A dos días del repentino despido del conductor Víctor Hugo Morales de su histórico programa por Radio Continental, el apoyo de todos los sectores de la sociedad hacia el popular locutor se hizo sentir con fuerza. Luego de una masiva marcha convocada en Plaza de Mayo, referentes del periodismo, los medios y los derechos humanos hablaron con Contexto para demostrar su solidaridad y reflexionar sobre la gravedad que significa para la libertad de expresión esta nueva maniobra de los sectores empresariales.

“Esto sucede porque saben que tenemos algo que ellos nunca van a tener, que es el poder de la palabra y la verdad. Ellos sólo pueden tener balas de goma, camiones de asalto, sólo pueden golpear. Y el pueblo escuchaba cada mañana a Víctor Hugo como un oráculo, porque el pueblo sabe donde está la verdad”, dijo a Contexto la principal referente de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, respecto de lo sucedido esta semana.

Hebe de Bonafini: “Esto sucede porque saben que tenemos algo que ellos nunca van a tener, que es el poder de la palabra y la verdad”.

“Nuestros hijos fueron asesinados con impunidad gracias a la censura que acalló voces. Se reprimió porque no se podía hablar de lo que sucedía. Por eso, si es necesario, vamos a volver a escribir nuestros mensajes en los billetes como antes, y que digan: solidaridad con Víctor Hugo”, agregó.

En esta línea, el conductor Alejandro Dolina también se pronunció respecto del despido de Víctor Hugo. En diálogo con Contexto, señaló: “La verdad, lo sucedido no me sorprende en absoluto. Lamentablemente, los hechos demuestran una vez más la miseria empresarial a la que estamos expuestos”.

Si bien no existe un vínculo directo entre el Gobierno y la decisión de apartar a Víctor Hugo de la radio, Dolina reflexionó sobre el actual escenario político: “La teatralidad de los hechos en que Víctor Hugo fue echado es coincidente con la manifestación de prepotencia que el macrismo viene haciendo de sus políticas; políticas que pretenden favorecer a los que más tienen y desfavorecer a los que menos tienen”.

Lamentablemente, los hechos demuestran una vez más la miseria empresarial a la que estamos expuestos.”

En tanto, el reconocido periodista deportivo Alejandro Apo, fuerte allegado a Víctor Hugo, dijo a Contexto: “Estamos viendo un hecho que es terrible. Esto es obra de decisiones privadas, de intereses que están dispuestos a acallar voces que critiquen, que juzguen y que opinen sobre los atropellos de este Gobierno. Por ello, una personalidad como Víctor Hugo Morales siempre ha sido una piedra en el zapato; un hombre decente y grandioso, que no sólo es el más grande relator de deportes que hemos tenido, sino que también es un escritor y un pensador”.

Además, Apo señaló la postura que el Gobierno ha mantenido frente a los medios de comunicación y el periodismo desde el comienzo de su gestión: “Ellos comenzaron desde un principio instalando este discurso del ‘relato del gobierno K’, del no revanchismo, del ‘diálogo’, de los globos y la alegría. Yo me pregunto: ¿qué es esta maniobra sino un relato de ataque al pensamiento diferente? Acallaron las voces de 678, Duro de Domar y Víctor Hugo”.

apo: “Esto es obra de decisiones privadas, de intereses que están dispuestos a acallar voces que critiquen, que juzguen y que opinen sobre los atropellos de este Gobierno”.

“Esto que ha sucedido –completó– es un triste símbolo de una Argentina muy difícil para la libertad de expresión. Así como en la fábula de la película El juego de las lágrimas, el escorpión pica a la rana que estaba a punto de salvarlo porque es la naturaleza del escorpión picar, está en la naturaleza de estos sectores políticos apretar a los trabajadores, abrir las puertas a los intereses concentrados. Ya ni siquiera les importa la imagen pública que dejen ni el costo que conlleve”.

Las cálidas palabras de José Pablo Feinmann

Por su parte, el célebre filósofo y escritor José pablo Feinmann también extendió sus palabras de apoyo y reflexión hacia Víctor Hugo Morales a través de una sentida carta publicada en Página/12. Allí, Feinmann escribe con su inconfundible estilo: “Querido Víctor Hugo, sos un valiente. Vi la forma en que te echaron de esa radio. Vi a un tilingo que desconozco con qué derecho te discutía y te enrostraba tu despido, tu expulsión de esa radio que era tuya por prepotencia de trabajo, por usar una expresión del querido Roberto Arlt, que también sufrió el agravio, el desdén de los poderosos, de los que naturalmente se creen los dueños de la Argentina”.

Continúa el texto: “La gente te quiere. Estás en el corazón del pueblo simple, que te da su amor sin pedir nada. Algo que lo vuelve complejo, único. Ganaste ese corazón cuando cantaste el gol de Maradona contra los ingleses”.