“La decisión del Gobierno de reemplazar a Pietragalla del Archivo Nacional de la Memoria nos trae preocupación a los organismos de derechos humanos. La presencia de Horacio al frente del Archivo nos garantizaba dotar con documentación y pruebas a los juicios por crímenes de lesa humanidad. Ahora sólo tenemos una gran incertidumbre porque ni Mauricio Macri ni el secretario de Derechos Humanos han sido claros con la política en materia de derechos humanos que propondrá este Gobierno”, dijo a Contexto Matías Moreno, integrante de H.I.J.O.S., luego de que el presidente Mauricio Macri y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, firmaron el desplazamiento del nieto restituido número 75 al frente del Archivo Nacional de la Memoria.

A través del Decreto 218/16, el Gobierno oficializó la remoción de Pietragalla al frente del Archivo Nacional de la Memoria y designó en su lugar a Gustavo Luis Jesús Peters Castro, que se desempeñaba como representante del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA).

“Horacio al frente del Archivo nos garantizaba documentación y pruebas para los juicios por crímenes de lesa humanidad. Ahora sólo tenemos una gran incertidumbre”

El decreto justifica el desplazamiento de Pietragalla basándose en que “fue puesto en funciones cuatro días antes de la asunción del nuevo gobierno, electo el día 22 de noviembre de 2015”, y que “la designación del presidente del Archivo Nacional de la Memoria no responde a un proceso de selección abierto y de evaluación de antecedentes del candidato propuesto, sino que –tal como indica el Decreto N° 1259/03 y su modificatorio– su elección y designación responde únicamente a una decisión del Poder Ejecutivo Nacional, resultando por lo tanto un cargo de conducción política que debe adecuarse a los lineamientos fijados por aquel”.

“Esta decisión estuvo acompañada de varios despidos. Los organismos de derechos humanos ya solicitamos una reunión con el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, para exigirle que se conserven algunos directores de áreas sensibles dentro del Archivo. Además, queremos que se nos aclare su definición acerca de los juicios por crímenes de lesa humanidad y las políticas de derechos humanos que se llevarán a cabo en el país”, dijo Moreno.

“Esta decisión estuvo acompañada de varios despidos. ya solicitamos una reunión con el secretario de Ddhh”

Además, el militante de la agrupación de hijos de desaparecidos criticó el procedimiento por el cual fue encarcelada la líder del movimiento Tupac Amaru, Milagro Sala. “Necesitamos una Secretaría que tenga una presencia activa en el Estado. Hoy se está manejando con una distancia muy grande. La detención de Sala tuvo muchas irregularidades desde el punto de vista jurídico y de los derechos humanos. No podemos permitir que la Secretaría esté lejos de la construcción de Verdad y Justicia”, concluyó Moreno.