Hay un hashtag muy utilizado en la redes sociales que es #FinDeLaMetafora, que se usa cuando los hechos son tan simbólicos en sí mismos que no hay imagen metafórica que los supere. Bueno, la faja de clausura que fuerzas de seguridad pusieron este jueves en las puertas de la AFSCA es, sin duda, uno de ellos. Qué más agregar. Ni el guionista más optimista de Cambiemos hubiese imaginado un final tan contundente.

Pero clausurar la AFSCA también es clausurar una ley, la de Medios, y eso describe con exactitud la idea de gobierno de quienes asumieron el 10 de diciembre. “Ganó Macri. Ganó la patria Magnetto. Perdimos todos”, escribió en su cuenta personal de Twitter Fernando Torrillate, el director de Comunicación de la AFSCA mientras la Policía Federal desalojaba las oficinas de dicho organismo.

“El juez Ercolini, al clausurar el edificio de AFSCA, está suspendiendo la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”, twitteó Martín Sabbatella, titular del ente. A esa altura, y frente a un gran silencio mediático, la red social del pajarito era el único canal informativo abierto para seguir de cerca el avasallamiento que estaba en marcha.

El allanamiento de la AFSCA fue decidido por el juez federal Julián Ercolini tras un pedido del fiscal Carlos Stonerlli, quien decidió imputar a Sabbatella por “incumplimiento de deberes de funcionario público y abuso de autoridad”, por negarse a abandonar su puesto tras el decreto de intervención anunciado por Oscar Aguad, ministro de Comunicaciones.

Stornelli, que actuó por una denuncia del interventor designado por Aguad, Agustín Garzón, también pidió al magistrado que “garantice el orden público en las oficinas del organismo y que resguarde todos los documentos y bienes” de la AFSCA. Por eso la faja en los ingresos de las oficinas de Suipacha al 700 de Capital Federal.

Con los oficios librados, Sabbatella en ningún momento se mostró contrario a obedecer las actuaciones judiciales, pero sí batalló para que quede bien en claro la gravedad institucional que revestía el accionar de los uniformados.

En ese marco, se recordará seguramente por muchos años su diálogo con el comisario a cargo del operativo, el cual terminó por aceptar que también se suspendía la fiscalización sobre los medios y, por lo tanto, la Ley de Medios tal cual la aprobó el Congreso y ratificó la Corte.

“Incorporamos al acta que la clausura de AFSCA significa la suspensión, por parte del juzgado de Ercolini, de la LSCA. Un verdadero atropello”, dijo también en Twitter Sabbatella, casi en vivo y en directo. “Clausuraron la Ley de Medios. No tienen límites”, agregó en otro posteo. “Avisamos al juzgado sobre las consecuencias prácticas de clausurar el edificio y decidieron avanzar igual”, recordó.

“Clausuraron una ley democrática, votada por amplia mayoría, y ratificada por la Corte. Un atropello sin precedentes”, sumaba al mismo tiempo Daniel Larrache, director de Gestión, Administración y Desarrollo de la AFSCA y concejal de Ituzaingó.