Con el “Decreto Clarín”, Macri le declara la guerra a la comunicación...

Con el “Decreto Clarín”, Macri le declara la guerra a la comunicación comunitaria

Por Andrea Conde.

1278
0

Por Andrea Conde*

Marcos Peña no dejó dudas. Al anunciar el DNU que busca modificar de facto la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el jefe de gabinete aseguró: “Hoy, por decisión de Macri, se termina la guerra del Estado contra el periodismo”.

Esa es la interpretación que el macrismo hace de una ley de la democracia debatida en todo el país y votada por una mayoría plural en el Congreso de la Nación en 2009. Una ley sistemáticamente boicoteada en los tribunales por el multimedios Clarín para defender sus privilegios, y aun así ratificada en su constitucionalidad por la Corte Suprema en 2013 luego de una discutida audiencia pública.

Con el discurso del republicanismo, Macri decidió ignorar a los otros dos Poderes. Primero, no convocó a sesiones extraordinarias en el Congreso. Ahora, desoye dos fallos de la Justicia Federal que ordenan al Ejecutivo anular la intervención a la AFSCA y preservar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

En ese plan, el Gobierno de Cambiemos avanzó a través de decretos ilegales que favorecen la concentración en detrimento de la pluralidad de voces. Es decir, en favor de las corporaciones y en contra de los medios comunitarios, que son una pieza fundamental en la democratización de la palabra.

Macri le declara la guerra a la comunicación comunitaria con su decreto a medida del Grupo Clarín que busca empujar a la ilegalidad y borrar del mapa al sector sin fines de lucro al que una norma de la democracia le reservó el 33% del espectro radioeléctrico.

este Decreto a medida elimina las reglas antimonopolio y el tope del 35% del mercado a las corporaciones, así como los límites territoriales a licencias de cable, estableciendo licencias de alcance nacional y consolidando la concentración.

Este decreto a medida elimina las reglas antimonopolio y el tope del 35% del mercado a las corporaciones, así como los límites territoriales a licencias de cable, estableciendo licencias de alcance nacional y consolidando la concentración.

Además, amplía a quince las licencias con uso del espectro radioeléctrico a las que puede acceder una persona jurídica y permite la conformación de redes nacionales, en detrimento de las señales locales.

También traspasa la regulación de sistemas de cable de la LSCA a la AFTIC, lo que en la práctica anula la obligatoriedad de canal local.

En síntesis: Clarín tiene ahora todas las condiciones para continuar creciendo ilimitadamente, mientras sus competidores (las telefónicas y DirectTV) tienen impedimentos para dar servicios convergentes y los cableoperadores cooperativos y pymes quedan completamente desprotegidos. Esto implica no solamente concentración del mercado, sino también concentración del discurso.

En espejo con el Decreto de Macri, nuestra tarea siempre fue el fortalecimiento del sector de la comunicación comunitaria.

En espejo con el Decreto de Macri, nuestra tarea siempre fue el fortalecimiento del sector de la comunicación comunitaria.
Bajo la presidencia de Martín Sabbatella, desde la Dirección de Proyectos Especiales le dimos vida al Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación (Fomeca), la gran herramienta para financiar los proyectos de las organizaciones sociales y sin fines de lucro, que posibilitó asignar subsidios por más de 175 millones de pesos en tres años a organizaciones comunitarias y pueblos originarios.

La pluralidad de voces se tradujo en la AFSCA en acciones políticas concretas. Entregamos casi cuatrocientas autorizaciones para emitir a escuelas y pueblos originarios y más de sesenta licencias a asociaciones sin fines de lucro y entidades comerciales de perfil social en todo el país.

El fomento de redes de medios, capacitaciones, encuentros, festivales, charlas y talleres permitieron además el intercambio de experiencias con un criterio verdaderamente federal.

Hoy, como diputada de la Ciudad de Buenos Aires, uno de mis primeros objetivos será conformar una agenda de trabajo junto a los medios comunitarios porteños para continuar en la lucha por democratizar el derecho a la información. Para que se cumpla la ley. Para que se escuchen todas las voces.


* Legisladora porteña (FpV) y ex directora de Proyectos Especiales de AFSCA.