Por Alejandro Palladino

El Frente de Artistas y Trabajadores de las Culturas, entidad de alcance nacional que articula un amplio abanico de frentes de la cultura popular y que fue uno de los principales promotores de la Ley Federal de las Culturas, realizó ayer una asamblea en el Centro Cultural de la Cooperación, en CABA, junto a representantes del colectivo de intelectuales de Carta Abierta, gremios y sindicatos de la cultura y participantes independientes, con el fin de defender las políticas culturales conquistadas en los últimos años y tejer estrategias de organización a tomar en el futuro próximo para que esos logros no sean barridos por el macrismo.

Este frente, creado en 2013 con una noción de la cultura plural, abierta a todos, sin mecanismos excluyentes, tomó la posta en cuanto a la puesta en marcha de la elaboración de la Ley Federal de las Culturas, en 2014, de la mano de la entonces ministra de Cultura de la Nación Teresa Parodi, y siguiendo la “receta” de la Ley de Medios: generar una participación amplia, diversa y de carácter federal, con 21 puntos fundamentales como meta.

Sus integrantes afirman que la composición del frente es la vinculación entre distintas militancias en la que cada grupo mantiene su autonomía: frentes de artistas, sindicatos y gremios de la cultura, entidades recaudadoras de derecho de autor, Universidades, editoriales, son los grupos que le dan forma a este colectivo que se dio cita ayer de manera autoconvocada y personal.

Las principales políticas sostenidas ayer en la asamblea como pilares que definen la gestión cultural kirchnerista desde 2003, y que deben ser defendidas, son la Ley de Medios, la Ley del Actor, la Ley Federal de las Culturas, el Instituto Nacional de la Música, la promoción y el sostenimiento de editoriales independientes, las conquistas en materia de derechos de autor, y, como punto de síntesis, la creación en 2014 del Ministerio de Cultura de la Nación (antes Secretaría), encabezado por la cantautora popular Teresa Parodi, elegida por la entonces presidenta Cristina Kirchner.

“Todos hemos participado desde distintas iniciativas –dijo a Contexto el poeta Juano Villafañe, uno de los referentes del frente–. Hemos propuesto mantener un espacio de coordinación cultural para defender las conquistas en la cultura de los ultimos años, y también para organizarnos para llevar adelante políticas culturales en las comunas, municipios, con pie en el territorio, y a su vez hacer un trabajo en las redes de la web para mantener la comunicación en la defensa de lo logrado, lo que está en discusión y lo que hay que profundizar y coordinar. Esos debates fueron las consignas de la asamblea”, señaló Villafañe.

Villafañe también sostuvo que “la cultura aporta puestos de trabajo, en su producción y distribución, y representa el 3,7% del producto bruto nacional. Frente al modelo privatizador de Cambiemos, de megaeventos que ha hecho el PRO en CABA, sin entrar al territorio de los barrios, no queremos que disminuya esa riqueza como tampoco perder los puestos de trabajo, que han crecido muchísimo en el último período”, concluyó.