo rodean en la lucha.

Junto a sus hijos, estuvieron acompañados por la decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout, la conducción del centro de estudiantes de la Facultad de Periodismo Agrupación Rodolfo Walsh, Rosa Bru, presidenta de la Asociación Miguel Bru, la Federación Universitaria de La Plata (FULP), el Movimiento Evita, la Secretaría de Derechos Humanos de la UNLP, la Agrupación Estudiantil Jorge Masetti y la Asociación de Pueblos Originarios, estos dos últimos espacios en los que militaba Emilia.